The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Efecto escaparate

El efecto escaparate... es una intención que parece implantada en unos gobernantes que siguen sin escuchar lo que la sociedad grita y reclama en las calles

Los gases lacrimógenos no lograron alterarla. Luego llegarían el agua a presión y las balas de goma. Tampoco se inmutó. Lo ha visto todo en primera fila como de costumbre. Pero nada ni nadie logra cambiar su postura de diva. Su postura oficial. Es como si nada sucediera a su alrededor. 

Fue la única que se mantuvo inmóvil durante los enfrentamientos entre los estudiantes y la policía turca cerca al parque Gezi en Estambul. Tuvo suerte que nada impactó la caja de cristal que la protege. De haber sucedido, algún  loco hubiera podido secuestrarla y otra historia estaría contando. Sólo un grafitero logró cumplir con su cometido. Y dejó testimonio de su visita.

Fueron varios días de manifestaciones que dejaron como resultado la muerte de Ahmet Atakan de 22 años y la detención de otros quince jóvenes que se enfrentaron a las autoridades en diferentes localidades entre ellas la plaza Taksim, la misma que el pasado mes de junio fue protagonista durante las violentas protestas contra el gobierno turco.

Pero nada incomoda a la “chica” de la foto. Es el efecto escaparate. Una intención que parece implantada en unos gobernantes que siguen sin escuchar lo que la sociedad grita y reclama en las calles, parques y plazas de Turquía. Detrás de un cristal hay quienes se abstraen de la realidad. Pero es imposible no ver a través de él por mucho que se intente. Sólo un maniquí estaría en capacidad de hacerlo.

La ciudad de Ankara que cuenta con pocos espacios verdes se asoma a una nueva realidad urbanística que condena a sus habitantes a perder un terreno que les pertenecía. La lucha por un espacio público se ha convertido en una cruzada que promete no detenerse hasta que se garantice un escenario justo en el que puedan manifestarse pacíficamente por los árboles, las carreteras, el sistema, los derechos y la justicia social. Mientras tanto, ella sigue tan campante en su escaparate luciendo su vestido verde. El color de la temporada.

Más de este autor

Besalamano

Ante la noticia del buzón de Dickens tengo que declararme públicamente amante de las cartas a mano. De la buena caligrafía. De ...

Telerealidad

No ha habido razones para convencer al juez e Isabel Pantoja tendrá que ingresar a la cárcel. Su vida continuará siendo el drama de ...


Notice: Trying to get property 'category_nicename' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 319

Notice: Trying to get property 'cat_name' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 320

Notice: Trying to get property 'cat_ID' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 321

Más en El Subjetivo

Nuestras plagas de Egipto

"La realidad que nos rodea empieza a ser como leer la Biblia y la gente se burla de Greta como se burlaban de Noé, empeñado en su barco porque en esta vida descreída, ni creemos en el dolor ajeno, ni creemos en las noticias que avisan de todas esas cosas más terribles por venir"

España, caja única

"La fragmentación de la gestión de la seguridad social –sobre todo en materia de pensiones- generará más costes y descoordinación en un servicio que ya funciona relativamente bien"