El Día Internacional del Beso sin besos
Foto: Daniel Acker| Reuters

Sociedad

El Día Internacional del Beso sin besos

Siendo los españoles los europeos que más besos dan, el 68% de los encuestados está besando menos desde que ha empezado el confinamiento

por The Objective

Actualizado:

Los romanos distinguían tres tipos de besos: el osculum (mejilla), el basium (labios) y el savium (apasionado). Si nos centramos este último tipo de beso, ese que se da pensando en que quien tienes enfrente es tu príncipe azul, los españoles besamos de media a 20 personas a lo largo de nuestra vida, teniendo en cuenta que los hombres besan más, a unas 22 personas, y las mujeres a 18, según un estudio LoveGeist para Meetic.

Sin embargo, la media habrá bajado debido al coronavirus y a las distancias que hay que tener mientras persista la pandemia. Hoy, el Día Internacional del Beso se celebrará y pasará a la historia como el día con menos besos de la historia.

Así lo demuestran los datos de Gleeden, la plataforma líder en el mundo de encuentros extraconyugales, pensada por y para mujeres. Una encuesta llevada a cabo entre más de 12.355 usuarios, afirma que el 68% de los encuestados está besando menos desde que ha empezado el confinamiento. Es más, un 63% de ellos, la mayoría hombres, dice que no ha dado ningún beso desde el inicio del estado de alarma.

Los motivos principales que alegan para justificar estos datos son, principalmente, la falta de intimidad – al estar las 24 horas toda la familia en casa – y el miedo al contagio. Del 37% restante, los que sí han besado, un 26% lo ha hecho con su pareja y en el 19% de los casos, el receptor del beso ha sido la mascota.

El Día Internacional del Beso sin besos 2

Imagen: Erica Magugliani | Unsplash

Por otro lado, un 40% de los entrevistados afirma que, desde que ha empezado el confinamiento, tiene relaciones con su pareja con menos frecuencia que antes. La falta de intimidad y el miedo al contagio vuelven a jugar un papel importante como motivo, junto, en este caso, con el aburrimiento. El sexting – envío de mensajes de contenido sexual a través de dispositivos electrónicos – y la masturbación son las soluciones en estos casos.

Con estos datos a la vista, se puede presagiar un Día Internacional del Beso, festividad que surgió para conmemorar el beso más largo de la historia – de 58 horas de duración –, de lo más escaso en besos. Y lo cierto es que, según los expertos, los besos ayudan a reducir la presión arterial, a disminuir el colesterol de la sangre, quemar calorías, aliviar el estrés y disparar la endorfina de nuestro organismo, por lo que pueden considerarse muy beneficiosos para el cuerpo humano.

Los datos de la encuesta vienen a reforzar una teoría comúnmente aceptada: que mayoritariamente son los hombres los que prefieren los besos con lengua. De esta manera, el 87% de los usuarios de Gleeden prefiere el beso en los labios durante el confinamiento, de los cuales, el 85% son hombres y el 15%, mujeres. La frente y la mejilla son menos codiciadas durante en la situación actual. Y esto tiene su explicación científica porque los labios tienen muchas terminaciones nerviosas sensibles, por lo que, cualquier beso, pero especialmente en los labios, envía gran cantidad de señales de placer al cerebro.

El Día Internacional del Beso sin besos 1

Imagen: STR / AFP