Juan José Litrán, Coca-Cola Iberia: "La crisis del Covid-19 ha sido una llamada de atención que nos ha aportado valiosas lecciones"

Mundo Ethos

Juan José Litrán, Coca-Cola Iberia: "La crisis del Covid-19 ha sido una llamada de atención que nos ha aportado valiosas lecciones"

Hablamos con Juan José Litrán, Director de la Sustainable Packaging Office de Coca-Cola Iberia, que nos cuenta las novedades de la compañía en materia de ecoinnovación en envases sostenibles en Europa Occidental

por Lidia Ramírez

Actualizado:

Coca-Cola sigue siendo el refresco más consumido de la Tierra, 190 millones de unidades son vendidas cada día en más de 200 países, algo que coloca a la compañía americana, Coca-Cola Company, en el número uno del ranking más importante del sector, elaborado por Brand Finance. 133 años a las espaldas de este refresco que avalan a la multinacional con la bebida refrescante más potente que existe.

 

Sus ventas por todo el planeta se cuentan por millones de unidades diarias, y en 2019 se volvió a colocar como la empresa más valiosa del mundo. Su valor incrementó casi en 6.000 millones de dólares, lo que supuso un aumento de más de un 19%, respecto al año anterior.

Sin embargo, el hecho de ser la compañía que vende el refresco más consumido del mundo, la posiciona también como la que más residuos plásticos genera. Algo lógico. En 2019, por primera vez, Coca-Cola Company reveló la cantidad de envases de plástico que produce de manera anual: unas tres millones de toneladas, el equivalente a 200.000 botellas por minuto. Muy por detrás, los 1,7 millones de toneladas de envases de plástico que genera Nestlé, las 610.000 de Unilever y las 750.000 de Danone. En cifras absolutas, el mayor número de desechos de Coca-Cola lo recogieron en Filipinas (2.804 artículos), Montenegro (1.443) y Vietnam (1.288).

De esta forma, la multinacional ha acelerado los plazos para eliminar plásticos cuando, además, el compromiso de la sociedad con empresas responsables es cada vez mayor. Así, Coca-Cola Company se ha marcado importantes objetivos que responden a una economía circular, como conseguir que todas sus botellas de plástico estén fabricadas con al menos un 50% de PET reciclado para 2023 (en España se prevé alcanzar el objetivo en 2022), así como recoger y reciclar el equivalente al 100% de las latas y botellas que comercialicemos para 2025 en Europa Occidental.

Hablamos con Juan José Litrán, Director de la Sustainable Packaging Office de Coca-Cola Iberia, que nos cuenta las novedades de la compañía en materia de ecoinnovación en envases sostenibles en Europa Occidental cuando la crisis del coronavirus parece haberlo paralizado todo.

Juan José Litrán, Coca-Cola Iberia: "La crisis del Covid-19 ha sido una llamada de atención que nos ha aportado valiosas lecciones" 2

Imagen cedida por Coca-Cola

Según un informe publicado en 2019 por Branded. Vol. II, Identifying the World’s Top Corporate Plastic Polluters, Coca-Cola es la marca que genera más residuos plásticos. ¿Qué está haciendo la compañía para paliar esta situación?

Nuestra apuesta es por la Economía Circular. El compromiso de Coca-Cola es utilizar envases cada vez más sostenibles, apoyándonos en el ecodiseño y asegurando la calidad y seguridad alimentaria del producto y la reducción del impacto en la sociedad. A lo largo de los últimos años, Coca-Cola ha conseguido reducir el peso de todos sus envases, y prácticamente su totalidad son reciclables o reutilizables.

A la hora de hacer llegar nuestras bebidas al consumidor, creemos que cada envase desempeña un rol en función de su formato. En el caso de las botellas de plástico, este formato, además de ser ligero y de generar menor huella de carbono que otros, es fácilmente reciclable en otras botellas. La cuestión que debemos abordar es cuando, al igual que ocurre con otros formatos, no se desecha correctamente. De ahí nuestro objetivo de recoger y reciclar el equivalente al 100% de las latas y botellas que comercialicemos para 2025 en Europa Occidental.

