Juicio Gürtel: frases memorables para el recuerdo
Foto: Javier Lizon

Política y Conflictos

Juicio Gürtel: frases memorables para el recuerdo

La sentencia de la trama Gürtel (Época I) ha sido demoledora. La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a 351 años y 1 mes de cárcel a 29 de los 37 acusados en el juicio por la Época I, que comprende el periodo entre 1999 y 2005 del llamado caso Gürtel. A Francisco Correa, considerado el cabecilla, le caído la pena más alta: 51 años y 11 de meses de prisión.

por Marta Ruiz-Castillo

La sentencia de la trama Gürtel (Época I) ha sido demoledora. La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a 351 años y 1 mes de cárcel a 29 de los 37 acusados en el juicio por la Época I, que comprende el periodo entre 1999 y 2005 del llamado caso Gürtel. A Francisco Correa, considerado el cabecilla, le ha caído la pena más alta: 51 años y 11 de meses de prisión. El siguiente es Pablo Crespo, exdirigente del PP de Galicia, con una pena de 37 años y seis meses de cárcel. Para el extesorero y exsenador del Partido Popular (PP), Luis Bárcenas, la condena asciende a 33 años y cuatro meses de cárcel, además de una multa de 44 millones de euros; su mujer, Rosalía Iglesias, ha sido condenada a 15 años y un mes de prisión. Otros políticos condenados son Guillermo Ortega, ex alcalde del PP en Majadahonda, condenado a 38 años de prisión; 31 años para el exconsejero del Gobierno de Madrid Alberto Pérez Viejo, y para Jesús Sepúlveda, exalcalde de Pozuelo y marido durante muchos años de la exministra Ana Mato, 14 años de cárcel. Ésta ha sido condenada “como partícipe a título lucrativo”, al igual que el Partido Popular, en una decisión sin precedentes en España.

El PP, como partícipe a título lucrativo por los actos electorales que sufragaron las empresas del grupo Correa, ha sido condenado por “un enriquecimiento ilícito en perjuicio de los intereses del Estado, generándose una obligación civil de devolución”. Su presidente y jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, fue testigo de excepción y compareció en el juicio en medio de una gran revuelo mediático.

La sentencia absuelve, entre otros, a Álvaro Pérez ‘el bigotes’.

Las frases de Francisco Correa

Por los hechos juzgados en esta pieza, la sala considera probado que Francisco Correa “percibió 8.400.000 euros por contratos públicos adjudicados a sus empresas durante el periodo 2000-2008. Estos contratos generaron un importante perjuicio a las entidades públicas, por cuanto el precio del servicio que les fue prestado era mayor que el normal de mercado, por el superior margen de beneficio de las empresas de Correa y porque incluía como coste la comisión abonada para obtener las adjudicaciones”. Además, Correa ingresó 2.850.000 euros en concepto de comisiones por intermediar en favor de empresas ajenas a su grupo.

Don Vito

“Yo no he perseguido a nadie, ni soy ningún mafioso, a pesar de que dicen que me llaman Don Vito. Eso es mentira”…“A mí no me ha llamado nadie Don Vito. No sé quién se lo ha inventado. Pero vamos, que si yo tengo aspecto de Don Vito (se ríe) Yo he sido un trabajador. Yo he trabajado toda mi vida y punto”.

Organización criminal

“El subidón que tengo después de estar ocho horas declarando, porque demuestra cuál era mi actividad profesional y a lo que yo me ha dedicado durante tantos años. Yo no tenía ninguna organización criminal. Y si yo hubiera tenido una organización criminal, hubiera contratado criminales y yo lo que tenía era grandes profesionales a mi cargo».

Funcionamiento

“Venía un empresario, nos daba la licitación – ‘a ver si podemos conseguir que esta obra sea para nosotros’ – y yo se la pasaba a Luis Bárcenas, y Luis Bárcenas la gestionaba con el correspondiente ministerio, y si conseguíamos la adjudicación, el empresario pagaba un porcentaje del 2 ó 3 por ciento, y yo se lo llevaba a Génova».

 

Juicio Gürtel: frases memorables para el recuerdo

Francisco Correa | Foto: Susana Vera / Reuters

Cohecho y prevaricación

«Imbécil no soy. Pero desde luego yo no tenía la gran idea…porque, insisto, en el sector privado, se hace regularmente. Ahora menos, pero antes era todos los días».

