Francia expulsó a un 14,6% más de inmigrantes irregulares en 2017

Sociedad

Francia expulsó a un 14,6% más de inmigrantes irregulares en 2017
Foto: Thibault Camus

Francia expulsó en 2017 a un 14,6% más de extranjeros en situación irregular que en el año anterior, que pasó de albergar a unas 14.859 personas a 12.961, ha informado este martes el Ministerio del Interior francés, citado por Efe.

De acuerdo con los datos divulgados en un comunicado por la Dirección General de Extranjería, también se disparó la cifra de extranjeros rechazados en la frontera cuando trataban de entrar a Francia, que creció un 34%, es decir, de 63.732 solicitantes en 2016 a 85.408 en 2017.

Por otro lado, el país otorgó un total de 262.000 permisos de residencia, un alza del 13,7% respecto al año pasado, principalmente debido al aumento del número de refugiados y de estudiantes recibidos.

En cuanto a los refugiados, el número de visados de residencia concedidos aumentó un 35% frente a los del año anterior, mientras que la cifra de demandantes de asilo superó por primera vez la barrera de los 100.000 en Francia. A su vez, los permisos a estudiantes, principalmente procedentes de China y del Magreb, crecieron casi un 20%, hasta los 88.100 en total.

Estos datos han sido publicados en el mismo día en que el presidente francés, Emmanuel Macron, visita un centro de acogida a inmigrantes cerca de Calais, ciudad que albergó uno de los centros de refugiados más grandes de Europa.

El presidente francés ha subido en su cuenta de Twitter un video en el que alega que el «deber» de Francia es el de «proteger a quienes son perseguidos y a los que están buscando asilo».

En materia de inmigración, el gobierno francés quiere aprobar una futura ley de inmigración y asilo, que prevé agilizar los trámites para la concesión del estatus de refugiado y, al mismo tiempo, limitar la llegada de inmigrantes por motivos económicos.

A dos días de que se produzca la cumbre franco-británica, el Ejecutivo de Macron pretende obtener «medidas concretas» del gobierno de Theresa May para una mejor atención de los migrantes menores que viajan solos y para contribuir a mejorar la seguridad en el puerto de Calais, ha comunicado el Elíseo.