The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

¿El rifle lo quiere rosa o azul?

Se están repitiendo los patrones de las empresas de tabaco y alcohol: fidelizar a clientes cada vez más jóvenes

Rosa para las niñas y azul para los niños. Y no, las balas no las tenemos a juego porque vienen de serie. Pero no se preocupe, que su hijo nunca olvidará su primer rifle, le dicen a los padres desde KeyStone Shooting Arms, una empresa estadounidense que vende 60.000 unidades al año de esta arma infantil –calibre 22– para la que no paran de crecer las peticiones de padres que después cuelgan mensajes como “gracias por hacer feliz a mi hijo” o “disparar juntos es una manera estupenda de pasar el tiempo con los pequeños”. Con uno de esos rifles hace unos meses un niño de cinco años mató a su hermana de dos. 

Sí, disparar es muy divertido y familiar. Tanto que cada año, en Estados Unidos, mueren 3.000 niños por heridas de bala (comparen: en 9 años de ocupación en Irak fallecieron 4.200 soldados estadounidenses) y otros 14.000 resultan heridos. 

Pero comprarle un rifle a un niño es un valor al alza. Las empresas de armas han visto en ellos un mercado para paliar la caída de ventas. El Centro sobre Política de Violencia en Estados Unidos ha alertado ya de que se están repitiendo los patrones de las empresas de tabaco y alcohol: fidelizar a clientes cada vez más jóvenes. 

Y así, a balazos, mueren cada día 8 niños, algunos por esos rifles rosas y azules: un crío de 7 años se dispara mortalmente cuando probaba armas con su padre y su hermano. Otro de 14 dispara a una niña de 6 en la sala de espera de un médico. Y más. Y más. En KidsShooting.com tienen todos los ejemplos que quieran. 

Pero nada parece afectar a esas decenas de miles de padres que cada año compran armas a sus hijos como si fuera un balón, que todo el daño que puede hacer es un doloroso pelotazo en ciertas partes del cuerpo.

Más de este autor

Más en El Subjetivo

Nuestras plagas de Egipto

"La realidad que nos rodea empieza a ser como leer la Biblia y la gente se burla de Greta como se burlaban de Noé, empeñado en su barco porque en esta vida descreída, ni creemos en el dolor ajeno, ni creemos en las noticias que avisan de todas esas cosas más terribles por venir"

España, caja única

"La fragmentación de la gestión de la seguridad social –sobre todo en materia de pensiones- generará más costes y descoordinación en un servicio que ya funciona relativamente bien"