La rave de Miss Caffeina en La Riviera

Cultura

La rave de Miss Caffeina en La Riviera

En el penúltimo concierto de su gira Detroit, Miss Caffeina revolucionó la Sala Riviera con un espectáculo en el que hubo sorpresas de todo tipo. Tres actos, con tres escenarios diferentes y tres sonidos muy distintos protagonizaron una fecha muy especial para los fans de Miss Caffeina.

por Beatriz Guillén Torres y María Hernández

Detroit le ha cambiado la vida a Miss Caffeina. La ciudad, el disco, la gira. Lo que han sido «los dos mejores años» de su vida están llegando a su final. Y la Sala Riviera es el escenario de esta despedida. En el primero de los dos últimos conciertos de este año hubo sorpresas. Ya nos lo habían avisado. El grupo logró llenar la sala, en la que alrededor de 2.000 personas volaron al ritmo la música de Alberto, Sergio, Álvaro y Antonio. “Todas las canciones de los discos anteriores no me apetece cantarlas. Luego cuando ves la reacción del público, tú también te mimetizas y te emociona”, había contado Alberto a The Objective entre risas hacía unas semanas. Pero lo hicieron, sonó Capitán, 19, y Ley de Gravitación Universal. Aunque, de nuevo, sin duda, Detroit fue el protagonista.

Tres actos, con tres escenarios y tres sonidos para esta fecha de despedida tan especial para los fans de Miss Caffeina.

I. Room

El concierto empezó a un ritmo tranquilo, íntimo, calentando motores con el primer acto, Room. A base de ritmos lentos y melodías suaves, Miss Caffeina fue poco a poco ganándose el calor de su público y comenzó a incluir en su repertorio alguna versión de sus canciones favoritas. Con un tema de Michael Jackson, Alberto, el cantante, demostró que es capaz de fascinar a sus fans por igual en inglés y en español.

La rave de Miss Caffeina en La Riviera 1

Alberto, el cantante, durante la primera parte del concierto. | Foto: María Hernández/ The Objective

Después comenzaron las sorpresas. El escenario solo ocupado por Alberto, su voz y su guitarra. “Quiero hacer algo que no hago nunca, y es cantar solo”, dijo la voz de Miss Caffeina. “La voy a tocar como se creó, con sus fallos, porque yo no soy guitarrista”, añadió antes de cantar 19, una canción de 2013 a la que el cantante tiene especial cariño.

Sin pausa, otras dos canciones: una antigua, N=1, una nueva, Agua. Y entonces, cayó el telón.

II. Rock

«Bienvenidos al futuro que mandamos al infierno». Bienvenidos a Detroit. Ya no era solo Alberto, era la batería, las guitarras, las luces, el escenario grande, rockero. Era La Riviera en plena revolución. «Mi reino por poder volver a ese momento». Desierto demostró como el último disco de Miss Caffeina es mucho más que un par de hits. «Quisiera congelarte justamente en este instante en que eres mágica y fugaz», a coro.

En el principio de esta segunda parte fue cuando los chicos de Miss Caffeina aprovecharon para agradecer el apoyo y cariño de sus seguidores. “Habéis hecho de estos dos últimos años los mejores de nuestra vida”, dijo Alberto, provocando un gran aplauso en toda la sala. En honor a estos dos bonitos años empezó a sonar Time of my Life. Durante unos minutos, las pantallas de la Sala Riviera mostraron las imágenes de la mítica película musical Dirty Dancing a la vez que el grupo interpretaba una de las canciones más recordadas de este clásico del cine.

La rave de Miss Caffeina en La Riviera 2

Los chicos de Miss Caffeina aprovecharon este acto para tocar sus canciones más rockeras. | Foto: María Hernández/ The Objective

“Esta canción nos llegó por WhatsApp”, cuenta Alberto. “Álvaro nos dijo ‘chicos, he compuesto mi primera canción para Miss Caffeina’, y nosotros nos acojonamos porque no sabíamos por dónde podía salir”, dijo, presentando así uno de sus últimos y mayores hits. «Paparapapa, parapapapa», tararea. Sí, Ácido fue otro de los grandes momentos del concierto.

Y, por fin, rasgan la guitarra y llega el te-ma-zo. “Hay buenas canciones, hay temazos y hay hits y esto es un puto hit, es la realidad”, nos había contado hacía unas semanas Álvaro. Mira cómo vuelo es un temazo, las cosas como son”. El temazo que hizo, casi literar, flotar, volar, a La Riviera. Ha sido una de las canciones más escuchadas en las radios españolas en los últimos meses. Menudo final de acto.

III. Rave

Lo anunciaron en letras moradas gigantes: RAVE. Es la última y más psicodélica parte del concierto. El grupo llegó cargado de lentejuelas y de energía. Haciendo honor al nombre del acto, una tarima con una mesa de mezclas se convirtió en el escenario de un DJ que dio un ritmo a las ya de por sí bailables canciones de Miss Caffeina. Fue el turno de canciones como Los lobos o una versión de la canción Freed from Desire.

La rave de Miss Caffeina en La Riviera 3

Miss Caffeina llenó la sala La Riviera en su penúltimo concierto de la gira. | Foto: Beatriz Guillén/ The Objective

¿Era el final? Faltaba la gran sorpresa final. Cuidado, alerta spoilers.

«Siempre te encuentro aquí», parecía que le decía Alberto a Iván Ferreiro. «Siempre te imagino aquí», le contestó el gallego. Menudo final de noche. Solo pudo mejorar cómo lo hizo. Con una versión aún más animada de Mira cómo vuelo. Lo bueno si repetido, dos veces bueno.

Qué manera de volar, Miss Caffeina.