Rafael Timermans

Redes sociales y violencia en jóvenes. ¿Matar al mensajero?

El suicidio de varios jóvenes ha provocado muchas preguntas en el Reino Unido sobre la influencia que algunas redes sociales hayan podido tener en su decisión.

Opinión

Redes sociales y violencia en jóvenes. ¿Matar al mensajero?

El suicidio de varios jóvenes ha provocado muchas preguntas en el Reino Unido sobre la influencia que algunas redes sociales hayan podido tener en su decisión.

El suicidio de varios jóvenes ha provocado muchas preguntas en el Reino Unido sobre la influencia que algunas redes sociales hayan podido tener en su decisión. Y en estos casos en particular se ha encontrado relación con la red de microblogging «Tumblr». Alli hay recursos para enseñar a dañarse a uno mismo, e incluso para matarse mejor.

Como siempre, se ha desatado la discusión sobre el mensajero y el mensaje. Las redes son malas, son peligrosas, se encuentra lo peor…

Es cierto. Si buscas, encontrarás lo peor. Pero también lo mejor. De hecho también han aparecido casos de adolescentes con tendencias dañinas, de provocarse daño, que han encontrado apoyo para alejarse de ese camino. Personas que han sido capaces de hacerlo antes que ellas. Lugares donde acudir a pedir apoyo.

En Tumblr en concreto cada vez que busques términos relacionados con hacerse daño aparecen advertencias y recursos a los que acudir por ayuda.

¿Y por whatsapp no se contactará con personas peligrosas? ¿Y por correo electrónico? ¿Teléfono?

Las armas no son malas. Depende del uso que se haga de ellas. No digamos la televisión. Y las Redes sociales son maravillosas. O peligrosas. O insustanciales. O ricas. O entretenidas. O todo ello. Lo que hay que hacer es encontrar lo mejor, ayudar a los que lo necesiten, proteger a los niños. Pero matar al mensajero no sirve de nada. Quien busca bien encuentra, en redes sociales o en bares, o en las calles.

Más de este autor

Los pecados de la carne, la versión de la OMS

Las reacciones al comunicado de la Organización Mundial de la Salud sobre la carcinogenicidad de la carne han pasado de la incredulidad, pensando que se había adelantado el día de los inocentes junto con el cambio de hora, y la burla franca según han ido pasando las horas.

Opinión

Proteger a nuestros hijos más que a nuestros gatos

Tú crees que las vacunas no son buenas. Que no sirven. O peor aún, que son malas, que hay una conspiración de las empresas farmacéuticas, los gobiernos, y los médicos para ganar dinero aunque sea a costa de envenenar a la población. Y como tus hijos son tuyos, y los quieres, no les vacunas. Todo muy natural.

Opinión

Más en El Subjetivo

José María Marco

COVID-19. La tempestad

Danme voces de Seir: Centinela, ¿qué queda de la noche? Centinela, ¿qué queda de la noche? / El centinela respondió: La mañana viene, y después la noche. Si queréis preguntar, preguntad, volved y venid. Isaías, 21: 11-12

Zibaldone

Pablo de Lora

All facts matter?

«Es obvio que Estados Unidos sufre un problema de violencia, en general, y de violencia policial en particular. ¿Quién objetaría a tratar de solucionarlo en la mayor medida posible? Pero parece también que los datos evidencian un problema añadido de discriminación racial»

Opinión