‘El Palmar de Troya’, “una de las sectas más tóxicas, dañinas y peligrosas del mundo”, salta a Movistar+
Foto: Imagen promocional de 'El Palmar de Troya'

Cultura

‘El Palmar de Troya’, “una de las sectas más tóxicas, dañinas y peligrosas del mundo”, salta a Movistar+

Lo que comenzó con la visión de cuatro niñas terminaría convirtiéndose en un imperio religioso que se expandió por el mundo. Esta es su historia.

por Fátima Elidrissi

A lo largo de cuatro capítulos esta serie documental recorre la rocambolesca y dramática historia, durante más de 50 años, de la Iglesia palmariana: desde las supuestas primeras apariciones en 1968 a la canonización de Franco, las acusaciones de abusos sexuales, la huida junto a una de las fieles de su tercer papa y su sorprendente supervivencia en la actualidad.

 

En un descampado a las afueras del Palmar de Troya, un pueblecito a 14 kilómetros de Utrera y 50 de Sevilla, nació “una de las sectas más tóxicas, dañinas y peligrosas del mundo”, asegura Israel del Santo, director de la serie documental del mismo nombre que este jueves 6 de febrero debuta en Movistar+. La historia comenzó, como muchos cultos religiosos, cuando cuatro niñas afirmaron, en marzo de 1968, que se les había aparecido la Virgen María.

Aunque sus relatos no coincidían, en esta zona tremendamente humilde y sedienta de fe, donde apenas llegaban los periódicos y no había acceso al teléfono, los fieles en busca de respuestas y los videntes que, en pleno éxtasis, decían hablar con Dios comenzaron a proliferar. Ese mismo verano se construyó un altar que terminaría convirtiéndose en un imperio religioso que se expandió por el mundo, rompió con el Vaticano y nombró a sus sacerdotes, obispos e incluso papas. Una organización que, una vez Clemente Domínguez y Manuel Alonso se adueñaron tanto del discurso milagroso como del lugar, ha sobrevivido cinco décadas a pesar de las acusaciones de abusos sexuales y coacción a sus fieles, o sus muchos escándalos. Como el protagonizado por su tercer pontífice, que escapó con una monja de la congregación para vivir su amor, regresando después para intentar robar en las instalaciones.

Después de tres años de investigación, Movistar+ en colaboración con 100 Balas (The Mediapro Studio) y 93 Metros han convertido esta extraordinaria historia en una serie documental de cuatro capítulos titulada, simplemente, El Palmar de Troya. Si bien podríamos rebautizarla como el Wild Wild Country español.

Si tuviéramos que describirla diríamos que es una tragicomedia con puntos de surrealismo, de humor negro y cañí, pero, sobre todo, historias personales terribles y dramáticas”, afirmó María Recarte, directora de contenidos de 93 metros. Porque esta serie de no ficción, como prefieren llamar a los documentales narrativos en Movistar+, comienza con visiones, estigmas y mensajes apocalípticos difíciles de creer, pero sus redes se extienden para mostrar la naturaleza más oscura del poder, la corrupción dentro y fuera de esta secretísima congregación, o sus conexiones con el dictador Franco, al que llegaron a canonizar.

‘El Palmar de Troya’, “una de las sectas más tóxicas, dañinas y peligrosas del mundo”, salta a Movistar+ 1

Marias Recarte, directora de contenidos de 93 Metros. Israel del Santo, director de ‘El Palmar de Troya’. María José Rodríguez, Movistar+. Gerente de contenidos de #0 y de Producción Propia. Alejandro Flórez, Director general de 100 Balas y Producción Ejecutiva | Foto vía Movistar+

Para Del Santo, “uno de los mayores desafíos fue contar esta historia sin ayuda de ningún narrador” y hacer hablar a los propios protagonistas. “Para ello hemos tirado de paciencia y entrevistas a estas personas durante mucho tiempo”, explicó. “El otro gran reto, después del trabajo de investigación, fue hacer convivir todo el material que teníamos y que habíamos conseguido”, esto es, recreaciones a partir de los testimonios, informaciones publicadas en prensa, cintas de cassette inéditas con audios del primer papa de la iglesia palmariana, el mencionado Clemente, fotografías, vídeos de super 8 o un reportaje de Equipo de Investigación. Obra, este último, de Daniel Boluda, subdirector y responsable de la investigación de El Palmar de Troya.

