Nuria Val

Manual de Resistencia a salir de la Moncloa

En mi reino, dice la Reina de Corazones en Alicia a través del espejo, necesitas correr con todas tus fuerzas si pretendes permanecer en el mismo lugar.

Opinión

Manual de Resistencia a salir de la Moncloa
Foto: Editorial Planeta
Nuria Val

Nuria Val

Periodista. Reflexiono a partir de la intrahistoria política. Dame un buen libro en la montaña. En constante aprendizaje.

En mi reino, dice la Reina de Corazones en Alicia a través del espejo, necesitas correr con todas tus fuerzas si pretendes permanecer en el mismo lugar. Los hechos transcurren deprisa y el tiempo de la legislatura se acorta. Hoy arranca el juicio del ‘procés’ y también el debate de los Presupuestos Generales del Estado de 2019. La posibilidad de que los partidos nacionalistas retiren sus enmiendas a la totalidad, y aprueben este miércoles las cuentas, se ve desde el Gobierno más como un deseo que como una realidad.

Mucho se habla de abril para convocar elecciones generales, a ver si con el ‘que viene la derecha’ los nacionalistas cambian su voto favorable a los Presupuestos. Sin embargo, “hasta el miércoles no hay nada decidido, todo está por hablar”, insisten desde el Ejecutivo cada vez que escuchan adelanto electoral.

La mayoría de dirigentes consultados aseguran que sin Presupuestos, Sánchez deberá convocar elecciones en contra de sus planes: “No puede seguir gobernando a base de decretos”. Sin embargo, los que mejor le conocen no descartan que aguante unos meses más sin cuentas y en La Moncloa. Ya saben, Manual de Resistencia. “Eso daría tiempo a que se definieran bien los pactos postelectorales en los distintos Parlamentos”, comentan. Los barones siguen lamentando la crónica de una pérdida anunciada: asocian el descrédito de Sánchez con su caída en las urnas. Solo que ahora van más allá. Vaticinan otro descalabro en su partido semejante al fatídico 1 de octubre de 2016. Aquel Comité Federal del PSOE que acabó con la destitución de Sánchez y el partido dividido. Los resultados electorales hablarán.

Si las cuentas preocupan al Gobierno, no es menor para el PSOE la gestión del problema catalán. El presidente arrastra el descrédito de la figura del relator, creada y abandonada en menos de una semana, fruto de una grave crisis de comunicación en Moncloa. Las fuentes consultadas aseguran que Sánchez solo escucha a su ‘válido’ Iván Redondo: “No es consciente de lo que está pasando porque todo se lo pintan bonito”, añaden.

La relación con Cataluña atraviesa un ‘burnout político’ y la historia se repite. Si el anterior Ejecutivo confió en Junqueras para reconducir la situación; el actual otorgó a Torra un estatus dudoso provocando la suspicacia del resto de territorios. Ahora preocupa el juicio del procés y su internacionalización. “Es importante el relato que se transmita”, apuntan desde Exteriores y añaden que “hay preocupación en algunos líderes de la UE –a título individual– por la posibilidad de que alguno de sus estados socios puedan caer en la fragmentación política”.

Insisten en que “nada va a cambiar” con respecto al criterio acerca de la secesión y recuerdan que “tanto la Comisión Europea como la Comisión de Venecia del Consejo de Europa mantienen que cualquier referendo por la independencia solo puede ser considerado legal si está conforme a la Constitución del Estado a la que pertenece esa región. Como en nuestra Constitución”, zanjan.

Desde la Generalitat no desmienten que existan más charlas ya organizadas en distintos países para contar su verdad sobre el proceso. Y algunos miembros del Ejecutivo ya sostienen que “habrá más diálogo” con Cataluña. El filósofo Isaiah Berlin explicó en su obra que los niños han conseguido aquello que ansiaban sus padres y abuelos: mayor libertad, bienestar material, una sociedad más justa; “pero los viejos males se han olvidado y los niños se enfrentan a problemas nuevos, causados por las soluciones de los viejos y estos, incluso si pueden resolverse a su vez, generan nuevas situaciones, y con ellas nuevos requisitos, y así sucesivamente en un proceso infinito e impredecible”.

Más de este autor

Polariza, que algo queda

“¡Cierre al salir!” y ahora explique en Bruselas que ese es el tono que tenemos en la comisión que va a reconstruir el país

Opinión

De Sol a Núñez de Balboa

«En Moncloa saben muy bien la que se les viene encima como consecuencia de la crisis del coronavirus. Hasta el momento, los datos económicos publicados han sido una caricia en comparación con los que se publicarán en pleno julio y no hablemos ya en octubre»

Opinión

Más en El Subjetivo

José María Marco

COVID-19. La tempestad

Danme voces de Seir: Centinela, ¿qué queda de la noche? Centinela, ¿qué queda de la noche? / El centinela respondió: La mañana viene, y después la noche. Si queréis preguntar, preguntad, volved y venid. Isaías, 21: 11-12

Zibaldone

Pablo de Lora

All facts matter?

«Es obvio que Estados Unidos sufre un problema de violencia, en general, y de violencia policial en particular. ¿Quién objetaría a tratar de solucionarlo en la mayor medida posible? Pero parece también que los datos evidencian un problema añadido de discriminación racial»

Opinión