Jesus H. Cifuentes

Esto lo arreglamos a tiros

Era la noche del 13 de Noviembre cuando la banda “Eagles of Death Metal” actuaban en la sala Bataclan de París, momento en el que irrumpieron a tiros los terroristas que dejaron tras de sí 89 muertos en el recinto, mas los otros 41 que murieron asesinados en otros puntos de la ciudad.

Opinión

Esto lo arreglamos a tiros

Era la noche del 13 de Noviembre cuando la banda “Eagles of Death Metal” actuaban en la sala Bataclan de París, momento en el que irrumpieron a tiros los terroristas que dejaron tras de sí 89 muertos en el recinto, mas los otros 41 que murieron asesinados en otros puntos de la ciudad.

Supongo que “todos somos raros”, pero hay una serie de valores que uno (a veces ingenuamente) le atribuye a la condición humana por el simple motivo de estar de estar hechos de magia, de esa magia capaz de ofrecer ejemplos increíbles de superación, de valentía, de sacrificio, de amor, de inteligencia, de creatividad o de lucha, que han hecho de la historia un lugar más hermoso y más justo para los que habitamos este planeta en el que estamos de paso.

Pero claro. El “pero” es que también tenemos ejemplos sobrados y vergonzantes de todo lo contrario. Y es que parece que a pesar de la existencia de lo evidente, cada uno hacemos de nuestra capa un sayo a la hora de interpretar la realidad.

Calculo que por eso el cantante de la banda, Jesse Hughes, no tiene mejor comentario después de todos los desgarradores acontecimientos, que decir «¿Acaso los controles evitaron esos ataques? No. Lo que permitió pararlos fueron todas aquellas personas valientes que se lanzaron contra los terroristas. (…) Hasta que ni una sola persona tenga un arma, todos debemos tener una»

El tipo en cuestión debe ser un ferviente defensor de la posesión de armas, pero claro, para un norteamericano californiano de una banda de “Hard rock”, este planteamiento forma parte de la pose, del ADN de ese perfil de los llamados “Asociación de amigos del rifle”, que acogidos a la segunda enmienda de su constitución abogan por su defensa.

Poco habrá aprendido este señor si al salir ileso de un acontecimiento tan desgarrador como este la idea que se le ocurre esgrimir es la defensa a ultranza de las armas, el que todos llevemos una como solución a una violencia estructural que ya por sí misma lo que pretende es mantener lubricada la industria armamentista.

Pero ya sabes, si tienes un problema con el vecino, con el jefe, con el policía, con tu madre… le pegas un tiro y arreglado.

Contexto

    Más de este autor

    La resistencia

    En esta maraña de locura en que la filosofía dominante es “Sálvese quien pueda” podemos presenciar ojipláticos cualquier tipo de barbaridad, y no pestañear ante las atrocidades más sangrantes del abuso de unos contra otros. La justicia universal es un artículo de lujo que brilla por su ausencia mientras la caja registradora siga cantando su canción, está claro.

    Opinión

    La cuidadora de Rajoy

    Es cosa común ya en los noticieros encontrarnos con que han hallado el cuerpo de un anciano o anciana en su domicilio ya en estado de putrefacción, dado que tras su fallecimiento nadie ha acudido en su búsqueda para nada, hasta que el olor alerta al vecindario, que llama a la policía para ver qué es lo que ocurre.

    Opinión

    Más en El Subjetivo

    José María Marco

    COVID-19. La tempestad

    Danme voces de Seir: Centinela, ¿qué queda de la noche? Centinela, ¿qué queda de la noche? / El centinela respondió: La mañana viene, y después la noche. Si queréis preguntar, preguntad, volved y venid. Isaías, 21: 11-12

    Zibaldone

    Compartiendo con Promoted

    Pablo de Lora

    All facts matter?

    «Es obvio que Estados Unidos sufre un problema de violencia, en general, y de violencia policial en particular. ¿Quién objetaría a tratar de solucionarlo en la mayor medida posible? Pero parece también que los datos evidencian un problema añadido de discriminación racial»

    Opinión