The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

No me gustan las bombas

Conozco personas a las que no les quiere nadie. A veces, presumen de eso, en vez de llorar y de preguntarse: "¿qué he hecho yo para merecerme esto?" Porque si se hicieran esta pregunta tan simple, podría ser que estuvieran dando el primer paso para convertirse en personas normales.

Nunca me gusta comentar noticias de atentados o asesinatos. Me duelen mucho los muertos y me duelen mucho esos salvajes que hace unos años eran unos niños peinaditos que besaban a su mamá al levantarse y que cedían el asiento a las señoras en los autobuses de Bangkok.

Poco a poco -estas cosas no suceden de la noche a la mañana-, empezaron a no decir buenos días a su mamá y a no ceder el asiento a las señoras e, incluso, a poner zancadillas a los de su clase cuando en el recreo jugaban al fútbol.

Un día, le escupieron a uno de los del otro equipo y sucedió lo peor: parte del público, padres de algunos niños, le rieron la gracia y cuando el árbitro le expulsó, se metieron con su madre (la del árbitro, claro).

Algo pasó. Y, al cabo de un tiempo, dos bombas adosadas a un poste eléctrico y a una motocicleta se llevaron por delante a 100 personas, 19 muertas y 81 heridas. 100 personas, cantidad muy superior a la de amigos que tiene uno de estos pájaros, porque a esta gentuza no le quiere nadie.

Conozco personas a las que no les quiere nadie. A veces, presumen de eso, en vez de llorar y de preguntarse: "¿qué he hecho yo para merecerme esto?" Porque si se hicieran esta pregunta tan simple, podría ser que estuvieran dando el primer paso para convertirse en personas normales.

100 personas. A las que este tío no les conocía, personas que no le conocían a él y a las que, quizá, un día se las encontró en el autobús, y, recordando la buena educación que le dio su madre, les cedió el asiento.

100 personas. Es posible que, al volver a la pocilga donde están sus congéneres, alguno le haya felicitado.

Si no se le ha olvidado del todo, algo de la felicitación le sonará mal. Algo le hará dormir intranquilo. Yo no he matado nunca a nadie, pero me parece que si me hubiera cargado a 100, me pasaría la noche en vela.

Aunque me hubiera tragado dos Alprazolam Pensa, 0,5 mg, comprimidos EFG,
que se toman por vía oral y que hay que mantener fuera del alcance y de la vista de los niños.

Más de este autor


Notice: Trying to get property 'category_nicename' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 319

Notice: Trying to get property 'cat_name' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 320

Notice: Trying to get property 'cat_ID' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 321

Más en El Subjetivo

Nuestras plagas de Egipto

"La realidad que nos rodea empieza a ser como leer la Biblia y la gente se burla de Greta como se burlaban de Noé, empeñado en su barco porque en esta vida descreída, ni creemos en el dolor ajeno, ni creemos en las noticias que avisan de todas esas cosas más terribles por venir"

España, caja única

"La fragmentación de la gestión de la seguridad social –sobre todo en materia de pensiones- generará más costes y descoordinación en un servicio que ya funciona relativamente bien"