En materia de reciclado, tenemos iniciativas piloto con envases de plástico realizado con un 100% rpet, que permiten a su vez ser 100% reciclables. También estamos trabajando en eliminar el color de las botellas para facilitar su reciclado. Estamos aclarando las botellas de Sprite y hemos cambiado la botella de Aquabona con gas del color verde al transparente. Nuestra hoja de ruta está muy clara: alcanzar el objetivo de reciclar o reutilizar el 100% de nuestros envases

¿Cuáles son las novedades de la compañía en materia de ecoinnovación en envases sostenibles?

En materia de envases, en Coca-Cola tenemos muy claro que, ante una situación que es necesario cambiar, queremos ser parte de la solución. Somos conscientes del impacto que suponen los envases a nivel ambiental y trabajamos de manera continua en programas que favorezcan su recogida, reutilización y reciclaje, así como en la innovación de envases para que sean cada vez más sostenibles.

De esta forma, hemos conseguido que los envases de Coca-Cola sean ahora más ligeros y que contengan más material reciclado y de origen vegetal, para así usar menos recursos. De hecho, el peso de la botella Contour de vidrio rellenable, la más icónica de la marca Coca-Cola, se ha reducido un 21% y las latas pesan hasta un 60% menos. Las botellas de nuestra marca GLACÉAU Smartwater se fabrican con plástico 100% reciclado. Asimismo, hemos sido pioneros en el uso de materiales orgánicos en nuestros envases con el lanzamiento de PlantBottle, la primera botella de plástico PET, 100% reciclable, fabricada con un 30% de materiales de origen vegetal provenientes de un subproducto del procesado de la caña de azúcar.

Otro ejemplo representativo en cuanto a innovación en materiales ha sido el desarrollo, junto a la empresa Paboco, de la primera botella de papel biológica y 100% reciclable para consumo cotidiano, la primera generación de este tipo de botellas.

Juan José Litrán, Coca-Cola Iberia: "La crisis del Covid-19 ha sido una llamada de atención que nos ha aportado valiosas lecciones" 3

Gracias al proyecto Mares Circulares habéis fabricado la primera botella creada a partir de plásticos marinos recuperados. ¿Cuántas botellas habéis conseguido crear mediante este proyecto y qué implicaciones futuras puede tener?

Mares Circulares es un proyecto que venimos desarrollando desde hace dos años. No solo consiste en acciones concretas de recogida masiva de residuos en costas y fondos marinos españoles y portugueses, sino que también se centra en la sensibilización y formación de la ciudadanía en materia de gestión de residuos y reciclaje.

A raíz de este proyecto, el año pasado, en Joint Venture con Indorama Ventures e Ioniqa Technologies presentamos la primera botella elaborada 100% con plástico reciclado procedente de residuos encontrados en el mar. Fabricamos 300 unidades de estas botellas, ya que es una prueba piloto, con la que queremos dar un paso más allá en materia de reutilización: conseguir transformar plástico muy degradado en materia prima de alta calidad para uso alimentario, algo que no se podía hacer hasta ahora.

Para hacerlo de forma masiva, es necesario cambiar muchas cosas. Por un lado, hay que modificar el entorno regulatorio, porque es necesario combinar diferentes soluciones. Me refiero al hecho de que, en la actualidad, el reciclado es básicamente mecánico, y tiene sus limitaciones. Por ahora, el reciclado químico – con el que están elaboradas estas botellas de Mares Circulares- tiene externalidades indeseables que hay que eliminar. De hecho, el proceso de reciclado químico ya incorpora mejoras que permiten volver a la molécula original en pocos pasos y sin impactos en el entorno.

Coca Cola se ha comprometido a que todas sus botellas de plástico sean de material 100% reciclables en 2025. ¿Cuál será la estrategia de la compañía para conseguir este objetivo?