«La primera vez que yo escucho la palabra cohecho y prevaricación, lo escucho cuando me detienen el día 6 de febrero o el día 9. Yo estaba en mi actividad, no soy abogado, yo lo que quiero es que mi empresa triunfe, que vaya muy bien. ‘Es que usted no sabía que cuando estaba dando una dádiva – se dice dádiva en el sector jurídico – o una comisión o yo hacía un regalo….pues mire usted, es que yo estoy cansado de hacer regalos a las grandes empresas que me dan mucho negocio. ¡Pero cómo no le voy a hacer un regalo a un señor que me está dando un volumen de negocio importante! ¡Es que eso es práctica habitual! Y a partir de ahí iniciamos una muy buena relación con el señor Sepúlveda, con Luis Bárcenas y, sí, con Jesús Sepúlveda tuve atenciones, tuvimos unas atenciones…le regalé un coche, realizaban viajes él y su familia con la agencia de viajes nuestra».

Relación con Bárcenas

“En el año 96, cuando llegó al Gobierno (el PP), efectivamente, Luis Bárcenas, hablamos él y yo: ‘tú tienes contactos con empresarios; yo tengo contactos con políticos, vamos a intentar hacer gestiones para cuando salen los concursos públicos de la Administración, intentar favorecer o adjudicar a algunos de estos empresarios que luego van a colaborar con el partido».

“Yo no sé la cantidad exacta que yo he llevado al Partido Popular correspondiente a haber gestionado obras y es verdad que, a veces lo entregaba en Génova, y a veces se lo entregué en su casa».

“Mi relación con Bárcenas se enfrió por cuestiones que no vienen a cuento, por la actitud y la forma de hacer las cosas que no me parecían correctas. Después de tantos años de trabajar juntos, creo yo que cuando tienes una relación de trabajo con un cliente durante 14 años o 12 ó 13, hay maneras de decir, poco a poco, ‘oye, mira, tu etapa aquí ya ha acabado, entra un nuevo presidente, ya llevas tantos años’; el estilo no fue muy correcto, no me gustó e iniciamos otras actividades».

Relación con el PP

«Yo me pasaba el día en Génova (sede nacional del PP); yo estaba más tiempo en Génova que en mi propio despacho, porque era tanta actividad. Acababa una campaña y empezaba otra, y cuando no, estábamos con Europa, o con un congreso. Yo estaba más tiempo allí…era mi casa, vamos».

“La relación directa con todos los políticos la tenía solo yo, nadie más. Quedaba con ellos y les daba el sobre».

“Creo que (la relación con el PP acabó) en el año 2004 ó 2005. Nosotros trabajábamos con todo el equipo de José María Aznar, y nombran presidente del partido a Mariano Rajoy. Pablo Crespo, yo creo que no tenía una muy buena relación con Mariano Rajoy en Galicia, y Pablo era el director general de nuestras empresas, dejó la actividad política y vino a trabajar con nosotros, y yo creo que no había química. Luego iniciamos en esa época una actividad con (el PP de) Valencia. Se fue Álvaro Pérez a trabajar a Valencia con Paco Camps, pero no con Génova.

Facturar o no facturar, esa es la cuestión

“No es que esto se hiciera exclusivamente con el Partido Popular, se hacía con cualquier partido político; no voy a nombrar a ningún partido aquí, aquí estamos con un tema del PP. Pero estos empresarios me decían ‘es que lo tengo que hacer mañana con el otro, entonces no quiero problemas’. O sea, que esto es una práctica habitual del país, del sistema. Y no existe sólo Francisco Correa como el que está sentado hoy aquí en este banquillo, haciendo ese trabajo; existen muchos Franciscos Correa».

“Todo el mundo copia en los exámenes hasta que lo cogen y lo expulsan. A mí me cogieron y estoy aquí sentado en el banquillo, y yo cometí un error: no facturar. Si yo hubiera facturado por mi gestión, posiblemente yo no estaría aquí sentado en el banquillo o estaría sentado de otra manera porque, efectivamente, yo lo cobraba en B, pero no me querían facturar los empresarios, ninguno de esos empresarios. Yo gestionaba directamente con muy pocos empresarios, la otra persona que gestionaba conmigo era Plácido Vázquez».

