The objective


Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 50

Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 51

Notice: Trying to get property 'slug' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 52

Notice: Trying to get property 'name' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 53

Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 50

Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 51

Notice: Trying to get property 'slug' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 52

Notice: Trying to get property 'name' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 53

Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 50

Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 51

Notice: Trying to get property 'slug' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 52

Notice: Trying to get property 'name' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 53

Further

Cultura viral

Cultura viral

ARCO se debate en Lisboa entre sus retos y sus aciertos

En la antigua fábrica de cuerdas de Lisboa, la Cordoaria Nacional, se ha tejido esta última semana la tercera edición de ARCO en la capital portuguesa. Un evento que ha logrado emanciparse de su hermana mayor, ARCO Madrid, y que ofrece una visión y una experiencia radicalmente distintas de las que brinda la cita española. Por el edificio histórico, situado en una zona alejada del centro –cerca de Belém– pero en boga gracias, en parte, a la presencia del nuevo Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología, el MAAT, han pasado decenas de galeristas, coleccionistas y curiosos en general para admirar las obras de los 72 expositores que han estado presentes.

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, fue el encargado de inaugurar esta tercera cita internacional con el arte contemporáneo en Lisboa. "Me he acordado de cuando fui por primera vez en los 80 a Madrid y veía una feria que representaba la estabilización política en España. España había llegado a la democracia un poco después de Portugal y se había estabilizado en los 80, y en esa fase España se quería afirmar como potencia europea y la feria fue muy importante en ese sentido", subrayó el político. Cuando ARCO en Madrid nació, allá por 1982, los tiempos no eran necesariamente favorables para un proyecto de tal magnitud, pero lo lograron.

En 2016, la feria madrileña se mudó también a Lisboa, en un enorme esfuerzo por desafiar los contratiempos. En opinión del presidente luso, eran tiempos "de incógnita, pero los resultados confirman que Portugal superó las dificultades financieras y económicas. Se estabilizó económica, política e institucionalmente y todo eso ha permitido sentar las bases para la construcción cultural. Por ello, apenas dos años después, parece que estamos en otro país y en otro ARCO”, sentenció en su discurso inaugural.

 

ARCO se debate en Lisboa entre sus retos y sus aciertos 2

Un asistente a la feria fotografía la obra Il Gattopardo, de João Louro, en el estand de la galería Fernando Santos (Oporto). | Foto: Cecilia de la Serna / The Objective

 

La feria lusa dista de la madrileña especialmente en tamaño. Frente a las 72 galerías presentes en Lisboa, en Madrid –una cita que se afianza con el paso del tiempo y tras superar la crisis económica que se cebó especialmente con la cultura– fueron más de 200 los expositores que se reunieron en el mastodóntico recinto de IFEMA. Esto convierte a la feria lisboeta en un espacio mucho más íntimo, que permite un recorrido más relajado por cada uno de los estands. ARCOlisboa se debate entre el acierto de presentar una feria más asequible para el visitante y el reto de expandirse.

Lo cierto es que esta edición ha supuesto un salto cuantitativo –el número de galerías presentes ha aumentado en un 22,5 % con respecto al año anterior–, pero ARCOlisboa se mantiene, en cierta forma, pequeña. La diferencia de dimensiones también se corrobora en lo que le cuesta a una persona de a pie visitar. Mientras que en Madrid la entrada del público general cuesta unos 30 euros –sin catálogo–, en Lisboa el precio es de 15 euros, cinco para los estudiantes.

La localización de la Cordoaria Nacional también favorece la afluencia de público, más allá de coleccionistas y profesionales, y la feria ofrece diferentes actividades por la ciudad, como por ejemplo, recorridos por las galerías.

