The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Autodefensas de Guerrero, el pueblo contra el narco

Foto: Felipe Passolas | The Objective

México ha tomado el relevo colombiano a la cabeza del mundo del narcotráfico desde hace más de una década. Los vaivenes políticos, la notoria ausencia del Estado en muchos rincones del país y la violencia descontrolada, han hecho que en 2011 resurgieran con fuerza las policías comunitarias, que no son más que agrupaciones de civiles que toman las armas para defenderse del crimen y el narcotráfico.

Junto a la proliferación de estas 'policías' surgieron además otros grupos que pronto pasaron a denominarse autodefensas. La ciudadanía cansada de la inacción del gobierno o de su complicidad con el crimen organizado ha tomado el control de su propia seguridad. Las más importantes autodefensas están en los estados de Michoacán, Guerrero y Jalisco.

Autodefensas de Guerrero, el pueblo contra el narco

La mayoría de grupos de autodefensa tienen un origen comunitario, aunque las reminiscencias e iconos a guerrillas de izquierdas suelen estar presentes. | Foto: Felipe Passolas / The Objective.

 

La constitución del Estado de Guerrero, en su ley Número 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura de las Comunidades Indígenas provee de autonomía en diversas materias al margen del Estado a comunidades con un porcentaje mínimo de población indígena. De ahí que el origen legal de las policías comunitarias se remonte a 1995 con la creación en el pueblo indígena de San Luis de Acatlán de la llamada CRAC-PC, Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias – Policía Comunitaria.

Ni el ejército ni la policía federal están en absoluto conformes con la proliferación de estos grupos y con el aumento de la cantidad de armas en las calles no tardaron mucho en desvirtuarse los principios de las policías comunitarias. Aparte de estas, comenzaron a surgir grupos mestizos al margen de la ley, unos con aspiraciones de policía comunitaria y otros abiertamente paramilitares, estos últimos destacables por su sed voraz de territorialidad, y por estar mejor armados y con mayor poder de fuego. El Estado pasó a alinearse con algunas de ellas, los carteles se infiltraron en otras y comenzaron a utilizar a los grupos de autodefensas paramilitares mejor organizados como una extensión más de su propia estructura de sicariato.

Autodefensas de Guerrero, el pueblo contra el narco 4

Policías voluntarios del FUSDEG descansando frente a su puesto de mando antes de su ronda diaria de vigilancia por el perímetro de Tierra Colorada. | Foto: Felipe Passolas / The Objective.

 

Mucho ha pasado ya desde la guerra al narco declarada por Felipe Calderón, una guerra con resultados inciertos que sigue dejando ciertas partes del gobierno desprotegidas. En esta corriente de descontrol, la distinta amalgama de grupos se ha dividido, expandido o desarrollado. A comienzos de 2018 más del 60% del estado de Guerrero estaba en manos de las autodefensas como la UPOEG (Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero) o el FUSDEG (Frente Unido para la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero).

Autodefensas de Guerrero, el pueblo contra el narco 3

Dos grupos de las autofensas del FUSDEG sale a su ronda diaria. | Foto: Felipe Passolas / The Objective.

 

El FUSDEG opera en Tierra colorada, a 60 kilómetros de Acapulco. Esa ciudad de eterno verano famosa por haber sido el hogar vacacional de las estrellas de Hollywood en los años 30 y 40, hoy cuenta con una importante presencia militar en sus principales avenidas ya que es una zona de tránsito de droga proveniente desde Colombia y Perú. Debido a la inseguridad en la ciudad las familias con recursos mandan a sus hijos a estudiar fuera, ya que las escuelas son un centro de reclutamiento para halcones, los ojeadores de grupos criminales o distribuidores de droga, a pesar de ello, residentes de Acapulco y los propios habitantes de Tierra Colorada están satisfechos con las actividades del FUSDEG.

Autodefensas de Guerrero, el pueblo contra el narco 8

Superada la rivalidad inicial, la policía ahora trabaja con las autodefensas, se soportan y ayudan en igual medida. | Foto: Felipe Passolas / The Objective.

 

A su comandante Maximino Alejo Prudencio, ex militar de carrera, no le gusta que les llamen autodefensas, aunque es un término que los identifica se aleja de la legitimación estatal que no tienen por ser fuerzas mestizas por lo que no cuentan con el respaldo de la ley pero que por el contrario reciben una aportación de 54.000 pesos mensuales (alrededor de 2450 €) de parte del gobernador para sustentar la actividad de 310 policías voluntarios de los cuales solo 7 u 8 poseen experiencia militar. Todos los grupos armados prefieren encasillarse dentro del término policía comunitaria con una perspectiva más social que militar.

Autodefensas de Guerrero, el pueblo contra el narco 9

Voluntarios frente a la sede del FUSDEG. | Foto: Felipe Passolas / The Objective.

