Distinción y sofisticación, la caligrafía y la buena letra vuelven a estar de moda

Milk

Distinción y sofisticación, la caligrafía y la buena letra vuelven a estar de moda

Recopilamos diez consejos para mejorar la escritura y sentar las bases para afrontar con garantías el reto de perfeccionar la caligrafía

Por:  The Objective

El “Informe sobre la escritura en la era digital” elaborado por BIC analiza de la mano de expertos la relevancia actual de la escritura manual y recoge diez hábitos para mejorar nuestra caligrafía.

Neuroinvestigadores y psicopedagogos afirman que escribir a mano tiene evidentes ventajas frente al teclado, además de tratarse de una práctica relajante.

El auge del lettering, la vuelta al diario personal, así como nuevas aficiones o hobbies como el bullet journal, confirman que la escritura a través de bolígrafos, marcadores o rotuladores es una tendencia que evoluciona de forma imparable.

La caligrafía en sus múltiples formas está de moda y la buena letra vuelve a ser un símbolo de distinción. De hecho, cada vez es más frecuente acudir a talleres para mejorar la letra y, en especial, la práctica de los estilos caligráficos históricos y el lettering.

Distinción y sofisticación, la caligrafía y la buena letra vuelven a estar de moda

Imagen: BIC

Neuroinvestigadores y psicopedagogos están de acuerdo en que escribir a mano tiene evidentes ventajas frente al teclado. Entre ellas, la de favorecer un mejor conocimiento de la ortografía, una mayor facilidad y fluidez en la redacción de textos, mayor capacidad y comprensión lectora y mejora de la memoria. Por otra parte, el hecho de practicar la caligrafía es para muchas personas una actividad de relajación.

Actualmente nuevas aficiones o hobbies como el bullet journal – sistema que permite organizar las listas de tareas de una forma específica y enfocada a resultados – o la vuelta al diario personal, que está despertando una verdadera pasión en todo el mundo, ponen a prueba la creatividad de quienes se atreven a dar forma a sus inquietudes valiéndose de bolígrafos, marcadores o rotuladores.

Las nuevas tendencias confirman que vivimos un renovado y pujante interés por la escritura a mano. Por ello, recopilamos diez consejos para mejorar la escritura y sentar las bases para afrontar con garantías el reto de perfeccionar la caligrafía:

1. Busca el momento adecuado para practicar. Cunden más veinte minutos de absoluta dedicación y concentración para practicar tu nueva letra que un montón de ratos hurtados a la actividad de cada día. El momento caligráfico no puede compartirse con otras actividades.

2. Procúrate un entorno amable, despejado y cómodo. No tengas a tu alrededor más que lo imprescindible: papel, bolígrafo y ganas de mejorar.

3. Escribe con la misma calma con la que respiras y no contengas la respiración. Ten en cuenta que una parte importantísima en la belleza y la calidad de la escritura viene marcada por el ritmo de los trazos. Alcanza una cadencia en los trazos que te resulte cómoda. Que tu mano no vaya más rápido que tu cerebro porque entonces perderás el control. Considera la posibilidad de convertirla en tu momento relax, una nueva forma de meditar y sentirte a gusto.

4. Cuida la postura al sentarte. Comprueba que tienes espacio para apoyar los brazos evita cruzar las piernas, apoya los pies sobre el suelo y vigila que la espalda no esté en tensión. Intenta escribir con los pies delante de la silla, la espalda erguida, e inclina el papel un poco a la izquierda si eres diestro.

5. Presta atención al papel. Siempre pon tres o cuatro hojas de papel debajo de la hoja para que hagan un poco de colchón. Escribir sobre un bloc demasiado grueso puede distorsionar la letra.

Distinción y sofisticación, la caligrafía y la buena letra vuelven a estar de moda 1

Imagen: BIC

6. Elige el bolígrafo o el lápiz adecuado (y sujétalo bien). Normalmente solemos coger el bolígrafo como una garra, con los dedos fruncidos y muy apretados, pero se escribe mejor si se estiran los dedos, con la muñeca sin doblar y haciendo la fuerza desde el hombro. El instrumento debe descansar entre los dedos índice y pulgar. Los bolígrafos muy finos son más difíciles de sujetar y pueden cansar más los músculos. Para que la mano responda mejor y evitar posibles dolores al escribir durante mucho tiempo, también prepara los músculos haciendo breves ejercicios.

7. Practica tus trazos. Un truco es repetir líneas en zig-zag. Otro método es realizar varios círculos pequeños y trazar los caracteres dentro del círculo. Pinterest es otra gran fuente de ejercicios.

8. Tómate tu tiempo. Dedicándole media hora al día, en seis u ocho semanas puedes conseguir resultados. Para no desesperarse, lo mejor es planteárselo como un objetivo a largo plazo. Es aconsejable ir despacio al principio y luego ya acelerar el ritmo. Lo primero es bajar la velocidad. No es tedioso, porque necesitas poner tanta atención en cada trazo que es muy relajante. Tómatelo como un rato de paz y tranquilidad, como un mindfulness caligráfico.”

9. Sé creativo. Esto será importante para no caer en el aburrimiento. Ensaya repitiendo frases con aliteraciones, copiando letras de canciones, o fragmentos de tus libros favoritos.

10. Prueba los métodos clásicos. Entre los métodos más populares está el de Spencer, utilizado a mediados del siglo XIX en las escuelas de Estados Unidos y que ahora ha recuperado la fama gracias a sus trazos elegantes.