Nuria de Madariaga

La cumbre de los cobardes

Para luchar contra el yihadismo, los lobos solitarios, los chacales que combaten en Siria o Iraq, la basura que los adoctrina y los quintacolumnistas que andan por Occidente aprovechando sus ventajas pero odiándonos con toda su alma, contra esa Guerra Mundial que nos han declarado y en la que no queremos combatir, para eso no hacen falta ni “Cumbres” ni leches. Menos hablar y más enviar mil aviones para fulminar al ISIS allá donde se encuentre, aviones y soldados.

Opinión

La cumbre de los cobardes

Para luchar contra el yihadismo, los lobos solitarios, los chacales que combaten en Siria o Iraq, la basura que los adoctrina y los quintacolumnistas que andan por Occidente aprovechando sus ventajas pero odiándonos con toda su alma, contra esa Guerra Mundial que nos han declarado y en la que no queremos combatir, para eso no hacen falta ni “Cumbres” ni leches. Menos hablar y más enviar mil aviones para fulminar al ISIS allá donde se encuentre, aviones y soldados.

Otra reunión. Otro despliegue de medios para enjaretar “la Cumbre” que consiste en sentar en torno a una mesa a un puñado de políticos más sus asesores, secretarios, consultores, analistas y cargos de confianza. Mucho protocolo y muchas pamplinas y después “la Declaración” porque siempre tienen que “declarar” ante la prensa y decir lo que han acordado en la Cumbrecita de los cojones.   

Para luchar contra el yihadismo, los lobos solitarios, los chacales que combaten en Siria o Iraq, la basura que los adoctrina y los quintacolumnistas que andan por Occidente aprovechando sus ventajas pero odiándonos con toda su alma, contra esa Guerra Mundial que nos han declarado y en la que no queremos combatir, para eso no hacen falta ni “Cumbres” ni leches. Menos hablar y más enviar mil aviones para fulminar al ISIS allá donde se encuentre, aviones y soldados. Lógico que contemple con disgusto y recelo la reunión que va a “acercar posturas” entre distintos Estados ¡Y la poca vergüenza de Turquía! Utilizar la amenaza del Estado Islámico para tratar de machacar a esos héroes kurdos que han permanecido en primera línea, hombres y mujeres, luchando solitos, pero como jabatos, contra los yihadistas de la bandera negra. Disculpen pero mi corazón clama ¡Mierda para Turquía! Y para todos aquellos hipócritas que apoyen la aniquilación del pueblo kurdo.   

He llegado a la conclusión de que, esta Europa que estará tullida hasta aunarse en un solo continente con Rusia, es lugar de cobardes. Occidente (excluyendo a los rusos que están hechos de otra pasta) ha permitido la masacre de miles de cristianos y yazidíes sin mover ni una pestaña, pero luego los terroristas de Hamás se quedan cortos de fondos, comienzan a tirar cohetes contra Israel, como legítimo medio para recibir subvenciones para “la reconstrucción” de los cobardes occidentales, Israel responde a los criminales y se defiende y los papanatas de la ONU ponen el grito en el cielo. ¿Masacre? Masacre la perpetrada contra cristianos y yazidíes por el ISIS sin que haya habido cojones en Occidente para movilizar a un millón de tíos y que entren por una punta y que salgan por la otra y que no quede un yihadista en la parte de en medio. ¿Va a pagar esa Cumbre la sangre de las víctimas del ISIS que Occidente no ha querido evitar? ¿O tal vez se van a centrar en el legítimo derecho de los turcos a aniquilar a los kurdos, entre col y col lechuga? ¡A los kurdos que han sido los únicos que han plantado cara!, quitando los cuatro aviones que parecen haber enviado por “compromiso” los de la Coalición! ¿Coalición de qué? ¿Cuántos soldados han desplegado? ¿A cuantas esclavas sexuales cristianas y yazidíes han rescatado, abatiendo a sus captores y a unos miles más? 

¿Es política en tiempos de guerra andar metiendo a los yihadistas que son capturados en Europa, en las cárceles, previa lectura de sus derechos? Eso es enquistar el problema y ponerle al tumor purulento unas gotas de mercromina. Mil veces lo he repetido: lobo solitario detenido, vuelo a Turquía, autobús hasta la frontera y directos al Califato que es donde quieren estar y donde les corresponde estar, eso sí, privados de la nacionalidad de cualquier país de Occidente y si se cuelan se les devuelve. Occidente no puede ser un campo de concentración para aquellos que opten por unirse al terror: que se vayan, ellos y sus familias. ¿Será la Cumbre para aportar esta solución final y eficaz? Creo que no. No confío en ellos. La sangre de los mártires cristianos y yazidíes me impide confiar y en mi alma hay un solo grito: ¡Cobardes!. Y un deseo: Que Dios os lo demande.

Más de este autor

Merkel: quien siembra vientos recoge tempestades

Para muchos, antes que nada, Angela Merkel es una doctora en Ciencias de brillante formación académica e intelectual y ha sido una gran estadista. Pero…le pudieron el histrionismo y el redentorismo compulsivo a la hora de “invitar” a Europa a todos los asilados, refugiados e inmigrantes que puedan producir esos inmensos Estados fallidos que son una gran parte de los países árabes. Fallidos por culpa de ellos que no por culpa de Occidente en general ni de Europa en particular. Estados fracasados que fluctúan entre feroces dictaduras, feroces dictaduras teocráticas y monarquías de cristal de Svarowski. ¿Y qué culpa tiene Europa de su incapacidad de gobernarse, de sus derivas extremistas y de sus sempiternos conflictos internos? ¿Qué culpa tienen Francia, Dinamarca o yendo más lejos, el Estado de Illinois de que en Iran las condenas a la pena capital sean la tónica y de que en Arabia Saudí está prohibido que las mujeres conduzcan un vehículo? La verdad es que ninguna.

Opinión

La crueldad de Europa

Inmensa la crueldad de Europa para con los europeos, pura hipocresía inmenso fariseísmo y un toque histriónico y redentorista que habla más de desequilibrios mentales que de simple solidaridad. ¿Qué los cuatros mandamases pasando por la narcisista Merkel quieren gastarse el dinero del sudor de la Europa que madruga? Lo tienen fácil, tan sólo hay que mirar hacia los países del Este, hacia aquellos países otrora desdichados que tanto padecieron tras el telón de acero.

Opinión

Más en El Subjetivo

José María Marco

COVID-19. La tempestad

Danme voces de Seir: Centinela, ¿qué queda de la noche? Centinela, ¿qué queda de la noche? / El centinela respondió: La mañana viene, y después la noche. Si queréis preguntar, preguntad, volved y venid. Isaías, 21: 11-12

Zibaldone

Compartiendo con Promoted

Pablo de Lora

All facts matter?

«Es obvio que Estados Unidos sufre un problema de violencia, en general, y de violencia policial en particular. ¿Quién objetaría a tratar de solucionarlo en la mayor medida posible? Pero parece también que los datos evidencian un problema añadido de discriminación racial»

Opinión