Los fondos del FUSDEG provienen de las recaudaciones que se llevan a cabo a pie de carretera a los vehículos que transitan por su territorio. A diario consiguen entre 2000 y 4000 pesos (100-200 €), las aportaciones son voluntarias y los comercios locales también realizan aportaciones ya sean en víveres o monetarias.

Una de las grandes reivindicaciones del FUSDEG es eliminar la inseguridad, secuestros y crímenes en el municipio junto con la desaparición de las cuotas, chantaje que todos los narcos recaudan por la protección de los comercios. Los pagos que ahora realizan las pequeñas empresas de la zona son voluntarios, afirma el comandante Maximino.

Autodefensas de Guerrero, el pueblo contra el narco 2

Las furgonetas pick up de gran cilindrada muy utilizadas tanto en la vida cotidiana como en las labores agrícolas son el medio de transporte para las autodefensas. | Foto: Felipe Passolas / The Objective.

 

Las armas que reúnen la fuerza de policías y sus grupos cooperantes, ciudadanos en la reserva, son las que cada uno aporta y compran con sus propios medios, en muchos casos precarias, por otra parte las armas automáticas o 'cuernos de chivo', así se le llama al AK-47 en México, se las han requisado a los narcos. La Asamblea Jerárquica que gestiona la autodefensa las otorga a sus miembros bajo consejo. El comercio de armas en México desde sus vecinos del norte y del sur es tan común como el de la droga y conseguir un arma en el país ilegalmente es muy sencillo. El FUSDEG entrega una licencia para cargar armas a todos aquellos que sean miembros, se les archiva para poder identificarlos y para que las fuerzas de seguridad del Estado puedan cotejar a estos individuos que lleven armas fuera de la jurisdicción de la autodefensa. Así evitan con este registro que cualquiera alegue ser miembro y cargar armas.

Autodefensas de Guerrero, el pueblo contra el narco 7

En estos grupos de voluntarios no hay discriminación de sexo ni de edad. | Foto: Felipe Passolas / The Objective.

 

Sus filas están compuestas por todo tipo de agricultores y campesinos, incluso adolescentes. Marcos Robles Alejo (foto de portada) tiene 14 años y quiere ser soldado en el ejercito regular, pero desde hace tiempo ya carga su calibre 22 que pudo comprar gracias al dinero que su abuelo le mandaba desde Acapulco. Realiza las tareas de vigilancia y formación como todos los demás. Las filas del FUSDEG también se nutren de mujeres.

Si bien las autodefensas no tienen un origen comunista de por sí, ya que nacen de la solidaridad vecinal no de una ideología, por la cercanía a países de Centro América pueden flirtear con miembros que en algún momento participaron en la revolución sandinista. En muchos casos el analfabetismo campa entre las filas de estas policías.

Autodefensas de Guerrero, el pueblo contra el narco 6

El cuerno de chivo, así se llama en México al Kalashnikov, el arma más común entre los narcotraficantes. | Foto: Felipe Passolas / The Objective.

Las actividades del FUSDEG no solo incluyen la vigilancia del perímetro de la región, de la cual Tierra Colorada, zona de cultivo de la calabaza, maíz y mango, es cabeza de municipio, para evitar el cultivo de amapola o marihuana. También ejercen de juez y verdugo en las disputas vecinales. Se imponen multas a los familiares de los borrachos o castigos con trabajos comunitarios y el acceso a la policía de esta autodefensa requiere cumplir los requisitos de buena persona: no ser alcohólico, ni drogadicto, ni tener antecedentes penales que la sociedad pueda reprocharle.

Autodefensas de Guerrero, el pueblo contra el narco 5

Todos los accesos al pueblo están vigilados por puestos de control donde se identifica a los conductores y se revisa a los vehículos. | Foto: Felipe Passolas / The Objective.

 

Al FUSDEG les gustaría expandirse a la capital del Estado, Chilpancingo o Acapulco, pero actualmente están en guerra con la UPOEG, el grupo de autodefensa del que se originaron. Los ataques a su puesto de mando son relativamente reiterados, las entradas del pueblo están fortificadas para protegerse de los vehículos que entran disparando. Los intentos de expansión también son limitados por el ejército y la policía que, aunque conviven hoy en día, en los comienzos opusieron resistencia a su auge y consolidación.

Autodefensas de Guerrero, el pueblo contra el narco 1

El FUSDEG cuenta con algunos militares de carrera, procuran tener entrenamientos y jerarquía marcial. | Foto: Felipe Passolas / The Objective.

 

El comandante Maximino sueña con un FUSDEG de mayor tamaño y reconocimiento. Le gustaría incluso lograr la independencia y el total auto gobierno.

Esta es la realidad que predomina en el Estado de Guerrero. Incierta respecto al destino de las autodefensas con un gobierno ineficaz en materia de seguridad y con grandes dificultades de además suministrar los servicios básicos como educación y sanidad.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.