 

11.000 visitantes e importantes adquisiciones

Esta edición ha acogido a más de 11.000 visitantes, según datos de los organizadores. Desde la organización, a cargo de IFEMA y el Ayuntamiento de Lisboa, defienden que la calidad de las propuestas se ha traducido en un incremento de las ventas y en la consolidación de su reconocimiento internacional. A pesar de no disponer de datos oficiales de ventas, la mayor parte de las galerías se ha mostrado optimista, así como los coleccionistas y las instituciones, que han acordado un buen número de adquisiciones. El propio ayuntamiento de la capital lusa ha hecho un importante desembolso, adquiriendo obras de diversos artistas portugueses, como Carla Filipe (Galería Nuno Centeno), Mafalda Santos (Galería Presença), Rui Calçada Bastos (Galería Bruno Múrias) o Nuno Nunes-Ferreira (Galería Juan Siló).

 

ARCO se debate en Lisboa entre sus retos y sus aciertos 1

Verão quente (Verano caliente) (2017) de Nuno Nunes-Ferreira. | Foto: Cecilia de la Serna / The Objective

 

La obra de Nuno-Nunes Ferreira ha sido una de las más fotografiadas de la feria. Este artista portugués, nacido en 1976, trabaja recurrentemente con el concepto de memoria. En el 48 aniversario de la Revolución de los Claveles, Nuno-Nunes Ferreira presenta un mural de periódicos de la época. Trabajar con los recuerdos de una de las grandes gestas de la historia reciente de Portugal le ha otorgado, sin duda alguna, un enorme éxito en esta edición de ARCOlisboa.

 

Tres espacios diferenciados

Al igual que en Madrid, ARCO ha optado por ofrecer tres espacios diferentes, y por tanto tres conceptos diferentes para acercarse a las obras de las 72 galerías.

 

ARCO se debate en Lisboa entre sus retos y sus aciertos 3

Entrada a la sección Opening de ARCOlisboa 2018. | Foto: Cecilia de la Serna / The Objective

 

A la sección principal de ARCOlisboa, que ha mantenido su tamaño con la presencia de 51 galerías, se han sumado los programas Projetos y Opening. La sección Projetos, situada en una de las torres a lo alto del edificio histórico que ha sido sede de la feria, 10 galerías de diferentes ciudades del mundo han presentado las obras, en profundidad, de un solo artista. Es el caso de Nuno-Nunes Ferreira, que llegaba de la mano de la santanderina Galería Juan Silió, también el de Esther Ferrer con Àngels Barcelona, o del peruano José Carlos Martinat, que llegaba a ARCOlisboa con Revolver Galería, con sede en Lima.

 

ARCO se debate en Lisboa entre sus retos y sus aciertos 4

Vista general del estand de Revolver Galería, que presentaba en la sección Projetos varias obras de José Carlos Martinat. | Foto: Cecilia de la Serna / The Objective

 

En cuanto a la sección Opening, ARCO ha permitido a varias galerías noveles el estar presentes en una gran cita internacional por primera vez. En ella se presentaban 12 proyectos seleccionados por João Laia y provenientes de Lisboa pero también de otras ciudades europeas como Berlín, Roma, Barcelona o Londres. Esta sección cuenta con su propio premio, el premio Opening, que en esta edición ha sido para la galería polaca BWA Warszawa, con sede en Varsovia. Gracias a este galardón, la presencia en ARCOlisboa les ha salido por cero euros, una compensación que sin duda sirve de aliciente para pequeñas y jóvenes galerías como esta.

Una vez recogidas todas las obras, embaladas con mimo, la Cordoaria Nacional se vacía de gente y ARCOlisboa se despide hasta el año que viene. La cita portuguesa se debate ahora entre permanecer íntima, accesible, diferente, o responder al reto de expandirse. Teniendo en cuenta la fuerza de su "hermana mayor", ARCOmadrid, y de los buenos datos de esta tercera edición, una excesiva expansión de ARCOlisboa no parece necesariamente urgente. Tampoco le pega a Lisboa que, como decía José Saramago, bien podría no ser ciudad, sino mujer.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.