Juez Garzón

«Efectivamente, cometí esas irregularidades haciendo y utilizando los buenos contactos que yo tenía en la casa (el PP). Las empresas fueron cerradas el día 6 de febrero como si fuéramos un laboratorio de cocaína. No, mire usted. Yo no tengo nada en contra de don Baltasar Garzón, absolutamente nada. De verdad, lo digo de corazón. Pero, hombre, me podía haber llamado, las empresas podían haber seguido funcionando. Yo hubiera dicho la verdad. ‘Mire usted, me ha cogido con el carrito de helado, me ha cogido usted con dinero en Suiza, y que lo tengo, no lo he declarado».

«Es verdad que he ganado mucho dinero, también fuera de España, he ganado muchísimo dinero fuera de España en EEUU, en Colombia – no con el narcotráfico – en Venezuela y no lo he declarado en España, tenía obligación de declararlo porque pasaba más de 283 días en España, pero por negligencia, por dejadez no tomé la residencia fuera, pero bueno….volviendo aquí, no tienen nada que ver las empresas con mi actividad personal. Las empresas han actuado muy correctamente, muy profesionalmente».

Fitur Valencia y las corbatas de Camps

“Se ha comprobado durante ocho meses (se refiere al juicio de la pieza separada de Valencia), se ha visto claramente que ha sido un trabajo profesional. Cinco años haciendo un estanque. Hemos sido pioneros en Valencia. Fueron técnicos del partido socialista de Andalucía a decir que eso fue un trabajo excepcional. ¿Que nos lo dieron porque le regalamos una corbata a Paco Camps? Sólo había que haber visto la escenografía del año 2003 ó 2004 y se hubiera evitado el juicio, y se hubiera evitado una cantidad enorme de dinero al Ministerio de Justicia de este país. Si es que simplemente con ver lo que hicimos nosotros…¿que luego le regalamos una corbata a este señor?, ¡pues a lo mejor le regalamos cinco corbatas! ¿Pero dónde está el problema? Si yo estoy habituado a regalar en Nochebuena; cuando yo trabajaba en el sector privado, teníamos una actividad a final de año para hacer una lista y Loewe tenía un departamento de regalos de empresa, El Corte Inglés otro departamento de regalos de empresa, y todo el mundo en Nochebuena regala a todo el mundo, y con nosotros, en los regalos de empresa se ha hecho una cosa increíble…que yo iba a veces a empresarios y decía ‘ya no podemos regalar nada en Nochebuena’, pero si desde que yo era un niño en Nochebuena se regalan cestas de Navidad, vinos…pues a este señor a lo mejor le regalamos una corbata en Nochebuena, pero de ahí a que nuestras empresas trabajaban para hacer cosas irregulares … posiblemente en Valencia hicimos cosas irregulares con la financiación del partido».

Las frases de Luis Bárcenas

Dentro del entramado de empresas que Francisco Correa crea a su alrededor en lo que la
sentencia denomina “un auténtico sistema de defraudación del erario público”, Luis Bárcenas era una “pieza fundamental” porque con su presencia, desde dentro del partido, podía acercarse a quien en cada caso convenía para conseguir la adjudicación correspondiente, “de cuya ejecución se incrementaba en la cuota fijada, que luego se repartía entre quien tenía relación en ella, y del que el propio partido recibía su correspondiente beneficio”. Además, la Sala considera acreditado que Bárcenas “nutrió sus cuentas de Suiza con fondos provenientes de comisiones que recibió por su gestión e intermediación, aprovechándose de los cargos públicos que ostentó, en contrataciones públicas irregularmente adjudicadas”.

Gastos

“La realidad es que no tengo gastos, porque la actividad mía profesional, los gastos míos los soportaban terceras personas, y en cuanto a mi actividad dentro del partido, prácticamente las comidas, las cenas y la mayor parte de esa actividad la soportaba el Partido Popular».

“El remanente de liquidez es ahorro; yo siempre he querido tener una cantidad en efectivo porque a partir de un momento determinado me dediqué a las actividades del arte y en algún momento he retenido alguna cantidad en efectivo – procedente de alguna obra de arte – para tener liquidez para dedicarla a actividades que no quería soportar a cargo de mi sueldo».

Juicio Gürtel: frases memorables para el recuerdo 1

Luis Bárcenas. | Foto: Andres Kudacki / AFP

“A partir del 2001 es cuando empiezo a tener liquidez en casa. En 2003 hubo una primera crisis del sistema financiero, yo tenía cierto nivel de preocupación y quise tener liquidez por si tenía algún tema extraordinario; he mantenido una reserva de liquidez anual en torno a los 25.000 euros o 30.000 euros pero de forma constante (…) que guardaba en mi casa, en el despacho, en una caja fuerte pequeñita que tengo».

