The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Dormir para no despertar

Maldito ácido, capaz de comerse la piel y desnudar los huesos. Capaz de dejarte aniquilado psicológicamente como ser humano el resto de tu vida.

"Me gustaría ir a dormir hoy y no despertar mañana...” Es la frase de una niña. Porque todas son casi niñas. Mujeres jóvenes con vidas destrozadas por el ácido. 12 rostros marcados por el ácido protagonizan un calendario solidario donde aparecen ejerciendo sus oficios soñados. Este trabajo solidario se llama “Bello”.

Sus reflexiones cortan la respiración. Gina lleva 24 operaciones en 15 años. No entiende que mujeres “con cuerpos perfectos” quieran operarse los pechos o la nariz cuando “yo tengo que reconstruirme el mentón”, se lamenta.

Todos los rostros, a pesar del ácido, tienen nombre. Sonia. La veis en la foto maquillando a otra bella. La otra bella es una clienta real. Sonia es maquilladora y solo quiere ser una persona normal. ¿Quién le ha dicho que no lo es? Menuda valiente.

“No tenemos porqué escondernos. No hemos hecho nada malo”. Es curioso como mantienen un cierto sentimiento de culpa cuando tirar ácido a la cara es el peor acto de violencia machista que existe y ha existido jamás. Dicen que sufrir esto es peor que morirse. Actos cobardes, propios de sociedades donde se espera que mujeres y niñas obedezcan sin cuestionar a los “machotes”. Una forma brutal de restituir honores, masculinidades heridas, la falta de virginidad de tu prometida o simplemente ceder a ciertos caprichos sexuales.

Maldito ácido, capaz de comerse la piel y desnudar los huesos. Capaz de dejarte aniquilado psicológicamente como ser humano el resto de tu vida. El aislamiento social y nuestra falta de consideración para con ellas hacen el resto.

Difíciles momentos los que nos toca vivir. La lucha contra la pobreza es complicada. La lucha contra la incultura y la imbecilidad es eterna. Pero gente como Sonia y Gina dan pasos, pasos de gigantes. Con estos calendarios no solo se vuelven bellas, por supuesto. Son auténticas líderes.

Mientras tanto 50 céntimos por litro es lo que le cuesta a un hijo de puta ser un “valiente”. Contad más de 1500 de ellos al año.

Más de este autor

Más en El Subjetivo

Nuestras plagas de Egipto

"La realidad que nos rodea empieza a ser como leer la Biblia y la gente se burla de Greta como se burlaban de Noé, empeñado en su barco porque en esta vida descreída, ni creemos en el dolor ajeno, ni creemos en las noticias que avisan de todas esas cosas más terribles por venir"

España, caja única

"La fragmentación de la gestión de la seguridad social –sobre todo en materia de pensiones- generará más costes y descoordinación en un servicio que ya funciona relativamente bien"