“En las sectas, en general, hay dos tipos de entrevistados: los activistas, los que salen enfadados por haber tirado años de su vida, y los que han tenido que vencer la vergüenza. Cuando uno cree en algo así tantos años y es capaz de salir se pregunta, cómo me han engañado”, señaló Boluda, cuya intención de mostrar “que esto le puede pasar a cualquiera en determinadas circunstancias”.

Porque esta secta tiene características similares a las de la fe católica anterior al Concilio Vaticano II, que finalizó en 1965 con una serie de medidas aperturistas de las que los palmarianos reniegan. Así pues, los Carmelitas de la Santa Faz, como se autodenominó esta congregación, defienden las misas en latín, que las mujeres solo puedan orar con el pelo cubierto por un velo y les prohíben llevar pantalones. Con el paso del tiempo las restricciones aumentaron, prohibiendo a sus fieles ver películas, vestir mangas cortas, votar en las elecciones, hablar con toda persona ajena a la iglesia palmariana y entregar todos los meses un diezmo a la orden.

Volviendo a las recreaciones, Del Santo aseguró que trabajaron con el máximo rigor posible. “Lo que ellos dicen ver y lo que probablemente esté pasando es parte de este juego. La Virgen y Jesucristo aparecen en el documental, pero luego se muestra lo que probablemente ocurrió, y es que no había nada”, explicó. “Casi todas las historias se pueden contar de varias maneras, así que nos hemos limitado a escucharles y elegir la mejor manera de contarlo con el material del que disponemos, hacer una narrativa más propia de arcos argumentales similares a la ficción y dejar finales abiertos”, remató.

En la actualidad, la orden sobrevive con alrededor un millar de fieles y menos de 100 miembros de la corporación, entre sacerdotes, obispos y monjas. Además de un opaco patrimonio que trasciende nuestras fronteras. “Por desgracia es una organización a la que las autoridades no han prestado mucha atención. Desde los años 80 tienen varias calles de propiedades en Sevilla, medio Palmar, y capillas y basílicas por el mundo”, señaló en este sentido Del Santo.

“Las investigaciones sobre la financiación de la Iglesia del Palmar no han dado frutos”, continuó diciendo Boluda, que abundó en la supervivencia de la secta. “Hay familias que han denunciado, pero cuando llega el agente de la Guardia Civil sale la persona supuestamente retenida y dice que está allí porque quiere. Es muy difícil demostrar que están contra su voluntad, que la coacción les hace temer por su vida porque la apostasía es un sinónimo de ir al infierno”, añadió. De hecho, la captación psicológica no es delito en España.

‘El Palmar de Troya’, “una de las sectas más tóxicas, dañinas y peligrosas del mundo”, salta a Movistar+ 2

Imagen de archivo de ‘El Palmar de Troya’ vía Movistar+

Desde el necesario respecto y empatía por las víctimas y la necesidad de contar y denunciar esta rocambolesca historia, Del Santo concluyó: “El Palmar de Troya es una secta y queríamos contar paso a paso cómo nace una secta. Primero se basan en un acontecimiento sobrenatural. Luego necesitan adeptos para formar un grupo. Después, sin querer, necesitamos dinero para mantener esto. Para que no se vayan, surge la promesa: quédate porque, si te esfuerzas, vas a ver cosas que no podrás ver en otro lado. Y terminas aislado del mundo”.

El Palmar de Troya se estrenará el jueves 6 de febrero a las 22.00 horas en #0 de Movistar+ (dial 7) y los capítulos se emitirán semanalmente.