Nuestra hoja de ruta a nivel mundial es el programa medioambiental World Without Waste, dirigido a reducir los residuos de plástico. Uno de sus principales objetivos es recoger y reciclar, de aquí al año 2030, el equivalente al 100% de los envases que vendemos.

En Europa occidental, quizás porque estamos más pegados al terreno y vemos mejor las consecuencias de la situación actual, o porque hay un liderazgo supranacional más claro en materia de sostenibilidad, hemos decidido ir un paso más allá. Y por eso, el compromiso del Plan Avanzamos, la estrategia europea en esta materia, adelanta este objetivo a 2025, aunque en España tenemos previsto adelantarnos a 2023.

En los próximos dos años queremos que nuestras botellas estén hechas en un 50% de plástico reciclado, doblando prácticamente los niveles actuales. Pero es que ya comercializamos botellas hechas de plástico 100% reciclado, a través de nuestra marca GLACÉAU Smartwater.

El objetivo, nuestro objetivo prioritario y en el que ponemos todo nuestro foco, es que una botella de Coca-Cola pueda convertirse en otra botella de Coca-Cola.

Juan José Litrán, Coca-Cola Iberia: "La crisis del Covid-19 ha sido una llamada de atención que nos ha aportado valiosas lecciones" 6

Imagen cedida por Coca-Cola

 

La compañía se comprometió a vender sus latas en envases de cartón y sin anillas a partir de 2020, ¿en qué fase se encuentra este cometido?

Las anillas de plástico las suprimiremos de nuestros packs de latas, sustituyéndolas por otras de cartón, como ya se empieza a hacer en Baleares donde, en 2021, se habrán eliminado por completo.

También están los embalajes secundarios, que en muchos casos pueden resultar más difíciles de reciclar que otros plásticos. En este sentido, nuestro objetivo para este año es lograr que contengan un 50% de plástico reciclado. Con medidas como estas, Coca-Cola prevé retirar 11.000 toneladas de plástico al año en Europa Occidental, 2.600 en España y Portugal.

¿Cómo afectará la crisis actual a todos los proyectos arriba mencionados?

Estamos viviendo una época en la que, debido a la crisis sanitaria, parece que lo único que importa es la salud y solo eso. Es cierto y así debe ser. Pero también la pandemia nos ha enseñado que problemas globales y complejos que nos afectan pueden tener consecuencias muy serias. No en vano, todo está íntimamente relacionado, y parece evidente que la actual pandemia tiene su origen –por lo menos parte de él– en los profundos desequilibrios generados por la actividad humana desenfrenada.

Por eso es imprescindible que el medio ambiente, la preservación de nuestro entorno y de la biodiversidad, la sostenibilidad sean nuestras absolutas prioridades, porque así cuidaremos de nuestra salud y de nuestro futuro. Este es el motivo por el cual Coca-Cola mantiene todos sus compromisos en materia medio ambiental en esta etapa de reconstrucción que estamos abordando. Una reconstrucción, un “restat” que también es una oportunidad para reiniciar el sistema, y hacerlo desde unas bases claramente sostenibles. Porque como ha dicho recientemente el lingüista y pensador Noam Chomsky: “Si no conseguimos un Green New Deal, sucederá una desgracia”. Pero es que además la UE y nuestro país han apostado por ello. Más claro no se puede ser.

¿Las empresas afrontarán la era post covid con una renovada apuesta por la sostenibilidad?

Tras la pandemia, nos encontramos con un entorno radicalmente cambiado. Los consumidores se preocuparan más por la sostenibilidad de los envases y piden a las empresas que aporten soluciones respetuosas con el medioambiente. Esta preocupación por el desarrollo sostenible, se ha plasmado en la creación de la Alianza Europea para una Recuperación Verde. Un pacto integrado por 180 responsables políticos, sindicatos, asociaciones empresariales, oenegés, expertos y grandes empresas, a la que Coca-Cola se ha unido, que tiene como objetivo impulsar la economía circular como modelo de crecimiento inspirado en los propios ciclos que sigue la naturaleza. Estas eran tendencias que la COVID-19 ha acelerado y diría ha consolidado de un modo muy rápido.

