Así es 'Bright', la película más cara de la historia de Netflix
Foto: Netflix

Cultura

Así es 'Bright', la película más cara de la historia de Netflix

Netflix sale al ataque de una por todas en la industria del cine. Bright es su apuesta más potente en este sentido, siendo la producción más cara de su historia. Tras los intentos que ha realizado el gigante del streaming -y rey casi indiscutible de las series- con títulos como Beast of no Nation, Mudbound, The Meyerowitz Stories u Okja, que han pasado -algunas más que otras- sin pena ni gloria, ahora Netflix se lanza a por todas con este film protagonizado por Will Smith.

por Cecilia de la Serna

Netflix sale al ataque de una por todas en la industria del cine. Bright es su apuesta más potente en este sentido, siendo la producción más cara de su historia. Tras los intentos que ha realizado el gigante del streaming -y rey casi indiscutible de las series- con títulos como Beast of no Nation, Mudbound, The Meyerowitz Stories u Okja, que han pasado -algunas más que otras- sin pena ni gloria, ahora Netflix se lanza a por todas con este film protagonizado por Will Smith.

La trama de la película, que mezcla uniformemente los géneros de fantasía y acción, está ambientada en un mundo en el que las criaturas fantásticas conviven con los humanos como si de una sociedad multirracial se tratara, y nos coloca directamente en un cercano futuro distópico.

 

 

El pistoletazo de salida lo da la tensión que se genera tras la inclusión en el cuerpo de Policía de Los Ángeles del primer agente orco, Nick Jakoby (interpretado por Joel Edgerton), que termina siendo pareja de patrulla de su compañero Daryl Ward (interpretado por Will Smith). En una de las investigaciones de esta peculiar pareja policial descubren un peligroso objeto por el que muchos matarían: una varita mágica que es capaz de conceder deseos, pero que también es considerada un arma asesina. Los dos protagonistas se ven entonces envueltos en un auténtico conflicto territorial que marca la acción principal de la película.

 

90 millones de presupuesto

Con un presupuesto de 90 millones de dólares, Bright es la película más cara del universo Netflix llega de la mano de David Ayer (director también de Escuadrón suicida o Corazones de acero), Max Landis (guionista de títulos como Victor Frankenstein o American Ultra) y con el todopoderoso protagonista que funciona como principal reclamo de la cinta, Will Smith.

 

Malas críticas a un producto prometedor

La crítica no ha acogido la cinta como muchos esperaban. Según Todd Gilchrist de The Wrap el resultado de Bright “es otro desastre de género que sólo impresiona por la arrogancia con la que sus cineastas presumen de que el público querrá que se amplíe a una franquicia”, asegurando también que la película es “sorprendentemente mala en prácticamente todos los sentidos”.

Rotten Tomatoes, por su parte, ha calificado a Bright con un 28%, con una media de 3,4 puntos sobre 10. Las malas críticas han sido tales que la publicación Quartz ha recopilado, incluso, las frases más graciosas de las demoledoras reseñas. Aún así, Bright promete una segunda parte de su franquicia, y la primera la puedes ver ya en Netflix. Juzga por ti mismo.