The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Las historias detrás de los 10 favoritos en Eurovisión

Foto: RAFAEL MARCHANTE | Reuters

Es uno de los eventos televisivos más importantes a escala global, con la mayor audiencia del mundo por encima de la Superbowl. Más de 182 millones de espectadores vieron la final de la edición de 2017. Este 12 de mayo Eurovisión aterriza de nuevo en nuestras pantallas y en las redes, grandes impulsoras del reinventado festival del siglo XXI. España, que fue el país que más tuiteó sobre la edición en la que Salvador Sobral logró la victoria para Portugal, está entre los favoritos.

Las casas de apuestas llevan semanas ofreciendo datos sobre los preferidos para la final en Lisboa. Estos son los principales rivales de Alfred y Amaia y estas son sus historias:

 

1. Netta (Israel)

 

Netta es a sus 25 años la indiscutible favorita del concurso, a pesar de haber perdido algo de fuerza tras los ensayos oficiales. La representante israelí interpreta Toy, una canción original y que combina música pop, electrónica, k-pop, hip-hop, ritmos de Oriente Medio y algunos ruidos indescriptibles. Este eclecticismo lo lleva por bandera su intérprete, Netta, que ha conquistado a una gran masa de eurofans gracias a su talento pero también a su desafío a los cánones de belleza. Netta llega al escenario del Altice Arena de Lisboa tras ganar la quinta temporada del talent show israelí HaKokhav HaBa. La biografía de Netta es cuanto menos curiosa. Nació en 1993 en Hod HaSharon, en Israel, pero enseguida se mudó con su familia a Nigeria, donde vivió sus primeros cuatro años. Se formó desde muy pequeña en la Escuela de Jazz y Música Contemporánea Rimon y domina la guitarra, el piano y las mezclas musicales en su faceta como DJ. Con Toy, una canción que habla del empoderamiento femenino y la justicia social, Netta se posiciona como una muy probable vencedora del certamen. De ser así, Israel ganaría por cuarta vez el Festival de Eurovisión. La última vez que esto ocurrió fue en 1998 con Diva, de Dana International.

 

2. Alexander Rybak (Noruega)

 

El intérprete noruego, que está entre los destacados en las casas de apuestas, no es ningún yogurín. Alexander Rybak nació en la antigua Unión Soviética en 1986 y lleva la friolera de 27 años sobre los escenarios. Este cantautor de origen bielorruso conoce bien Eurovisión, y es que en 2009 ya representó a Noruega y logró batir el récord de puntos, así como alzarse con la victoria. No es el primer intérprete que repite en el concurso e intenta revalidar su triunfo. No obstante, es raro verle entre las primeras posiciones en las apuestas, ya que Eurovisión suele validar ese mantra de que segundas partes nunca fueron buenas: los que repiten suelen pasar sin pena ni gloria por el concurso. Rybak toca el piano y el violín – con este último instrumento logró ganar en 2009 –, y es un artista muy reconocido y querido en el país que lo acogió cuando tenía tan sólo cuatro años. That's How You Write A Song es el tema que él mismo ha compuesto y que defiende en Lisboa gracias a haber vencido en el tradicional Melodi Grand Prix. Esta canción con ritmos funk, muy diferente del tema que le hizo ganador en 2009, ha logrado colarse entre las grandes favoritas de cara al certamen. Si Rybak triunfa este 12 de mayo, sería la cuarta vez que Noruega consigue ganar el Festival de Eurovisión. La última fue precisamente la edición de 2009 en la que participó este intérprete.

 

3. Mikolas Josef (República Checa)

 

El jovencísimo Mikolas Josef ha llamado la atención de todo el mundo gracias a su canción Lie to Me y su arriesgada puesta en escena, que lo llevó incluso a lesionarse durante los ensayos. Ya recuperado, y con algunos cambios en su actuación para evitar sustos, el checo promete un auténtico show en el Altice Arena. Nacido en 1995 en Praga, Mikolas fue durante un tiempo un rebelde modelo que dejó esa industria por no estar de acuerdo con su forma de proceder. Josef abandonó ese mundo y sustituyó las pasarelas por las calles, en las que actuó como músico callejero en distintas ciudades europeas como Oslo, Zurich, Hamburgo o Viena. Sin saltos mortales pero con mucha energía, el representante de la República Checa y su característica mochila estarán muy probablemente entre los 10 primeros clasificados en la final. La República Checa debutó en el 2007 y nunca ha logrado quedar en primer puesto, por lo que de vencer en Lisboa, Mikolas Josef marcaría todo un hito en su país.

