The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Los platos rotos

Hasta la protección de animales, plantas y objetos provocan más “solidaridad” que el exterminio de cristianos

África, Oriente Medio, Afganistán… conflictos distintos pero parecidos, con un punto sorprendentemente común: las matanzas y el ensañamiento con los cristianos y la destrucción de las iglesias. Continuamente, con escaso eco y nula reacción, nos llegan noticias de templos quemados con los fieles dentro, de bombas asesinas, de masacres escalofriantes o atentados selectivos con intenciones aleccionadoras. Y, al mismo tiempo, se difunden impúdicas proclamas enorgulleciéndose de ello y prometiendo no parar hasta aniquilar a los que ostentan la cruz. Y lo están consiguiendo, sobre todo gracias al silencio y la pasividad general, pues los que sobreviven se ven obligados –si quieren mantener su fe– a emigrar en las peores condiciones humanas posibles.

No hay apoyos, ni solidaridad, ni condenas a los asesinos, ni movilizaciones, ni gestos elocuentes. Sólo algún aislado y cauto lamento que en nada perturba el continuo y atroz desarrollo de los acontecimientos. Da la sensación de que se trata de calamidades inevitables, muy lejanas, a años luz, y ante las cuales no cabe posibilidad alguna de intervención. ¿Para qué involucrar a nuestras conciencias en algo que no merece realmente la pena? 

La casi unánime inhibición, ante los graves hechos descritos, contrasta escandalosamente con las intensas y extensas campañas desatadas en otras situaciones. Basta un amago, real o ficticio, que involucre a un grupo o facción de los considerados oficialmente como “víctimas intocables” para que se desencadene una tormenta mediática de información y opinión, al mismo tiempo que se activan frenéticamente todo tipo de organizaciones. Hasta la protección de animales, plantas y objetos provocan más “solidaridad” que el exterminio de cristianos. Todavía habrá alguien que compasivo diga: “Tal y como están las cosas, alguien tenía que pagar los platos rotos”. Y nos quedamos tan a gusto.

Más de este autor


Notice: Trying to get property 'category_nicename' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 319

Notice: Trying to get property 'cat_name' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 320

Notice: Trying to get property 'cat_ID' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 321

Más en El Subjetivo

Nuestras plagas de Egipto

"La realidad que nos rodea empieza a ser como leer la Biblia y la gente se burla de Greta como se burlaban de Noé, empeñado en su barco porque en esta vida descreída, ni creemos en el dolor ajeno, ni creemos en las noticias que avisan de todas esas cosas más terribles por venir"

España, caja única

"La fragmentación de la gestión de la seguridad social –sobre todo en materia de pensiones- generará más costes y descoordinación en un servicio que ya funciona relativamente bien"