The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

La huelga y el tabú

Todos los derechos y libertades han de tener su límite en los derechos y libertades de los demás. Incluso en el caso de los llamados derechos prevalentes, que deberían ser muy excepcionales y limitados al derecho a la vida. Pero no suele ser así. Por tabú.

¿Es prevalente el derecho de huelga de una parte, un grupo muy específico y limitado de trabajadores, sobre al derecho a la libre circulación de un todo, conformado por millares de ciudadanos en el momento más inoportuno para ellos? No. Más bien al contrario. De existir un derecho prevalente, en este caso sería, sin lugar a dudas, el de la libertad de circulación de la mayoría.

Sin embargo, seguimos tolerando que la minoría use a la mayoría como rehén para chantajear a empresas públicas y privadas en beneficio propio. Nadie hace nada. O más exactamente, nadie se atreve a hacer nada. Y la clase política menos que nadie.

Es el tabú. El tabú a meterse con los sindicatos. Pero es también el tabú a la ideología de género, a memorizar los crímenes chequistas o a abordar la reforma de la función pública. Es el tabú que no cesa.

Más de este autor

"Por mis cojones"

"Esta incapacidad de llegar al pacto también tiene esta variante testicular. Amigos míos muy sinceros que trabajan en ministerios me cuentan que a veces es 'exceso de testosterona', que imposibilita la resolución de conflictos"

Más en El Subjetivo

Academia virtual

"Este verano ocurrió el milagro, mis hijos se engancharon a estudiar matemáticas y las sesiones de veinte minutos se alargaban hasta la hora o la hora y media"