The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

5 razones por las que ver 'La casa de las flores', el nuevo fenómeno de Netflix

Foto: RRSS | RRSS

Sin duda, La casa de las flores es la nueva sensación del verano. Solo basta con meterse en las redes sociales para ver todas las conversaciones que ha generado. Esta comedia dramática, dirigida por el mexicano Manolo Caro, ha llegado con fuerza para consolidar de nuevo el culebrón latinoamericano tan en el ADN de la generación millennial. Y es que sólo unos días han bastado para que los De la Mora se coronen como el fenómeno seriéfilo de finales de agosto.

En 13 capítulos, cada uno con nombre de planta, esta comedia negra nos presenta los conflictos criminales, amorosos y éticos de esta familia dueña de una florería de élite en el barrio más acaudalado de Ciudad de México. Una historia familiar que tiene lugar entre aromas a petunias, narcisos y tulipanes –y también marihuana– donde los secretos  y los dramas fluyen como la espuma. Y aunque suena a dramón –no pasa ni un minuto en la serie cuando ya hay una desgracia– durante los 30 minutos que dura cada uno de los capítulos lo único que hay asegurado son las risas.

Divertida, caricaturesca y optimista, La casa de las flores, que se puede ver en más de 190 países, tiene muchas razones por las que disfrutar de ella en un buen maratón. Analizamos algunas de ellas para que no te quedes fuera de la tendencia más 'chismosa' del momento.

La telenovela vuelve con fuerza

Mucha polémica ha habido con que si La casa de las flores es una telenovela o una serie. Sin embargo, hasta el mismo creador de esta comedia dramática ha confesado en una entrevista a El País que es "coherente" y "genuino" incluirla en el género de la telenovela. Sin duda es un melodrama, mucho más cool, eso sí, que a los que estamos acostumbrados, que ha conseguido que nos enganchemos de nuevo a esta categoría. Y es que lejos de ofrecernos esa estructura vieja y casposa, La casa de las flores recupera la índole polarizada del 'malo-bueno', 'pobre-rico', 'traición-generosidad' con que se construye el guión clásico del género y lo pone a funcionar en un producto que nos fuerza a mirarlo desde la ironía abordando temas que aún son tabú para ciertos sectores de la cultura mexicana, como la homosexualidad.

Con el matriarcado como eje central de la trama, sus protagonistas son las grandes joyas de esta producción. Y es que esta comedia ha logrado reunir a personajes con trayectorias importantes, como Verónica Castro y Cecilia Suárez, como a jóvenes promesas como Aislinn Derbez. Además, incluso podemos ver a un excelso Paco León con un controvertido personaje que encarna a una mujer transexual.

Paulina de la Mora 

Aunque la gran estrella de La casa de las flores es el icono latino y una de las actrices más emblemáticas de la televisión mexicana Verónica Castro –Virginia–, sin lugar a dudas, Cecilia Suárez –Paulina de la Mora– es la gran favorita de los seriéfilos de este drama. Hermana mayor que le gusta tener todo controlado y resolver los problemas familiares ella sola, su personaje ha dejado frases memorables como "no vamos a ser parte de esa cultura machista que humilla a las mujeres por tener vida sexual activa, naco". Sin embargo, si por algo se caracteriza este peculiar personaje es por su forma de hablar. Paulina de la Mora habla en sí-la-bas convirtiéndose en todo un ídolo de la cultura popular. Incluso ya tiene hasta un #PaulinaDeLaMoraChallenge al que no ha tardado en unirse.

Este tuit de Netflix España refleja muy bien el sentimiento que Paulina de la Mora despierta en los espectadores, y es que la mayor de los De la Mora ha provocado que ya no po-da-mos pa-rar de ha-blar a-sí.

Visibilidad LGTB

La casa de las flores es una tira inclusiva desde el primer capítulo al último en un momento donde la lucha de la comunidad LGTBI es cada vez más fuerte. En una sociedad tan conservadora como la mexicana, esta ficción de Netflix presenta a parejas homosexuales y bisexuales, así como a personajes transexuales, en un impulso por visibilizar sus problemas y, además, criticar la doble moral de la que a veces hace gala la sociedad.

Una de las tramas principales es la historia de Julián. El hijo menor de los De la Mora que monta todo un numerito al compás de A quién le importa de Alaska para salir del armario como bisexual.

 

Banda sonora

Fundamental es la banda sonora de este drama que, junto con los agudos diálogos, hará que te destornilles de risa en momentos impensables. Cada situación tiene su propia música, desde un funeral, hasta una de las actuaciones de las transexuales de La casa de las flores 'chica'.

Temas como Me colé en una fiesta de Mecano, Maldita Primavera de Yuri, El recuento de los daños de Gloria Trevi o  A quién le importa de Alaska y Dinarama se suman a otros como Es mejor así de Cristian Castro o Mío de Paulina Rubio, para reivindican la tolerancia, la libertad sexual y el respeto.

Spotify ya tiene la lista de reproducción completa. ¡Dale al play y desmelénate!

Equilibrio entre humor y drama

No hay capítulo sin drama, pero tampoco sin humor. Sin chistes ridículos, La casa de las flores logra un buen equilibrio entre lo cómico y lo trágico. Y es que los cambios entre las escenas dramáticas a las de humor no son forzados y el buen manejo de temáticas como la infidelidad, las drogas o el sexo, envuelto en un delicado humor negro, hace de esta comedia negra la serie perfecta para echar unas risas en un buen ambiente de tolerancia y concienciación.

 

 

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.