The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

La caravana migrante LGTB, discriminación dentro de la discriminación

Foto: Joebeth Terriquez | EFE

Fueron los primeros en llegar a la frontera con Estados Unidos y no porque tuvieran más prisa, sino porque sufrían una doble discriminación. Un grupo de migrantes de la comunidad LGTB se separó del resto de la caravana que ha recorrido Centroamérica con destino a Estados Unidos estas semanas y llegó a la ciudad fronteriza de Tijuana antes que el resto del grupo. Fueron unos 85 los migrantes LGTB que tomaron un rumbo distinto, al verse abocados a tomar esta decisión por la discriminación que sufrían.

"Hasta para bañarnos era un gran problema", ha contado César Mejía, uno de los integrantes de esta avanzadilla, citado por Efe. "Ya cuando queríamos ducharnos no había agua", ha añadido, a la vez que ha lamentado que "con la comida" les pasa "igual". Este migrante hondureño lamenta que, si bien no se han vivido episodios de violencia física, sí ha habido casos de acoso verbal, algo que, por otra parte, es frecuente en su país de origen. "Violencia física no hubo, pero verbal, bastante, como ya es costumbre en nuestro país", ha apuntado Mejía.

Los 85 migrantes del colectivo LGTB que se separaron de la caravana llegaron a Tijuana viajando en autobús, un trayecto que costeado con fondos privados. Además de apartarse de la discriminación sufrida por parte de sus compatriotas, hay un segundo motivo por el que estos migrantes en concreto decidieron adelantarse al resto: la visibilidad de su comunidad. "Venimos con la caravana, la caravana todavía sigue; lo que pasa es que nosotros lo que queremos evitar es que siempre que llegamos al final (de una etapa del camino) la comunidad LGTB es la última en ser tomada en cuenta, en todo", ha relatado Mejía a un grupo de periodistas. Con todo, esta separación solo fue concebida de manera temporal, ya que la intención nunca fue divorciarse completamente de la caravana, que partió el pasado 13 de octubre en San Pedro Sula (en el norte de Honduras), sino simplemente adelantarse. Al llegar, se refugiaron en un albergue.

Según han anunciado los propios integrantes de este grupo, la intención es solicitar asilo en el paso fronterizo de El Chaparral. "Venimos llegando y vamos a esperar a nuestros representantes. Queremos hacer las cosas bien y en orden", ha dicho César. En un primer momento, se instalaron en la zona Playas de Tijuana.

Estos migrantes no solo huyen de la pobreza económica de sus países de origen, sino de la situación del colectivo LGTB en esos territorios. "Los países del Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras) están entre los más violentos del mundo. Hay pruebas de que las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGTBI) están particularmente expuestas a la violencia en los países del Triángulo Norte y de que esto está relacionado intrínsecamente con las múltiples formas de discriminación a las que se enfrentan las personas LGTBI en las distintas esferas de su vida familiar y laboral, como parte de la sociedad ampliamente y también institucionalmente, por su identidad de género y/o su orientación sexual". Estas palabras forman parte de un demoledor informe de 2017 de Amnistía Internacional, en el que el organismo daba cuenta de este tipo discriminación y en el que ya alertaba de que este colectivo había comenzado a buscar asilo en México debido a su condición de persona LGTB.

Boda LGTB colectiva

Aprovechando su estancia en Tijuana y el hecho de que el estado al que pertenece, Baja California, tiene legalizados los matrimonios entre personas del mismo sexo, distintos miembros de la caravana se han casado en los últimos días. Así, al menos ocho parejas de ese primer contingente en llegar a la frontera se casaron en una ceremonia conjunta en la ciudad, según el medio especializado en información LGTB Into. Se trata de tres parejas gays, otras tres parejas de lesbianas y dos parejas de mujeres transexuales y hombres cisexuales.

La ceremonia de esta boda múltiple fue oficiada por una Iglesia unitaria que acepta este tipo de uniones. "Esto es un acto de justicia", ha dicho uno de los pastores de esa congregación, Hugo Córdoba. "El sueño de casarse es una ilusión para la mayoría de ellos. Les estamos ayudando a hacerlo realidad. Están escapando de la persecución, de la violencia, de una serie de cosas muy fuertes. Los migrantes LGTB siempre quedan a un lado, pero tienen una experiencia única y nosotros queremos honrar eso aunque muchas Iglesias no quieran. El amor no tiene género, orientación sexual ni identidad de género".

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.