The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Revolución

Revolución en Arabia Saudí. Dentro de unos años, será un país de inversores. Recordarán que hace tiempo solo tenían petróleo y de eso vivían, cerrando un poco el grifo para que subieran los precios o abriéndolo, si se daban cuenta de que se habían pasado un poco.

Les explicarán que, entre el fracking, que era más caro y esto hacía que, para defenderse, no podían subir los precios; Irán, que de repente se volvió bueno y empezó a echar barriles al mercado; y alguna otra minucia similar, sus planes se tambalearon, y los de Rusia y los de Venezuela, que tenían los presupuestos hechos con los precios altos y se encontraron con que no podían vivir con los nuevos precios. Y las petroleras lo pasaron mal. Y los bancos que habían prestado dinero a las petroleras, también. Y los bancos que habían prestado dinero a los bancos que habían prestado dinero a las petroleras, también.

Algún príncipe saudí tuvo una idea: larguémonos de este tinglado, vendamos el petróleo al precio que podamos y juguemos con ese dinero. Y hala, a pasar de productores y vendedores de crudo a inversores del dinero que nos paguen y del que consigamos por nuestros aciertos de inversión.

Suena bien, pero hay que saber hacerlo. Y eso exige gente preparada. (Eso y cualquier cosa que se quiera hacer en la vida). De ahí, la necesidad de una reforma educativa y la necesidad de cambiar de chip. Ya no vendemos petróleo solamente. Ahora jugamos con ese dinero.

Me gustará ver cómo lo hacen y los resultados que vayan consiguiendo. Pero suena bien. Y suena todavía mejor cuando veo que hay un plan por parte del gobierno, que exigirá que se explique bien a los ciudadanos y hará que las sesiones de control del gobierno por parte del Parlamento sean ordenadas, porque cuando los objetivos están muy claros y la manera de medir el avance en su consecución también lo está, la cosa se simplifica mucho.

Hay revoluciones y revoluciones. Esta es de las buenas. Sin gritos, sin tirar piedras, calladitos. Si sale bien, fenomenal. Si no sale, a por otra cosa.

Nadie podrá decir a los gobernantes saudíes que se distrajeron mirando el paisaje.

Más de este autor


Notice: Trying to get property 'category_nicename' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 319

Notice: Trying to get property 'cat_name' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 320

Notice: Trying to get property 'cat_ID' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 321

Más en El Subjetivo

Nuestras plagas de Egipto

"La realidad que nos rodea empieza a ser como leer la Biblia y la gente se burla de Greta como se burlaban de Noé, empeñado en su barco porque en esta vida descreída, ni creemos en el dolor ajeno, ni creemos en las noticias que avisan de todas esas cosas más terribles por venir"

España, caja única

"La fragmentación de la gestión de la seguridad social –sobre todo en materia de pensiones- generará más costes y descoordinación en un servicio que ya funciona relativamente bien"