Lorena Ruiz

Érase una vez el Ébola

Érase una vez la misma historia de siempre. El mundo espera ver al Ébola convertirse en un cuento pasado. Y mientras tanto, la historia pasa.

Opinión

Érase una vez el Ébola

Érase una vez la misma historia de siempre. El mundo espera ver al Ébola convertirse en un cuento pasado. Y mientras tanto, la historia pasa.

Érase una vez la niña de la foto. Probablemente padezca de vómitos y diarrea y suponemos que la botella que lleva en la mano ha sido proveída por el personal sanitario y no rellenada con agua del suministro público. Quizás los síntomas han empezado hace días. Pero entre los que tarda la ambulancia en llegar y los que se permanece en retención, ha sido afortunada de ser una niña y no morir antes de entrar. Con suerte, después de varios días ingresada, los médicos concluirán que no tiene Ébola, que simplemente es Malaria, Cólera o incluso menos. Así que podrá irse a su casa tranquilamente, que urgencias es para lo grave. Y si durante su estancia ha sido contagiada por el virus, ya volverá. Su madre, probablemente culpe al gobierno.

Los EEUU, salvaguardas del mundo, envían 4.000 soldados y 1.000 camas, desembolsando por la causa 750 millones de dólares. Supongo que las camas son extremadamente caras, que los soldados duermen en esterillas y que su formación en el ejército está siendo de enorme utilidad para tranquilizar a los miles de contagiados.

África remarca más que nunca su división territorial. Y en países como Sudáfrica, calman a la población con un: ¡Eh, que aquí no hay Ébola! Solo en esos tres países tan lejanos, que son más pobres que nosotros. ¡Turistas, aquí estáis a salvo!

El FMI continuará monetizando los porcentajes desde la sombra, la OMS aportará alguna que otra estadística fiable, y España, mientras tanto, seguirá discutiendo como quitarse correctamente el traje de seguridad. Y la misma actitud, de “a ver si la cosa pasa”, se mantiene en todo el mundo.

Érase una vez la misma historia de siempre. El mundo espera ver al Ébola convertirse en un cuento pasado. Y mientras tanto, la historia pasa.

 

Más de este autor

La mujer como medio

Y siempre en medio. Entre la denuncia pública y la cultura sectaria que las representa. Atrapadas en el desdichado cuerpo femenino que nunca se beneficia de un gobierno masculino (por no decir machista).

Opinión

¿Animal o alimento?

Hace unos días estuve entrevistando a Roger Ballen, fotógrafo establecido en Sudáfrica, que durante los últimos cincuenta años ha criticado la condición humana desde un punto de vista psicológico.

Opinión

Más en El Subjetivo

José María Marco

COVID-19. La tempestad

Danme voces de Seir: Centinela, ¿qué queda de la noche? Centinela, ¿qué queda de la noche? / El centinela respondió: La mañana viene, y después la noche. Si queréis preguntar, preguntad, volved y venid. Isaías, 21: 11-12

Zibaldone

Compartiendo con Promoted

Pablo de Lora

All facts matter?

«Es obvio que Estados Unidos sufre un problema de violencia, en general, y de violencia policial en particular. ¿Quién objetaría a tratar de solucionarlo en la mayor medida posible? Pero parece también que los datos evidencian un problema añadido de discriminación racial»

Opinión