Francia frena el uso de hidroxicloroquina para tratar la COVID-19

Sociedad

Francia frena el uso de hidroxicloroquina para tratar la COVID-19
Foto: David J. Phillip

Dos organismos encargados de velar por la salud pública en Francia se han declarado este martes en contra del uso de la hidroxicloroquina contra la COVID-19, a la luz de un amplio estudio internacional que apunta no solo a su ineficacia para tratar o prevenir la enfermedad, sino también a su peligrosidad. El Alto Consejo de Salud Pública recomienda no utilizar este medicamento para el tratamiento de la COVID-19, al margen de los ensayos clínicos, en una recomendación solicitada por el ministerio de Sanidad. La Agencia del Medicamento gala ha anunciado, por su parte, que ha activado activado el procedimiento para suspender «por precaución» los ensayos clínicos con hidroxicloroquina.

La hidroxicloroquina es un derivado de la cloroquina y se utiliza desde hace décadas contra el paludismo y también se prescribe en enfermedades de origen autoinmune como el lupus y la artritis reumatoide. El freno a este compuesto en Francia llega después de que a Organización Mundial de la Salud (OMS) tomara el pasado lunes la decisión de suspender temporalmente los ensayos clínicos con hidroxicloroquina por seguridad, después del estudio publicado el viernes en la revista médica The Lancet que subrayaba que la hidroxicloroquina es ineficaz contra la COVID-19 y aumenta además el riesgo de muerte.

En Francia, al margen de los ensayos clínicos, este medicamento solo se utiliza contra la COVID-19 para tratar casos graves en el hospital. En total, se han autorizado 16 ensayos clínicos en este país para evaluar la eficacia del tratamiento. «Los pacientes en curso de tratamiento con la hidroxicloroquina en el marco de ensayos clínicos podrán seguir hasta el final del protocolo«, según la Agencia del Medicamento de Francia.

A raíz de un pequeño estudio chino, poco detallado, que aseguraba la eficacia del fosfato de cloroquina en el tratamiento de los pacientes de coronavirus, este compuesto está en boca de todos. De hecho, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha dicho que utilizaba hidroxicloroquina como medida de prevención contra la COVID-19, mientras el Gobierno brasileño, encabezado por Jair Bolsonaro, recomienda tanto cloroquina como hidroxicloroquina para tratar a pacientes con síntomas leves de la enferemedad.