Marta Parreño Gala

Cosificando

Estoy hasta los ovarios de ver imágenes como ésta en eventos deportivos, ferias comerciales y demás. Me desagrada esta foto porque ellas son dos cosas sin alma y ellos una panda de tontos ilusionados por aparecer en una foto con dos rubias pechugonas.

Opinión

Cosificando
Marta Parreño Gala

Marta Parreño Gala

Periodista y cineasta. Escribo, filmo y creo. He rodado 7 cortometrajes y trabajado en El Periódico de Catalunya, Ling Magazine, COM Radio y La Vanguardia. Ahora en Adams Editorial.

Estoy hasta los ovarios de ver imágenes como ésta en eventos deportivos, ferias comerciales y demás. Me desagrada esta foto porque ellas son dos cosas sin alma y ellos una panda de tontos ilusionados por aparecer en una foto con dos rubias pechugonas.

Trece chavales (más los que no entran en la foto) posan orgullosos con dos rubias escotadas, acortadas y ajustadas. Ellas sonríen y sostienen una cerveza y un pretzel, aunque las cosas que tienen en las manos son lo de menos porque son ellas las que han pasado a ser los objetos principales de la foto, que no sujetos. Por eso están ahí. Comida, bebida y mujeres. He aquí los pilares básicos de toda feria de productos que se precie.

Esta imagen, tan inofensiva a primera vista y tan ofensiva al pararse un momento a mirar, es un ejemplo perfecto de lo normal que resulta hoy día cosificar a las personas, muy especialmente a las mujeres. La excusa de la foto es el inicio de la Oktoberfest en Múnich, pero el motivo importa poco. Bien podríamos estar ante una convención de dentistas, un evento deportivo o la presentación de cualquier cosa. Ellas seguirían ahí, con un traje diferente y una misma función: hacer bonito, ser amables y deseadas, servir de anzuelo para que ellos quieran ir a la fiesta y consuman con alegría.

Estoy hasta los ovarios de ver imágenes como ésta en eventos deportivos, ferias comerciales y demás. Me desagrada esta foto porque ellas son dos cosas sin alma y ellos una panda de tontos ilusionados por aparecer en una foto con dos rubias pechugonas. Me entristece y me cabrea. Y si invirtiéramos los sexos me ocurriría exactamente lo mismo, pero rara vez tropiezo con una imagen inversa. Hay una cita de Galeano que dice: «Estamos en plena cultura del envase. El contrato de matrimonio importa más que el amor, el funeral más que el muerto, la ropa más que el cuerpo, y la misa más que Dios». Pues aquí el color de las trenzas importa más que la cabeza, la sonrisa más que el sentimiento y las tetas más que el corazón.

Más de este autor

La pureza y las mujeres

16 becas pero solo para jóvenes vírgenes. Así abre la noticia. Es el requisito que ha impuesto la alcaldesa de una localidad de Sudáfrica para otorgar becas escolares: la virginidad. Y yo me pregunto muchas cosas, entre ellas la siguiente: ¿Las toquetearán y les harán pruebas para comprobar que además de impuras no son mentirosas? La noticia no menciona edades, pero sí géneros, y una vez más es el nuestro, chicas, el que se lleva la palma. Así que ahí va otra pregunta: ¿Por qué se presupondrá que la pureza es solo cosa nuestra? A colación de la cuál me nace la siguiente: ¿Qué tendrá que ver la pureza con el sexo? ¿Y por qué sigue siendo el sexo tan problemático en más de medio mundo, por no decir en el mundo entero?

Opinión

Oda a las cosas

Le robo el título a Neruda porque el periódico que sostiene este hombre no es solo un periódico. Y él ya evocó algo parecido en su “Oda a las cosas”. Este periódico no es un periódico porque es un clavo al que agarrarse en mitad del precipicio, una luz tenue pero testaruda que llega hasta el fondo de un pozo muy hondo. Siempre me ha fascinado la manera que tenemos de restablecer la normalidad en medio de la destrucción; cómo pequeños detalles le sirven a uno para ascender a la superficie y respirar cuando parece que todo se acaba.

Opinión

Más en El Subjetivo

José María Marco

COVID-19. La tempestad

Danme voces de Seir: Centinela, ¿qué queda de la noche? Centinela, ¿qué queda de la noche? / El centinela respondió: La mañana viene, y después la noche. Si queréis preguntar, preguntad, volved y venid. Isaías, 21: 11-12

Zibaldone

Compartiendo con Promoted

Pablo de Lora

All facts matter?

«Es obvio que Estados Unidos sufre un problema de violencia, en general, y de violencia policial en particular. ¿Quién objetaría a tratar de solucionarlo en la mayor medida posible? Pero parece también que los datos evidencian un problema añadido de discriminación racial»

Opinión