Relación con Correa

«No tengo ninguna relación con Francisco Correa, absolutamente. La tuve en su momento, era una relación profesional, de proveedor-empresa entre el año 1993, me parece, hasta el año 2003, cuando se rompe esa relación».

“La causa real (por la que se rompe la relación con Correa) es la acusación que hicieron dos personas ante el presidente del partido y el tesorero nacional de que el señor Correa se dedicaba a la intermediación utilizando el nombre y a cargos del partido».

Labores policiales

“Yo no me he dedicado a tareas policiales nunca, yo me he dedicado toda mi vida a la gestión de los recursos del partido y a la administración de los recursos que se ponían a mi disposición por parte del tesorero, exclusivamente».

Camps y el bigotes

“(Hubo) una llamada de Francisco Camps a Álvaro Lapuerta y le dice que él trabaja con una empresa que se llama Orange Market, perdón pero es lo que me dijo Álvaro Lapuerta que le dijo Camps, un ‘genio que se llama Álvaro Pérez, que es una persona muy creativa, que trabaja con unos precios ajustadísimos y que, desde luego, él va a seguir trabajando con el señor Pérez y con la empresa Orange Market’. Yo creo que Álvaro le autoriza y por eso sigue trabajando con Orange Market».

Empresario y yerno

“El empresario era el dueño de una empresa que se llamaba Liquas que tenía muy buena relación con Álvaro Lapuerta y al que Álvaro Lapuerta, si no recuerdo mal, había conocido a través de una señora que fue diputada nacional y concejal del Ayuntamiento de Madrid que se llama Carmen Rodríguez Flores. Sobre el yerno no llego a ese nivel; sí sé que era un extenista, que tenía un club de tenis creo que en Pozuelo, un club al que iba el señor Rajoy de vez en cuando y tenían una relación de amistad».

Special Event y los pagos del PP

“Jamás en la sede del PP, el señor Correa y su empresa han recibido dinero alguno sin declarar, jamás; estaría reflejado en alguna anotación mía y no lo está».

“De la sede central del partido, todo lo que se pagaba, se pagaba oficialmente; no había necesidad de pagar de otra forma porque se recuperaba por la vía de las subvenciones lo que se había gastado».

(Sobre el dinero negro que el PP pagaba a determinados proveedores, según dijo en una declaración anterior) “No sé a qué me refería. Las declaraciones en las que yo hice esas manifestaciones en abril del 2012 eran muy especiales y no recuerdo a qué me refería».

Dinero en efectivo, comisiones y donativos

“Nunca recibí dinero en efectivo de Crespo, al que apenas conocía, o el señor Pérez».

“Para el PP en ningún caso (recibí dinero en efectivo de Correa) y para mí, tampoco. Lo que ha dicho el señor Correa son vaguedades, desde mi punto de vista, y cuando habla de adjudicaciones a OHL y ACS no concreta nada, absolutamente nada».

“Niego la mayor, la menor y la intermedia. No he recibido absolutamente nada del señor Correa ni para mí ni para el PP».

“Es imposible (que yo hiciera entrega de dinero a empleados públicos). Las funciones mías en el partido como gerente no me permitían tener capacidad de interlocución con nadie en el ámbito político. El gerente se dedica a administrar, no es interlocutor con alcaldes, no es interlocutor con ministros».

“Si hay algo que ha quedado perfectamente acreditado a lo largo del procedimiento incluso en las obras que hay con iniciales en las que se pretenden identificar a algunas personas, es que en los procesos de adjudicación de esas campañas, los informes dicen que no ha habido prevaricación, y si no hay prevaricación, a cambio de qué se entrega el dinero, o es que los empresarios son idiotas y entregan el dinero sin que nadie haga algo por ellos».

