The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Frente al abuso y el clic fácil, #ElOtroYouTube

Foto: LUCY NICHOLSON | Reuters

Hay otro YouTube. Uno en el que nadie le da galletas con pasta de dientes a un indigente para ganar visitas ni besa a chicas sin su consentimiento como reclamo de suscriptores. Esa otra cara de la plataforma fue la que revindicaron los youtubers españoles Isaac F. Corrales, Carles Caparrós, (más conocido como Korah) y Ter en #ElOtroYouTube, un encuentro sobre el uso responsable de la red social. Los tres son figuras que aportan contenidos diversos a la web de vídeos. Corrales se dedica a “contar historias”, Korah está especializado en doblar vídeos y Ter está dedicada al mundo de las celebrities.

Frente al abuso y el clic fácil, #ElOtroYouTube

De izquierda a derecha, Korah, Isaac F. Corrales y Ter en #ElOtroYouTube | Foto: Espacio Fundación Telefónica

“Hay más cosas de las que salen en la televisión y de las que salen en las noticias”, defendió Corrales, moderador del encuentro celebrado en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid. Y puso como ejemplo casos de éxito fraguado en YouTube. Uno de ellos es el de David Victori, que con su vídeo titulado La culpa ganó el primer premio de la primera edición del Festival de Cine de Youtube. No solo eso. Gracias a la proyección que ganó con el certamen, Victori firmó un contrato con Scott Free, productora del director Ridley Scott, para un proyecto titulado Zero, un trabajo de ciencia ficción presentado en partes y producido específicamente para YouTube en el que se especula cómo sería el mundo sin gravedad. “¿Cómo habría llegado David Victori a enseñarle algo a Ridley Scott? ¿De qué manera hubiese conseguido hacer eso si no llega a ser gracias a la plataforma de YouTube?”, planteó Corrales en el evento.

Pero el de Victori no es el único caso. Bely Basarte se dio a conocer como cantante y compositora en YouTube y su éxito la ha llevado a participar en la nueva versión de La bella y la bestia, en la que pone voz a algunas canciones del filme. La cantautora no habría llegado al mundo Disney “de ninguna manera” sin la red social, arguyó Corrales. “Tendría que haber peleado con una industria musical que cierra las puertas a gente como ella”.

Y hay un tercer YouTube que también permanece oculto y del que se habló en el evento: el de los contenidos LGTB. El debate nace de una protesta lanzada por youtubers lesbianas, gays, transexuales y bisexuales por el modo restringido de la plataforma. Es decir, aduciendo que es contenido inapropiado, la web oculta o dificulta la localización, por ejemplo, de videotutoriales de maquillaje de mujeres transexuales. “¿Y para qué cojones está YouTube Kids [la versión para niños]? Si ya hay una opción de YouTube para menores de edad y que no puedan encontrarse con ese tipo de contenidos que todavía no están preparados para entender, ¿por qué cojones me lo quitas a mí, que tengo casi 40 años?”, protestó Korah. “Yo puedo entender ese modo restringido en vídeos con un lenguaje concreto“, aportó Ter, que recordó también cómo era la web al principio: “La gracia del YouTube inicial es que no había censura“.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.