La Fiscalía saudí afirma que el asesinato de Khashoggi fue premeditado

Mundo Ethos

La Fiscalía saudí afirma que el asesinato de Khashoggi fue premeditado
Foto: Dinuka Liyanawatte| Reuters

El asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi fue “premeditado”, según la información recibida por la Fiscalía General de Arabia Saudí por parte del equipo de este país y de Turquía. Este anuncio llega dos días después de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, asegurara que es “obvio que el asesinato de Jamal Khashoggi fue planeado”, lo que contradecía la versión oficial del Gobierno de Riad.

“La Fiscalía General saudí ha recibido informaciones de la parte turca del equipo de Arabia Saudí y Turquía señalando que los acusados de este incidente tenían la intención premeditada” de asesinar al periodista, que desapareció el 2 de octubre tras entrar al consulado saudí en Turquía, ha informado la agencia estatal SPA.

Por su parte, el fiscal general, Saud al Moyeb, ha asegurado que la Fiscalía continúa con sus “propias investigaciones” con los 18 acusados detenidos “con el fin de alcanzar la verdad y la justicia”.

Las autoridades saudíes han cambiado su versión sobre el asesinato del periodista en varias ocasiones. En un primer momento, afirmaron que Khashoggi salió del consulado por su propio pie el mismo día que entró en el edificio, pero el día 20 de octubre reconocieron su asesinato. Entonces, la Fiscalía afirmó que la muerte del periodista había sucedido tras una pelea en el interior del consulado en Estambul, una versión que ha sido considerada insuficiente por varios gobierno extranjeros.

Desde el primer momento, las autoridades han negado que el rey Salman y el príncipe Mohamed tuvieran conocimiento de los hechos.

Las autoridades turcas y saudíes a cargo de la investigación no han informado de dónde se encuentran los restos mortales de Khashoggi ni han aclarado quien dio la orden de cometer el asesinato.

Por su parte, Erdogan defendió una investigación independiente y exigió saber “quién dio las órdenes” de matar a Khashoggi, además de asegurar que sus asesinos tendrá que rendir cuentas “sean quienes sean”.