“Los empresarios, todos los empresarios y a todos los partidos políticos quieren echar una mano. Siempre que el empresario en cuestión llegaba a entregar el donativo, entregaba el donativo, Álvaro Lapuerta – una persona completamente honesta – les decía expresamente que tuviesen claro que aceptaba el donativo pero que no tenía carácter finalista y, si en algún momento – y eso guarda relación con el para qué le daban el dinero – ¿para qué? para tener relación con el tesorero del partido. Con qué objeto, pues en algún momento determinado para lo que hacemos todos en nuestras respectivas actividades, el médico, el fontanero, y cualquier persona; si una persona con la que tienes relación y en un momento determinado te dice entre comillas que te abran una puerta, que te reciban, algo absolutamente inocuo, para ese tipo de gestiones, pero, desde luego no condicionando a nada (…) es normal, no hay que sacar las cosas de quicio».

ACS y OHL

«Me hubiese gustado escuchar al señor Correa de la obra concreta que se le ha adjudicado a ACS y a OHL, las cantidades devengadas por estas empresas que, según él, se las entregan a Plácido Vázquez, que este le entrega a él y éste a su vez me entrega a mí para el partido y para mí. Ese nivel de concreción que es el que permitiría defenderme de una acusación infundada yo no lo he oído aquí, en cualquier caso es una idiotez, porque teniendo el nivel de interlocución que tienen el señor (Florentino) Pérez, presidente de ACS, y el señor Villar Mir, presidente de OHL, al máximo nivel en el partido, pudiendo disponer de una cosa que se llama el palco del Bernabéu por donde pasan ministros de todos los partidos, pensar que el señor Villar Mir o el señor Florentino Pérez van a utilizar al gerente del partido y al señor de la agencia de viajes del partido para que le organicen la adjudicación de obras públicas, no se lo cree nadie, es una auténtica broma».

Contabilidad extracontable y los papeles de Bárcenas

“Sí, hay unas anotaciones que llevaba Álvaro Lapuerta por una parte y yo por otra que era una contabilidad, digamos, por partida doble en el sentido físico, él tenía un documento y yo otro, en el que él anotaba las cantidades que se recibían como contable, y yo también».

“(Esas anotaciones) corresponden a que había determinadas donaciones que recibíamos y el señor Lapuerta y yo anotábamos quién entregaba las cantidades y el uso que se hacía de ellas».

«Era una contabilidad extracontable del Partido Popular»- Bárcenas

“Eran donativos que no tenían carácter finalista, que no eran a cambio de nada, no se correspondían con haber hecho una gestión ni nada por el estilo, no tenían absolutamente ningún carácter finalista pero que se anotaba, evidentemente; no se contabilizaba oficialmente, es obvio, pero se llevaba un control de entradas y salidas porque Álvaro Lapuerta, como tesorero nacional del partido y máximo responsable de todas las cuestiones económicas, quería tener la certeza de que esto, que era un tema delicado, estaba bien controlado».

“Era una contabilidad extracontable del Partido Popular, claro”.

Apropiación indebida

“Es falso por distintos motivos (…) Es imposible que yo detraiga nada, absolutamente nada personalmente (porque) esa contabilidad extraoficial de la que hemos estado hablando refleja unos ingresos de unas personas que quieren ayudar al partido y unos gastos que soportan esa contabilidad extracontable. Esas anotaciones – ingresos, gastos y saldo que se va acumulando – se visan permanentemente, periódicamente, tanto por el tesorero Álvaro Lapuerta como por mí. Eso impide que yo me pueda quedar nada porque Álvaro Lapuerta es su responsabilidad el control sobre los fondos digamos no oficiales del partido. Si lleva el control de los fondos oficiales, mucha más responsabilidad tiene y mucho mayor control quiere tener sobre los fondos extraoficiales y se empieza a hablar de connivencia».

Las frases de Álvaro Pérez, el bigotes

El que fuera responsable de Orange Market, una de las empresas de Correa, que trabajó a las órdenes de Francisco Camps para el PP de Valencia, encausado en la pieza separada de la Gürtel valenciana, ha sido absuelto en la primera sentencia de la trama.

La trama valenciana

“Me encontré un día en un hotel al señor Camps; estábamos en un mitin, en un acto que estábamos haciendo y me encontré al señor Camps al que conocía porque me lo había presentado Alejandro Agag y entonces ‘¿qué tal?’ ‘bien, pues mira, estoy harto, no puedo más, estoy cansado, no veo a mi familia, no veo a mi hijo, me quiero ir’ y me dijo ‘vente a Valencia, en Valencia hay mucho trabajo’; no era presidente de la Comunidad Valenciana todavía (…) ‘llevas los actos del PP’. Quedó en mi cabeza y me lo pensé, y me contrataron para hacer la campaña que llevó a la Presidencia al señor Camps y todos esos mítines los fui haciendo yo y empecé a entablar una amistad con el señor Camps que no tenía anteriormente; llegó un momento en que me dijo ‘vente a vivir a la Comunidad Valenciana’, vais a tener una calidad de vida que no tenéis en Madrid, vente’. Hablé con mi mujer, empecé a pensarlo y pensarlo hasta que llegó un momento en el que le dije a Correa que me iba de Madrid, que no podía más, y que me iba a Valencia. Así se decidió, tan sencillo como esto».

