The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Los hijos que no nos atrevemos a tener

El gato Larry vive muy bien en el 10 de Downing Street y la nueva primera ministra Theresa May lo mantendrá en el “cargo”. Pienso en todos los otros Larrys, felinos y caninos, que conviven con nosotros. El ser humano, social, necesita cuidar de alguien y estos animales domésticos funcionan como un sucedáneo, aminorando ese instinto primario de ser madre. Se trata de un compromiso low cost, acorde con los tiempos que corren.

En Madrid ya se puede ir en metro con el perro. Pronto tendremos que ceder el asiento ante las “perritas embarazadas”, como explicaba Jorge Bustos en un irónico y genial artículo en El Mundo. Igualdad entre los que gritan y berrean; aún no para las zanahorias y las plantas. Menos aún para los organismos modificados genéticamente. Me explicaba el bioquímico J.M.Mulet que los gatos han causado más problemas para la biodiversidad que los transgénicos, y que estos últimos sí que representarían una avance contra la hambruna para nuestros iguales en África. Pero, que nadie nos critique a los gatos, que por mi gato, mato.

Más de este autor

"Por mis cojones"

"Esta incapacidad de llegar al pacto también tiene esta variante testicular. Amigos míos muy sinceros que trabajan en ministerios me cuentan que a veces es 'exceso de testosterona', que imposibilita la resolución de conflictos"

Más en El Subjetivo

Academia virtual

"Este verano ocurrió el milagro, mis hijos se engancharon a estudiar matemáticas y las sesiones de veinte minutos se alargaban hasta la hora o la hora y media"