Blas Pinar Pinedo

Un Gibraltar de Galicia

Tú no sabes que España fue la libertad y la justicia cuando los demás nos atacaron para construir imperios de expolio. Y ahora, con otros 1300 españoles, escribes una carta al inglés para venderte.

Opinión

Un Gibraltar de Galicia

Tú no sabes que España fue la libertad y la justicia cuando los demás nos atacaron para construir imperios de expolio. Y ahora, con otros 1300 españoles, escribes una carta al inglés para venderte.

Cuando ignoras tus raíces y tu historia no tienes donde agarrarte y acabas mendigando la dignidad que tú mismo has desperdiciado. Lo más patético del drama es que ni siquiera eres capaz de entender dónde comenzó todo. Te han inyectado un virus y no quieres curarte sino que pides más dosis de la infección, porque la ignorancia es una droga para los que no quieren aprender.

No sabes nada de tus orígenes, desconoces que con España tus antepasados soñaron mundos nuevos de libertad, y conquistaron imperios, y expandieron la cultura, y vencieron enemigos infernales y comerciaron por la tierra con leyes más justas que las traiciones de los aliados y la piratería de los cobardes.

Nadie te ha enseñado que amaneciendo el siglo XVI tratamos a todos como ciudadanos y no estaba permitido exclavizar y tú, que nada sabes, quieres venderte para ser una colonia de contrabando. Has memorizado cuatro tópicos de la Leyenda Negra y ya te crees catedrático, pero tus antepasados fundaron universidades por medio mundo mientras sus enemigos explotaban con sangre y fuego las regiones que sometían.

Tú no sabes que España fue la libertad y la justicia cuando los demás nos atacaron para construir imperios de expolio. Y ahora, con otros 1300 españoles, escribes una carta al inglés para venderte, sin comprender que jamás serás de los suyos, porque ellos sí valoran la dignidad del patriotismo que tú desprecias. Cuando volvían los barcos de América a tus costas allí esperaban los piratas, para abordarlos. Y tú, ignorante presuntuoso, quieres ser un ladrón de aquellos y no mucho más moderno… No sabes nada, por eso ya solo aspiras a vender cajetillas de tabaco compradas en un Gibraltar de Galicia.

Más de este autor

No podrán con la Navidad

Podrán perseguir a la Iglesia y podrán masacrar a quienes sigue creyendo en el Salvador que nació en Belén, pero jamás vencerán porque la victoria comenzó con el anuncio de un ángel y una mujer que aceptaba…

Opinión

Más en El Subjetivo

José María Marco

COVID-19. La tempestad

Danme voces de Seir: Centinela, ¿qué queda de la noche? Centinela, ¿qué queda de la noche? / El centinela respondió: La mañana viene, y después la noche. Si queréis preguntar, preguntad, volved y venid. Isaías, 21: 11-12

Zibaldone

Compartiendo con Promoted

Pablo de Lora

All facts matter?

«Es obvio que Estados Unidos sufre un problema de violencia, en general, y de violencia policial en particular. ¿Quién objetaría a tratar de solucionarlo en la mayor medida posible? Pero parece también que los datos evidencian un problema añadido de discriminación racial»

Opinión