«(La persona que ideó el sistema de pagos fue) Francisco Camps. Es el único que podía hacerlo. Él era el que me pedía el trabajo siempre, me decía ‘vas a hacer esta campaña, vas a hacer esto, vas a hacer lo otro’ porque yo le lloraba, era mi amigo en esa época. En el partido el que decidía si yo hacía una campaña, sí (era Camps)».

«(Además de Camps estaba) su jefa de gabinete, Ana Michavila. Si conocía el funcionamiento del sistema no lo sé, pero mandaba más que el presidente».

Juicio Gürtel: frases memorables para el recuerdo 2

Álvaro Pérez. | Foto:: Kai Foersterling / Reuters

«Delante de mí llamaban al presidente (Camps) y le decían: ‘Oye, que está aquí Álvaro’. Y decía: ‘Pues darle el acto del domingo’. Y ya está, otro cacahuete al mono».

«Vicente (Rambla) no se mojaba ni por nada ni por nadie, le tirabas al agua y salía seco».

Empresarios

“Algún empresario me ha llegado a decir a mí a título privado que era Juan (Cotino) el que le decía ‘tienes que hacer esto’. A mí me llamaban y me decían: ‘oye, te va a llamar el de las magdalenas y ya te dice él cómo lo haces’. Ese era el protocolo».

Sistema de facturas

“Todo lo que se facturaba era de trabajos realizados, o sea, los trabajos se habían realizado. Lo que no se facturaba era a quien no tenías que facturar, a empresarios».

Regalos

Bolso para Ana Mato: “La firmita esa sí es mía. La letra no sé. (Y el importe) 180, barato ¿eh?».

Disposiciones de pago

“Era imposible (que yo ordenara pagos en la empresa), me da con un palo José Luis (Izquierdo) si yo voy a pedirle dinero sin una autorización. Yo no podía pedir 150 euros para echar gasolina para irme a un acto si no estaba firmado y autorizado por alguien. Porque era así la norma pero conmigo más porque no se fiaban de mí nunca».

Bárcenas

“Cuando yo empecé a trabajar con el señor Correa no sabía ni que existía (Bárcenas). Yo iba a Génova y cuando iba era para discutir temas sobre cómo iba a desarrollarse el evento y lo hacía siempre con el señor Sepúlveda y en algunas ocasiones con el señor Juan Carlos Vera».

Relación con el PP

“Yo del Partido Popular (he recibido) disgustos cuando trabajaba para Correa porque curraba de día y de noche, o sea, me han visto cientos de periodistas durante horas y horas y horas trabajar en los patios de butaca de los teatros montando los mítines; me he dejado mi vida durante años y lo saben todos, no lo cuentan pero lo saben».

“He trabajado como un condenado y he trabajado muy bien, con éxito absoluto porque éramos los mejor trabajando, yo, además, era muy bueno».

“La presión es tremenda, no es lo mismo trabajar para Coca-Cola que trabajar para el PP».

“Yo estaba para eventos, para los mítines diarios del Partido Popular, no estaba para cumpleaños».

“Caca de vaca es lo que me daban a mí».

«Tenía una tarjeta de seguridad del PP para no tener que pasar los controles y la sigo teniendo por si acaso alguien la necesita».

Otras frases inclasificables

“Como me atizan tanto, es que tengo la espalda como un gladiador».
“Lo que quieran decir en la tertulias de televisión, los ‘tontulianos’ hablarán y hablarán».
“De cajas sólo sé de zapatos, con zapatos dentro».
“Siempre que hablábamos de bizcochos o de magdalenas o de tartas, era de dinero».
“Señoría, estoy haciendo un esfuerzo con mi vejiga porque ya sabe que me han operado de cáncer de próstata, aunque no se lo crean los medios de comunicación, he intentado traer el tumor pero no he podido…se lo pido por favor, es que a veces me tendré que levantar».
“Presidente, si ve que mi vehemencia me lleva al desastre, me avisa porque hay que contenerme, hay que sujetarme en corto, se lo pido por favor; si se me escapara algún taco, también se lo pido por favor…no me lo permita, pero soy defensor del taco como Camilo José Cela y de ir sin calcetines».
“Llevaba los pantalones meados porque me hice pis encima del miedo que pasé en el calabozo donde me metieron con otros cuarenta y tantos presos».

