Leopoldo Abadia

Equilibrios

Cualquier trabajo es un equilibrio entre la vida (comer) y la muerte (no comer). Unos, con contrato temporal. Otros, con contrato indefinido. Algunas familias, muchas, haciendo equilibrios entre el día 1 y el 31.

Opinión

Equilibrios
Leopoldo Abadia

Leopoldo Abadia

Profesor y escritor español conocido por su libro "La crisis ninja y otros misterios de la economía actual", donde explica los pormenores de la crisis de las hipotecas subprime desde un lenguaje coloquial y llano.

Cualquier trabajo es un equilibrio entre la vida (comer) y la muerte (no comer). Unos, con contrato temporal. Otros, con contrato indefinido. Algunas familias, muchas, haciendo equilibrios entre el día 1 y el 31.

Me sorprende que a alguien, de repente, se le ocurra ser equilibrista de riesgo. Este chico hace cosas un poco raras. Altura que ve en Noruega, altura sobre la que se pone encima, en una postura que normal, normal, no es. Alguien de su familia repetirá eso de “un día tendremos un disgusto”.

Pero este hombre no se para ahí. En primer lugar, considera que ese es su trabajo. O sea, que duerme en casa, desayuna con su mujer y sus hijos, les acompaña al colegio, mira el mapa, elige la montaña, entre el Hallingdalen y el Preikestolen, que en esos ya ha estado, y hala, a ponerse encima. Cobrará algo, digo yo. Porque hacer eso gratis ya sería demasiado.

Además, hace filosofía. La debe hacer mientras está quietecito, procurando no caerse. En uno de esos ratos, ha dicho que su trabajo es “el equilibrio entre la vida y la muerte”.

O sea, lo de todos. Porque cualquier trabajo es un equilibrio entre la vida (comer) y la muerte (no comer). Unos, con contrato temporal. Otros, con contrato indefinido. Algunas familias, muchas, haciendo equilibrios entre el día 1 y el 31.

A esos no les hacen fotos. Pero se lo merecerían.

Más de este autor

Me gustaba más el Reino Unido

Un crack este Erdogan. Le intentan dar un golpe de Estado, dice a la gente que salga a la calle, la gente sale, los golpistas pierden y ya está.

Opinión

Mujeres y balsas de aceite

Una jota aragonesa imagina qué pasaría en este mundo si las mujeres mandaran, en vez de mandar los hombres («serían balsas de aceite los pueblos y las naciones»).

Opinión

Más en El Subjetivo

José María Marco

COVID-19. La tempestad

Danme voces de Seir: Centinela, ¿qué queda de la noche? Centinela, ¿qué queda de la noche? / El centinela respondió: La mañana viene, y después la noche. Si queréis preguntar, preguntad, volved y venid. Isaías, 21: 11-12

Zibaldone

Compartiendo con Promoted

Pablo de Lora

All facts matter?

«Es obvio que Estados Unidos sufre un problema de violencia, en general, y de violencia policial en particular. ¿Quién objetaría a tratar de solucionarlo en la mayor medida posible? Pero parece también que los datos evidencian un problema añadido de discriminación racial»

Opinión