Natalia Angulo Haynes

Ellos

Qué terrible silencio el nuestro. Algún día vendrán por nosotros, nosotros los que guardamos silencio y miramos la sangre de niños derramarse impunemente. Ellos vendrán.

Opinión

Ellos

Qué terrible silencio el nuestro. Algún día vendrán por nosotros, nosotros los que guardamos silencio y miramos la sangre de niños derramarse impunemente. Ellos vendrán.

Con el último recuento de víctimas, el número de muertos en Gaza desde que comenzó la operación «Margen protector» se eleva a 1.737 y los heridos a 9.080. Dos tercios son civiles, sobre todo mujeres y niños. Las matemáticas no son parciales ni demagogas.  Aún así, Israel acusa a la corresponsal de TVE en Gaza de ser portavoz de Hamás y pide que sea retirada inmediatamente.  Igualmente ha ejercido presión mediática sobre Bardem y Cruz que han rectificado sus declaraciones afirmando ambos que han sido malinterpretados y han rechazado que se les ponga la etiqueta de antisemitas por haber firmado un documento donde se denuncia el «genocidio» del ejército israelí en la Franja de Gaza «contra la población civil palestina» y afirman que «el detonante»  es «la ocupación israelí», que «sigue avanzando e invadiendo territorios de los palestinos¨ .

Y así la maquinaria propagandística israelí se pone en marcha apuntando con el dedo y gritando ¡antisemita! a todo aquel que no está de acuerdo con su política de exterminio palestino. Aunque incluso ellos mismo lo han llegado a llamar genocidio, como ocurrió hace unos días en  el Times of Israel, donde uno de sus colaboradores, Yochanan Gordon, publicó un artículo de opinión titulado «Cuando el genocidio es admisible»,  en el que declaraba que si los políticos israelíes consideraban que la única manera de lograr su objetivo de paz era a través de un genocidio palestino, entonces estaba justificado. Igualmente brutales son las camisetas con imágenes de mujeres palestinas embarazadas, camisetas en las que puede leerse ¨un tiro dos muertos¨ o el vídeo de Youtube  que muestra a israelíes cantando ¨mañana no hay escuela, ya no quedan niños en Gaza»

Qué terrible silencio el nuestro y nunca mejor expresado que con el poema de Martin Niemöller:

¨Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada»

Algún día vendrán por nosotros, nosotros los que guardamos silencio y miramos la sangre de niños derramarse impunemente. Ellos vendrán.

Más de este autor

De la moda Friki

El canal friki por excelencia, TNT se ha tomado en serio lo del Día del Orgullo Friki y este año se ha puesto como objetivo encontrar al Friki Master; o lo que es lo mismo, a la persona más friki de España. Así que en el capítulo de Big Ban Theory, Sheldon se dirige a los frikis españoles y les hace un llamamiento a todos aquellos que se consideren unos fanáticos de las series, los videojuegos, los cómics, la ciencia ficción, el manga y la tecnología, para que demuestren su sabiduría friki en este concurso de televisión.

Opinión

La orilla blanca, la orilla negra  

Como decía al principio Mohamed Ali Malek ha sido reconocido por uno de los inmigrantes supervivientes como uno de los dos culpables de la tragedia más grave ocurrida en aguas del Mediterráneo. El segundo culpable somos nosotros, culpables de cada una de esas muertes, todos nosotros, nuestros países, nuestras políticas de inmigración, nuestra indiferencia, todos incluidos tú que lo lees y yo que lo escribo.

Opinión

Más en El Subjetivo

José María Marco

COVID-19. La tempestad

Danme voces de Seir: Centinela, ¿qué queda de la noche? Centinela, ¿qué queda de la noche? / El centinela respondió: La mañana viene, y después la noche. Si queréis preguntar, preguntad, volved y venid. Isaías, 21: 11-12

Zibaldone

Compartiendo con Promoted

Pablo de Lora

All facts matter?

«Es obvio que Estados Unidos sufre un problema de violencia, en general, y de violencia policial en particular. ¿Quién objetaría a tratar de solucionarlo en la mayor medida posible? Pero parece también que los datos evidencian un problema añadido de discriminación racial»

Opinión