Las frases de Mariano Rajoy, testigo de excepción

El presidente del Gobierno compareció como testigo en el juicio y lo hizo con la inestimable ayuda del presidente del tribunal Ángel Hurtado y sus constantes ‘no procede esa pregunta’, ‘la pregunta no es pertinente’ y ‘no quiero entrar en debate con los abogados’, ‘vamos, vamos, siga con otra pregunta’.

Para el tribunal, el PP debe ser condenado como partícipe a título lucrativo por los actos electorales que sufragaron las empresas del grupo Correa en las localidades madrileñas de Majadahonda y Pozuelo cuando Guillermo Ortega y Jesús Sepúlveda eran candidatos a esas alcaldías. Por eso, condena al partido que preside Mariano Rajoy a “abonar 133.628,48 euros por los actos llevados a cabo en Majadahonda y 111.864,32 euros por los de Pozuelo, al haberse constatado que se produjo un enriquecimiento ilícito en perjuicio de los intereses del Estado, generándose una obligación civil de devolución”.

Doble contabilidad del PP

“Absolutamente ninguna” (información sobre la posible caja B del PP). “Como he dicho antes, jamás me he ocupado de ninguna cuestión de incompatibilidad, de contabilidad. Lo único que me importaba a mí era que los informes del Tribunal de Cuentas fueran unos informes positivos que nos dijeran que las cuentas estaban bien y punto porque mis responsabilidades son políticas, no son de contabilidad».

Juicio Gürtel: frases memorables para el recuerdo 3

El PP ha sido condenado en la primera sentencia de la Gürtel. | Foto: JuanJo Martin / EFE

Papeles de Barcenas

“Son absolutamente falsos. Cobrábamos un sueldo de diputado y bastantes personas tenían un complemento que abonaba el partido y que se declaraba a Hacienda. Cuando entramos en el Gobierno se dejó de cobrar ese complemento porque no se podía hacer».

Relación con Bárcenas

“La reunión se produjo a mediados de 2010 cuando el señor Bárcenas ya había abandonado su puesto de tesorero y el señor Bárcenas, no sé si por mediación del señor (Javier) Arenas o bien directamente dijo que le gustaría tener una reunión para despedirse, conmigo, con su mujer y con el señor Arenas. Me pareció razonable celebrar esa reunión, entre otras cosas porque el señor Bárcenas llevaba trabajando 30 años en la casa (el PP). La reunión fue una reunión en la que el señor Bárcenas, después de haber dejado su puesto de tesorero hace unos meses, después de haberse dado de baja en el partido, cedía el cargo de senador, abandonaba su trabajo en el partido, en fin, quería despedirse, fue una reunión en la que nos explicó que estaba en una situación difícil, que se iba a dedicar a defenderse, que le iba a dedicar tiempo a los abogados y punto».

“En esa reunión, creo recordar que él, sí, efectivamente, lo planteó (que quería mantener coche, secretaria y despacho en el PP) pero debió ser, fue en la última parte de la reunión, 30 segundos, nos dijo que necesitaba una sala para meter sus documentos y sus papeles y que luego ya los retiraría, que se le podía dejar el coche del partido durante algún tiempo mientras no iniciaba su nueva vida, bueno, nos pareció razonable hacerlo».

«(Me enteré de que tenía cuentas en Suiza) cuando lo vi en los medios de comunicación».

SMS a Luis Bárcenas

Mensaje 1:‘Luis, nada es fácil, pero hacemos lo que podemos. Ánimo’ (abril 2012):
“Yo he respondido a los mensajes del señor Bárcenas, estábamos en otro contexto temporal diferente al de ahora, porque tengo por costumbre responder a los mensajes que me manda la gente y lo hago porque tienen mi teléfono. Era una respuesta a ese mensaje y a otro en el que él expresaba sus dificultades y que estaba en una situación compleja. Le he contestado y eso es todo, podía haber utilizado esa frase u otra frase cualquiera, no tiene ningún significado ninguno».

