The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estabilizado el incendio de Mondariz tras quemar 150 hectáreas

Redacción TO
Última actualización: 8 Oct 2018, 10:00 am CET
Foto: Salvador Sas | EFE

El incendio que se inició el domingo en la localidad pontevedresa de Mondariz ya ha sido estabilizado y los vecinos desalojados de sus viviendas han podido volver a ellas, según ha informado la Xunta de Galicia este lunes.

“Estabilizado el incendio de Mondariz. Pese a que distintas parroquias estuvieron en situación de riesgo, no hubo que lamentar daños personales y ninguna de las viviendas ha sido arrasada”, ha informado el servicio de emergencias de Galicia.

El fuego ha quemado más de 150 hectáreas y, aunque ya está estabilizado, permanece activo y con riesgo de que algún foco pueda reactivarse.

Las llamas han puesto en riesgo zonas como O Barro, Barral y Boente y, tras declararse la situación de riesgo 2, varios vecinos tuvieron que desalojar sus casas y no han podido regresar hasta que la alarma ha sido desactivada durante la madrugada del lunes.

El vicepresidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, dio por descontado durante la noche del domingo que el incendio de Mondariz ha sido intencionado. “Por desgracia, estamos acostumbrados a estas situaciones”, lamentó.

Rueda, que se desplazó a la zona del incendio para seguir la evolución de las labores de extinción, ha dicho que “no es ninguna casualidad, en cuanto se empieza a levantar el viento aparecen fuegos con varios fotos y saben que en poco tiempo se va a ir la luz y los aviones no van a poder volar”.

El fuego de Mondariz es el más grave de varios incendios que han afectado este fin de semana a varios puntos de Galicia. Los incendios forestales registrados en las últimas horas en los municipios orensanos de A Gudiña, Nogueira de Ramuín y Verín han quedado extinguidos este domingo tras quemar 246,79 hectáreas, según informó la Consellería del Medio Rural de la Xunta.

Este incendio se produce a escasos días de cumplirse un año de los voraces fuegos que provocaron la muerte de cuatro personas en Galicia y que llegaron a introducirse en la zona urbana de Vigo, donde los vecinos se echaron a la calle a colaborar en las labores de extinción.