The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Retraso indefinido

Si la cuenta es de 600 euros por cada tres horas de retraso, multipliquen la indemnización que le corresponde al padre de familia que volaba en ese avión y que no volverá nunca más.

Lubitz informó a Lufthansa sobre su “episodio grave de depresión” en 2009. El copiloto del avión de Germanwings notificó que había superado la enfermedad y presentó informes médicos que así lo acreditaban, tras lo cual retomó su formación. La aerolínea subrayó que, tras esa pausa de varios meses, los médicos emitieron el preceptivo certificado médico que declaraba a Lubitz apto para volar y por eso lo admitieron.

La aerolínea alemana ha informado en un comunicado de este nuevo dato tras realizar investigaciones internas y enviar a la Fiscalía de Düsseldorf documentos adicionales sobre la formación del copiloto y su historial médico, que incluye un intercambio de correos electrónicos del copiloto y la escuela de vuelo.

El copiloto Andreas Lubitz, sospechoso de haber estrellado de forma deliberada en los Alpes franceses el avión de Germanwings, informó hace 5 años a su escuela de vuelo de Lufthansa de que había superado "un episodio grave de depresión", tras haber interrumpido durante varios meses su formación. Este dato solo ha sido confirmado por el presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, después de que la Fiscalía francesa apuntara al copiloto alemán como causante de la tragedia.

La aerolínea reiteró su compromiso de apoyar en todos los extremos la investigación que lleva a cabo la Fiscalía de Düsseldorf para aclarar un siniestro con 150 personas muertas y explicó que no puede facilitar más datos para no anticiparse al trabajo de las autoridades. Pese a este compromiso de apoyar la investigación Carsten Spohr se ha negado a responder a las preguntas de los periodistas y se ha limitado a hacer una declaración ante la prensa.

El presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, ha indicado que "se necesitará tiempo" para conocer lo que pasó con el vuelo de su filial de bajo coste Germanwings. La normativa europea es clara al respecto: si el vuelo se retrasa más de tres horas, el pasajero debe percibir una indemnización económica comprendida entre 250€ y 600€. Si la cuenta es de 600 euros por cada tres horas de retraso, multipliquen la indemnización que le corresponde al padre de familia que volaba en ese avión y que no volverá nunca más, multipliquen cada 3 horas de retraso por el resto de sus 40 o 50 años de  vida restante que le hubiese quedado de no haber contratado a un copiloto enfermo para ahorrar costes. Si las indemnizaciones fuesen más altas ya se cuidarían las aerolíneas de ahorrar en seguridad. Porque, seamos claros, este retraso es indefinido.

 

Más de este autor


Notice: Trying to get property 'category_nicename' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 319

Notice: Trying to get property 'cat_name' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 320

Notice: Trying to get property 'cat_ID' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 321

Más en El Subjetivo

Nuestras plagas de Egipto

"La realidad que nos rodea empieza a ser como leer la Biblia y la gente se burla de Greta como se burlaban de Noé, empeñado en su barco porque en esta vida descreída, ni creemos en el dolor ajeno, ni creemos en las noticias que avisan de todas esas cosas más terribles por venir"

España, caja única

"La fragmentación de la gestión de la seguridad social –sobre todo en materia de pensiones- generará más costes y descoordinación en un servicio que ya funciona relativamente bien"