“Hacemos lo que podemos significa lo que exactamente significa hacemos lo que podemos. Hacemos lo que podemos significa que no hicimos nada que pudiera perjudicar a ningún proceso».

Mensaje 2: ‘Luis, lo entiendo, sé fuerte. Mañana te llamaré’
“No lo llamé. No se acierta siempre en la vida. Uno mando muchos mensajes pero no hice absolutamente nada, hasta el punto no lo hice que no lo llamé».

Correa

“No lo conocía, estoy absolutamente convencido de que lo habría visto en algún acto público pero, desde luego, no he tenido ninguna relación con él, ni vino a mi despacho ni estuve en ninguna negociación o discusión pero supongo que sería por una razón perfectamente entendible, es que como le he dicho en numerosas ocasiones yo nada tenía que ver con las actividades económicas del partido».

“Si lo conocía era única y exclusivamente de saludarlo en un acto público, cosa que tampoco puedo afirmar de una manera absolutamente nítida».

“Puedo asegurarle que no tenía ni la más remota idea (de que Correa estaba en Génova casi a diario) y no la tengo hoy de quién tiene llave, quién aparca el coche en el garaje, porque comprenderá usted, en fin, que el presidente de un partido no se dedique a esa suerte de actividades».

“Yo no tenía ni la más remota idea, como es perfectamente entendible, de cuál es la agencia de viajes del PP, de la misma manera que ahora como presidente del Gobierno desconozco cuál es la agencia con la que yo viajo, no puedo contestarle a esa pregunta porque yo no iba a sacar los billetes».

Álvaro Pérez, el bigotes

“Sería absolutamente incapaz decir cuándo lo he conocido, porque al señor Correa no lo conocía; conocía, ya le adelanto, al señor Crespo porque era de Pontevedra y miembro del PP de Galicia, y al señor Álvaro Pérez lo he visto en algunos actos públicos, pero saber cuándo es la fecha, es imposible».

“No me acuerdo (si viajó conmigo a Argentina y Uruguay) pero yo en Argentina y Uruguay estuve en actos políticos organizados por el PP con lo cual no es imposible dado que esa empresa trabajaba entonces para el PP, que él estuviera allí, pero si estaba o no allí no se lo puedo decir porque podría faltar a la verdad».

“Yo lo recuerdo fundamentalmente, incluso se han publicado fotos, en los actos políticos (…) a mí me dijeron que estaba el señor Correa, al que no recuerdo. Tampoco recuerdo coincidir con el señor Crespo pero sí recuerdo coincidir en algún acto político con el señor Álvaro Pérez pero, claro, yo cuando llego a un acto político me recibe el presidente del partido de allí, el secretario de organización de allí, los diputados, los senadores, los encargados de que las cosas funcionen bien, y saluda uno a mucha gente».

«La contestación tiene que ser gallega porque no la podría hacer riojana» – Mariano Rajoy

 

“La carta no la recuerdo, que me tutee no me sorprende. Yo podría enseñarle decenas de cartas de personas que me escriben y me tratan de tú sin conocerme».

Crespo

“Tenía la idea de que trabajaba con el señor Correa, pero no sé si lo sabía desde hace cuatro años o hace siete años, soy incapaz de decírselo».

Nada es cierto salvo alguna cosa

“Cuando yo conocí esos papeles (de Bárcenas) porque se publicaron en los medios de comunicación vi que todo lo que se refería a mí era absolutamente falso. Pregunté a un sinfín de dirigentes del partido que me dijeron que lo que se refería a ellos era absolutamente falso y luego leí en algunos medios de comunicación que algunas personas decían que algunos traspasos de fondos se había producido, no recuerdo ahora, eran dos o tres personas y entonces me pareció legal y honesto cuando se me preguntó decir que la inmensa mayoría de las cosas que se habían escrito allí eran falsas, por lo menos las que me afectaban a mí y a otras muchas personas del partido, y que otras, según había leído en los periódicos, podían ser ciertas».

Frases inclasificables

“Si lo recuerdo perfectamente es que sucedió así, era responsable de acción electoral en 1990″.
«La contestación tiene que ser gallega porque no la podría hacer riojana».
“Yo lo siento mucho pero las cosas son como son y a veces no son como a uno le gustaría que fueran».
“No sé si se ha confundido de testigo, señor letrado».