 

4. Madame Monsieur (Francia)

 

Francia es el primer Big Five que se cuela entre los 10 favoritos de esta edición. Su apuesta es Madame Monsieur, un dúo de pop compuesto por los galos Émilie Satt y Jean-Karl Lucas, que además de formar este tándem musical son matrimonio desde el año 2015. Madame Monsieur interpreta Mercy, un tema de denuncia social que cobra mucha relevancia en el marco europeo. La canción cuenta la historia de una niña refugiada que nació a bordo de un barco de rescate llamado Misericordia, cruzando el Mediterráneo. Émilie y Jean-Karl se conocieron en un bar de copas de Montmartre en 2008, cuando nadie podía decirles que estarían un día sobre el escenario más observado del mundo y muy cerca de devolverle la gloria a Francia, un país que pese a su larga tradición en el festival lleva un par de décadas muy regulares. Con 60 participaciones, Francia ha ganado en cinco ocasiones, la última en 1977.

 

5. Elina Nechayeva (Estonia)

 

La soprano Elina Nechayeva brinda el aire clásico a Lisboa. La canción La Forza ha logrado que el pequeño país báltico destaque entre las competidoras. Nechayeva presenta este tema íntegramente escrito en italiano y que camina entre la música clásica y el pop con una interpretación épica sobre el escenario. Pese a su formación clásica – estudió en la Academia de Música y Teatro de Estonia y se graduó en canto clásico –, la joven de 26 años tiene una larga trayectoria en programas de talento en su país y suele decantarse por el pop ópera. Estonia debutó en el Festival de Eurovisión en el año 1994, y ha logrado ganar el certamen en una única ocasión. Fue en la edición de 2001, con el tema Everybody de Tanel Padar y Dave Benton.

 

6. Benjamin Ingrosso (Suecia)

 

El jovencísimo de 20 años Benjamin Ingrosso lleva a Lisboa el tema “más 2018” del festival con Dance You Off. El representante sueco viene de una familia de artistas: es hijo de una actriz y de un compositor, y primo del internacionalmente conocido DJ Sebastian Ingrosso. Su victoria en el Melodifestivalen 2018 de Suecia le valió la participación en esta edición de Eurovisión. El país nórdico ha participado en 57 ocasiones en el Eurovisión, logrando la victoria seis veces, la última en 2015 con Heroes de Måns Zelmerlöw.

 

7. EQUINOX (Bulgaria)

 

La banda búlgara EQUINOX, compuesta por cinco miembros, representará a esta república del este de Europa. El grupo no lo forman únicamente cantantes búlgaros – sólo tres lo son –, sino que incluye también a dos intérpretes norteamericanos. En activo desde este mismo año – la banda se creó ex profeso para el festival –, EQUINOX interpretará Bones en Eurovisión, un tema algo oscuro pero que termina con tintes épicos. Una canción casi hecha a medida para esta ocasión. De ganar, EQUINOX lograría la primera victoria para Bulgaria, que participa en el concurso desde el año 2005.

 

8. Eleni Foureira (Chipre)

 

La griega de 31 años Eleni Foureira representa este año a Chipre. Foureira fue elegida de forma interna por la cadena nacional chipriota para representar a la isla mediterránea. Eleni Foureira nació en la ciudad albanesa de Fier en 1987, bajo el nombre de Entela Fureraj, para más tarde trasladarse junto a sus padres a Kallithea, un municipio al sur de Atenas. Ha sido modelo, pero su gran popularidad la alcanzó en Grecia gracias a su condición de cantante. Al principio, optó por esconder su condición de albanesa – la albanofobia está muy extendida en Grecia –, pero cuando logró esa popularidad que mencionábamos decidió hacer públicos sus orígenes. Lleva a Lisboa un tema con un título en español, Fuego, y podría lograr con él la primera victoria de Chipre, que participa en Eurovision desde 1981.

 

9. Ermal Meta e Fabrizio Moro (Italia)

 

Italia presenta este año a un dúo compuesto por dos reconocidísimos intérpretes en el país transalpino: Ermal Meta y Fabrizio Moro, que llegan a Eurovisión tras ganar el Festival de San Remo. Ermal Meta nació en 1981 en Albania, aunque con 13 años se mudó con su familia hasta Bari, en el sur de Italia. Estudió piano y guitarra por la influencia de su madre, violinista profesional, y es el autor muchos grandes éxitos italianos. Fabrizio Moro nació en 1945 en Roma y es otro gran conocido de la música italiana y cuenta con más de 20 años de trayectoria. Juntos presentan Non mi avete fatto niente, un tema que habla sobre las guerras y sobre los ataques terroristas en Europa – la letra nombra a las ciudades de Londres, París, Niza, El Cairo y Barcelona –. Si este dúo lograra el primer puesto, se sumaría a las dos victorias de Italia en Eurovisión. La última fue en 1990 con el tema Insieme: 1992 de Toto Cutugno.

 

10. Jessica Mauboy (Australia)

 

Jessica Mauboy representa a Australia en su cuarta participación en el concurso. Mauboy, una actriz y cantante de 28 años, ya tiene experiencia en Eurovisión. En 2014, cuando el país oceánico participaba de manera simbólica, la cantante interpretó la canción Sea Of Flags. Este año regresa con We Got Love, un tema que le ha valido estar entre las favoritas. Australia, que participa oficialmente desde 2015, nunca ha ganado el Festival de Eurovisión.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.