Juan José Litrán, Coca-Cola Iberia: "La crisis del Covid-19 ha sido una llamada de atención que nos ha aportado valiosas lecciones" 4

¿Cómo cree que serán los envases del futuro?

Serán una respuesta contundente a nuestra apuesta por la sostenibilidad. Por un lado, se eliminarán los plásticos innecesarios y de un solo uso. Ya estamos en ese camino, y no hay vuelta atrás. Pero, además, deberemos ser más cuidadosos con por qué y el cómo se utilizan los envases, con el fin de hacer un uso justificado de ellos.

Otra de las tendencias más claras se centra en que estén elaborados con materiales 100% reciclados. Pero eso no es suficiente, también tienen que ser 100% reciclables, para que el sistema sea circular. Envase comprado, envase usado, reciclado y reutilizado.

También trabajamos en ecodiseño. Estamos invirtiendo en investigación y tecnología para aportar soluciones novedosas en la concepción y elaboración de materiales. Cada vez oiremos de forma más recurrente que se usan materiales alternativos como el almidón o la celulosa en la fabricación de envases. Se irán introduciendo materiales biodegradables o compostables para mejorar la sostenibilidad de los envases y reducir el consumo de plásticos y mejorar su gestión.

¿Puede una empresa hacer las cosas bien y ganar dinero?

La crisis generada por la Covid-19 ha sido una llamada de atención que nos ha aportado, de la forma más dura posible, valiosas lecciones. Los desequilibrios ambientales que hemos generado en las décadas pasadas nos han pasado factura de una forma que no hemos sido capaces de predecir. Y por eso, es más necesario que nunca volver a plantearse nuestras prioridades.

No sé si todas las empresas van a apostar por adoptar un renovado compromiso con la sostenibilidad, con la preservación de nuestra biodiversidad. Algunas sí han tomado conciencia de esa necesidad. Otras lo tendrán que hacer. Pero lo cierto es que ese compromiso es imprescindible de cara a mantener un equilibrio que nos permita en el futuro evitar o reducir el impacto de nuevas crisis.

Y esto no es una inquietud solo de las empresas, también los ciudadanos son conscientes de este cambio. Y nosotros debemos escuchar a esos consumidores, entender lo que les preocupa y ofrecerles no solo lo que quieren, sino cómo lo quieren. Solo así cobra sentido nuestro negocio. Como compañía, por supuesto, queremos seguir creciendo, pero no a cualquier precio, sino formando parte de la solución de un mundo más sostenible.

Coca-Cola tiene una gran agilidad para renovar sus discursos de marca. Hace años se asoció de forma muy consistente al concepto de felicidad. ¿Qué atributos son ahora los más afines a la compañía?

El mundo ha dado muchas vueltas desde que, hace más de 130 años, nació Coca-Cola. Y nosotros también hemos dado muchas vueltas. Y lo cierto es que nuestra misión ha sido y sigue siendo refrescar el mundo y marcar una diferencia en la vida de las personas. Buscamos crear marcas que cautiven, que proporcionen momentos de satisfacción y relax sin renunciar a formar parte de dietas saludables. Queremos liderar la innovación en ingredientes y diseño, manteniendo nuestra ventaja competitiva en el mercado con nuestra forma de comercializar.

Todo ello, sin perder de vista una doble prioridad, la sostenibilidad y la ética, que deben ir siempre a la par. Con ello, vamos a contribuir a generar un entorno que sea más humano, sano y equilibrado para las personas y también para las empresas.

Lidia Ramírez

De la tierra de los cinco Califas. Tras años viviendo en directo en la pequeña pantalla, ahora escribo sobre cambio climático y derechos humanos en The Objective. Siempre a compás.