El 35% de los españoles no consumió alcohol en 2016

Lifestyle

El 35% de los españoles no consumió alcohol en 2016
Foto: Eaters Collective

El 35% de los españoles no consumieron alcohol y 37.000 hombres y mujeres murieron como consecuencia del consumo de bebidas alcohólicas en 2016, según un estudio de la Universidad de Washington publicado por la revista médica The Lancet, que advierte de que tres millones de personas murieron en el mundo durante 2016 y que «ningún nivel de consumo de bebidas alcohólicas es seguro para la salud».

En España los hombres beben más que las mujeres. El 78% de los hombres y el 55% de las mujeres en España, mayores de 15 años, consumieron al menos una bebida alcohólica en 2016. El estudio también ha revelado que los hombres bebieron una media de seis bebidas alcohólicas al día y las mujeres una media de tres. Unos 25.000 hombres españoles y unas 12.000 mujeres españolas fallecieron en 2016 por los efectos del alcohol, unas 3.000 más que en 2010.

El informe ha señalado que el alcohol ha sido la causa del 9% de las muertes en hombres entre 15 y 49 años en 2016 y del 3% de las muertes en mujeres del mismo rango de edad en España. «Los riesgos de la salud asociados con el alcohol son enormes», ha afirmado Emmanuela Gakidou, del Instituto para Medidas y Evaluaciones de Salud de la Universidad de Washington y autora de la investigación.

«Nuestros hallazgos son consistentes con otro informe reciente que ha encontrado correlaciones claras y convincentes entre la bebida y las muertes prematuras, el cáncer y los problemas cardiovasculares», ha añadido la investigadora.

El alcohol está asociado a 23 problemas relacionados con la salud

El estudio, que no diferencia entre el tipo de bebida consumida, establece que más de 2.000 millones de personas eran consumidoras recurrentes de alcohol en 2016 en todo el mundo, de los cuales el 63% eran hombres. La investigación establece como consumo promedio unos 10 gramos de alcohol etílico diarios, lo que equivale a «una copa pequeña de vino tinto, una cerveza o un trago de whisky».

El consumo de alcohol se ha asociado con 23 problemas relacionados con la salud como enfermedades cardiovasculares, diferentes tipos de cáncer, cirrosis, diabetes, epilepsia, pancreatitis, infecciones respiratorias y tuberculosis, entre otras. Asimismo, puede provocar otro tipo de problemas como violencia interpersonal, lesiones autoinfligidas, exposición a riesgos como envenenamientos, fuego y calor extremo y heridas relacionadas con el transporte.

«Ahora entendemos que el alcohol es una las mayores causas de muerte en el mundo en la actualidad», ha comunicado Richard Horton, editor de The Lancet, que ha reclamado «actuar para prevenir estos millones de muertes».