The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Los estudiantes, entre el carnaval de Maduro y la oposición “light”

En 15 años parece que los únicos que han madurado en la sociedad venezolana son los que estaban en su tierna infancia cuando Hugo Chávez subió al poder. Se trata de los estudiantes.

En 15 años parece que los únicos que han madurado en la sociedad venezolana son los que estaban en su tierna infancia cuando Hugo Chávez subió al poder. Se trata de los estudiantes, esos que han dejado en evidencia al régimen fascista de Nicolás Maduro. Sí, leyó bien, no se trata de izquierda latinoamericana trasnochada, se trata de un Gobierno que controla todos los poderes, en el cual sus líderes justifican la tortura y alientan a los llamados “colectivos”, es decir grupos paramilitares similares a Tonton Macoute en Haití. Motorizados que disparan a mansalva contra la población civil y desarmada, ascendientes de los otrora círculos bolivarianos, apoyados y aplaudidos por la Policía y la Fuerza Armada. Algunos se llenan la boca diciendo que en Venezuela hay democracia porque se han celebrado innumerables elecciones. ¿Pero es que acaso la democracia se reduce a ello? ¿Dónde queda el diálogo y el respeto a los ciudadanos?

Las protestas variopintas se han extendido por un mes y el saldo es de más de 20 fallecidos; esta realidad tiene como entretelones principales: la inflación más alta de la región con 56.2%, escasez de los productos básicos y -de acuerdo a cifras oficiales del Gobierno- 39 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2013.
El movimiento estudiantil, el más afectado, al que se le está arrebatando el futuro, se debate entre el cinismo de Maduro y la oposición “light”. El presidente irrespeta a los muertos declarando el carnaval y bailando en transmisión directa por televisión y los supuestos líderes opositores muchas veces son cómplices del propio Gobierno, menospreciando las protestas y alegando que hay que esperar a las elecciones presidenciales de 2019. Los propios vecinos de los heroicos muchachos quieren un cambio de gobierno, pero que no quieren que las calles se “despeinen”. Aún no han entendido que se trata del principio del bosquejo del fin del chavismo y que requiere de una operación de corazón abierto y no de las cirugías estéticas a las que están acostumbrados.

Más de este autor

Más en El Subjetivo

Nuestras plagas de Egipto

"La realidad que nos rodea empieza a ser como leer la Biblia y la gente se burla de Greta como se burlaban de Noé, empeñado en su barco porque en esta vida descreída, ni creemos en el dolor ajeno, ni creemos en las noticias que avisan de todas esas cosas más terribles por venir"

España, caja única

"La fragmentación de la gestión de la seguridad social –sobre todo en materia de pensiones- generará más costes y descoordinación en un servicio que ya funciona relativamente bien"