The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

¿Cómo calcular de forma correcta mi talla de sujetador?

Foto: ERIC VIDAL | Reuters

Comprarse un sujetador y acertar con la talla no es algo que hagan todas las mujeres, de hecho tan solo tres de cada diez españolas llevan la talla de sujetador adecuada; el resto afirman no saber calcularla. Estos datos los recogió el último informe del Instituto Médico Estético después de haber seleccionado a más de 500 pacientes tratadas durante 2014 en Madrid, Sevilla y Barcelona.

En este sentido, solemos pensar que las tallas 80-85 corresponden a pechos muy pequeños y que en cambio las poseedoras de una 100-105 lo tienen muy voluminoso. Algo que no es del todo correcto.  En moda lencera, España sigue el tallaje francés y no el europeo. La talla de los sujetadores consta de una cifra -entre 80 y 120- y una letra mayúscula (A, B, C, D y E, habitualmente). La cifra hace referencia a la anchura o perímetro de nuestro tórax.  Es decir, indica simplemente si nuestro cuerpo es ancho o estrecho. Es la letra, la que indica la copa y la medida del pecho en su zona más voluminosa, siendo la A la de menor tamaño.

La talla correcta

Según explica la doctora Maritina Martínez Lara, “es muy sencillo calcular el tallaje, tan sólo hay que medir el contorno y la copa”:

Contorno: con una cinta métrica flexible medimos el contorno justo por debajo del pecho, ajustando bien la cinta métrica en horizontal. El resultado se calcula sumando esa cifra +15. Por ejemplo, si nuestro contorno submamario mide 75 centímetros: 75+15=90. Por lo que tendríamos una talla 90.

Copa: mediremos el contorno mamario en su punto de máxima proyección, que en un pecho no caído sería a la altura de las areolas. “Si el pecho está algo caído podemos tomar mejor esta medida con un sujetador sin relleno o con la ayuda de alguien que levante el pecho sin deformarlo”, apunta la doctora. A esta cifra se le restará la medida del contorno antes de sumarle 15. Con ese dato ya solo tienes que seguir esta regla: copa A (de 12 a 14 centímetros, busto pequeño), copa B (de 14 a 16 centímetros, busto medio), copa C (de 16 a 18 centímetros, busto lleno), copa D (de 18 a 20 centímetros, busto voluminoso) y la secuencia continúa para copas superiores hasta la G.

¿Cómo calcular de forma correcta mi talla de sujetador? 1

Tan sólo 3 de cada 10 españolas llevan la talla de sujetador adecuada. | Foto: Ilya Naymushin/Reuters

 

Los riesgos de llevar una talla inadecuada

Elegir el mejor sujetador para nuestros senos nunca es fácil. Algunas mujeres tienen grandes pechos pero una espalda pequeña, con lo cual, es muy complicado encontrar la talla adecuada. Cada cuerpo es un mundo y el mercado no siempre nos ofrece el modelo ideal para nosotras.

El peligro de una presión excesiva

Pensemos en esos sujetadores con aros que solemos llevar con tanta frecuencia. De elegir una talla incorrecta, lo que puede suceder, según el doctor Zapardiel Sánchez-Escalonilla, especialista en obstetricia y ginecología, es lo siguiente:

  • Los aros oprimen el pecho.
  • Esta presión puede dañar los ligamentos mamarios y acelerar así la flacidez.
  • Una presión muy elevada de nuestro sujetador va a ocasionar problemas en el riego sanguíneo y, por tanto, pueden aparecer algunos enquistamientos de los tejidos.
Un sujetador demasiado grande

Si el sujetador tiene una talla por encima de la nuestra, es frecuente que aparezcan rozaduras, y no solo eso: propicia la flacidez del pecho e incluso es frecuente que sintamos molestias en los tendones de los hombros.

¿La razón? Es un elemento extraño que no se adapta a nuestra constitución y, sin que nos demos cuenta, nos obliga a hacer movimientos que poco a poco van ocasionando pequeñas sobrecargas.

El roce de unos aros que no se adaptan adecuadamente

Los especialistas indican que el mayor riesgo para nuestra salud son esos aros inadecuados. Cada vez que nos movemos nos rozan y afectan a los nervios intercostales, sometiendo a los senos a un elevado nivel de estrés. El peligro es aún mayor si cometemos el error de dormir con este tipo de sujetadores. La presión será mayor y, día a día, vamos a notar sus efectos.

¿El uso continuado de un sujetador inadecuado puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de mama?

No. Los expertos aseguran que no hay ninguna relación entre el uso de un sujetador inadecuado con el desarrollo del cáncer de mama. No obstante, sí que pueden producirnos procesos inflamatorios, quistes, dolores en la espalda, en los hombros y en los propios senos.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.