The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Cómo vestirte para una boda si estás embarazada

Si elegir el atuendo adecuado para un enlace o compromiso social ya supone un quebradero de cabeza para la mayoría de mujeres, las embarazadas sufren por partida doble no solo por encontrar un look que se adapte a su talla y estilo, sino por gastar un presupuesto en algo que solo les va a servir para volver a llevar durante tan solo unos meses.

Pai Pai, un espacio pensado en el que curvies y embarazadas puedan encontrar su talla y alquilar vestidos de fiesta adaptados a ellas cuenta con un servicio de asesoramiento para solucionar dudas como “¿dónde encuentro mi talla?”, “¿qué forma y color de vestido me favorece más?”, “¿qué tipo de complementos necesito para completar el look?” o, muy especialmente: “¿cómo adaptar mi presupuesto a un modelo que probablemente sólo lleve una vez?”.

 

El negro y el rojo nunca fallan

“El negro es un básico infalible”, reconocen desde la marca, “y resulta especialmente adecuado si queremos maximizar el efecto estilizante de este color, independientemente de si el evento es de noche o no”. El rojo, otro color de esta temporada, favorece tanto a pieles claras como más morenas, destacando especialmente por su versatilidad y magnetismo. Para la noche, la marca recomienda apostar por tonos vino o cereza, ricos en elegancia y fácilmente combinables con complementos en plata, dorado o negro. También el verde, en todas sus tonalidades pero destacando especialmente el oliva y verde césped, será un aliado para este tipo de eventos por su solemnidad y reinado como color tendencia.

Cómo vestirte para una boda si estás embarazada 1

Para la noche, tonos vino o cereza. | Foto: Pai Pai

Los estampados también tienen un hueco en las opciones para los looks premamá. Aunque es necesario no abusar de ellos si el estado de gestación es muy avanzado (para no crear un efecto óptico extraño). El estampado floral representa una elección adecuada, especialmente para looks más casuales y eventos de día.

La forma y estilo del look también influirán a la hora de decantarse por un vestido, un mono (la opción más de moda, si bien quizá no la más cómoda) o un conjunto de blusa y pantalón o falda. El escote, tanto de espalda como delantero, no tiene que suponer un problema, especialmente cuando se trata de vestidos livianos y tipo oversize, así como conjuntos de dos piezas. “Muy acertado también es elegir vestidos de corte imperio, que resultan sumamente cómodos y favorecedores”, comentan desde la firma. “Realzan la figura y permiten llevarlos con looks lisos o estampados”. También el cuello barco representa una opción sumamente elegante y adecuada para los eventos más elegantes, tolerando especialmente bien el monocolor y los tonos empolvados.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.