The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Lo hemos conseguido

¡Bravo! Hemos conseguido que la vida valga lo que una bomba que no cae sobre el edificio derruido donde viven cada una de las personas que viven el sufrimiento y el dolor de haberlo perdido casi todo.

¡Bravo! Hemos conseguido que la vida valga lo que una bomba que no cae sobre el edificio derruido donde viven cada una de las personas que viven el sufrimiento y el dolor de haberlo perdido casi todo. Hemos alcanzado que la vida no valga nada más que la suerte de no estar en el sitio y el momento en el que entran a un barrio destruido por los bombardeos para buscar a todos los sobrevivientes (sobre todo niños, mujeres y ancianos) para decapitarles. Hemos logrado que la vida no valga ni la mirada de la comunidad internacional acostumbrada a la maldad de unos pocos, la imbecilidad de muchos y la estúpida comodidad en la que nos encontramos mirando imágenes y la noticias del telediario. Hemos obtenido para ellos, para los que mueren sin voz, que sus vidas estén sujetas a algo tan banal y caprichoso como suerte, si es que se puede llamar de ese modo.

Pero, me pregunto, ¿acaso se puede hablar de suerte? No sería mejor considerar la indiferencia frente a lo que sucede; el miedo a las represalias que se pueden tomar; lo superficial de nuestras respuestas frente al sufrimiento del otro. ¿Acaso podemos hablar de suerte cuando se pierden más de cuatrocientas vidas en una sola semana? ¿Acaso es esto justo para aquellos que también son seres humanos? O sea, que vivimos aferrados a un caprichoso espíritu que actúa cuando quiere y cómo quiere. Frente a ello me rebelo. No me puedo creer que mi vida, cómoda mientras escribo esto, sea producto de la suerte de unos pocos y la desdicha de muchos. No puedo tolerar que lo que soy ahora sea producto de la veleidosa suerte o el azar afortunado y a mi favor. Tiene que haber algo más: ¡ojalá pudiera encontrarlo!

 

Más de este autor

Más en El Subjetivo

Nuestras plagas de Egipto

"La realidad que nos rodea empieza a ser como leer la Biblia y la gente se burla de Greta como se burlaban de Noé, empeñado en su barco porque en esta vida descreída, ni creemos en el dolor ajeno, ni creemos en las noticias que avisan de todas esas cosas más terribles por venir"

España, caja única

"La fragmentación de la gestión de la seguridad social –sobre todo en materia de pensiones- generará más costes y descoordinación en un servicio que ya funciona relativamente bien"