Raul Tola

Paz et orbi

Las fiestas de fin de año pueden estar llenas de contrastes.

Opinión

Paz et orbi

Las fiestas de fin de año pueden estar llenas de contrastes.

Las fiestas de fin de año pueden estar llenas de contrastes. Pasar estos días en calma, cenando en familia y descorchando alguna botella de champagne, como nos ocurre a algunos, parece un alarde de buena suerte cuando volvemos la mirada a los lugares más convulsionados del mundo, y comprobamos que allí la sangre y el sufrimiento no se han detenido. El calendario no ha cambiado nada en esos infiernos en la tierra que son Afganistán, Líbano, Siria o Irak.

Felizmente en medio de este clima de desolación puede oírse una voz de verdadera sensatez, acorde con los preceptos del credo que lo inspira. Durante la bendición «Urbi et Orbe» de este 25 de diciembre, el Papa Francisco pidió a sus fieles congregados en la Plaza de San Pedro rezar por la paz mundial, y a los no creyentes a buscarla «con la oración o el deseo, pero todos por la paz».

Francisco ha conseguido generar una corriente de simpatía tan unánime que debería causar sospechas. Con gestos tan sencillos y significativos como éste ha sabido acercarse a sus fieles y a quienes creemos que las religiones no deberían remarcar nuestras diferencias, sino aquellos valores comunes, que pueden servirnos como punto de encuentro.

Cuesta trabajo pensar en sus antecesores enarbolando un discurso tan inclusivo, y convocando tanto a ateos como a miembros de otras religiones para el mismo fin. Pero este Papa parece comprender bien que la verdadera paz nunca podrá conseguirse dividiéndonos, y que solo la tolerancia y el respeto entre los hombres son el verdadero camino hacia ella. Solo por esta única enseñanza habría que estar agradecidos con él.

Más de este autor

Camaleón herido

La muerte de Phillip Seymour Hoffman es una de esas noticias tan tristes, repentinas y sorpresivas que uno no las termina de creer. Dentro de ese cuerpo blando y ese rostro bonachón anidaba un alma compleja y cargada de matices.

Opinión

Épica del derrotado

Rafael Nadal acaba de perder la final del Abierto de Australia a manos de Stanislas Wawrinka. Australia ha sido un calvario para Nadal, que ha demostrado como nunca esa épica de la lucha y sufrimiento.

Opinión

Más en El Subjetivo

José María Marco

COVID-19. La tempestad

Danme voces de Seir: Centinela, ¿qué queda de la noche? Centinela, ¿qué queda de la noche? / El centinela respondió: La mañana viene, y después la noche. Si queréis preguntar, preguntad, volved y venid. Isaías, 21: 11-12

Zibaldone

Compartiendo con Promoted

Pablo de Lora

All facts matter?

«Es obvio que Estados Unidos sufre un problema de violencia, en general, y de violencia policial en particular. ¿Quién objetaría a tratar de solucionarlo en la mayor medida posible? Pero parece también que los datos evidencian un problema añadido de discriminación racial»

Opinión