The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Cordura o Frankenstein

Cualquier persona con dos dedos de frente sabe que la mejor opción es un Gobierno socialista apoyado por Ciudadanos

Foto: Bernat Armangue | AP Images / Archivo

El PSOE ha ganado las elecciones. El PP se desploma con estrépito pese a la sonrisa patriótica de Casado. Entra en el Congreso Vox a lomos de un caballo sin tanta masa testicular como el de Espartero. Los independentistas, que viven de la picaresca típicamente española, suben y siguen. Cualquier persona con dos dedos de frente sabe que la mejor opción es un Gobierno socialista apoyado por Ciudadanos. No es la panacea, lo sabemos. Pero no hay otra si se quiere combatir el populismo y el nacionalismo rampantes.

Sería la menor de las desgracias y, sobre todo, mantener una mínima higiene moral. Quemar metafóricamente banderas sería un buen inicio para acabar con el encuadre de los garrotazos goyescos de la España quebrada. Como hablamos de política postmoderna, la rectificación se corrige a golpe de argumentario y tuit. Así que la negativa inicial de Rivera podría tener su andamiaje narrativo en una responsabilidad de Estado y en un compromiso con la gobernabilidad de país.

Sería una irresponsabilidad por parte de Ciudadanos desaprovechar esta oportunidad de aportar cordura evitando otro gobierno Frankenstein al que Sánchez, por amor al Falcon, estaría tentado a revalidar. De ahí que esta vez Ciudadanos sí que ha logrado la categoría de imprescindible.

En esta feliz coyuntura, el PSOE debería desistir de cualquier roce con los nacionalistas, así como Ciudadanos tendría la urgente necesidad de recuperar unas señas de identidad socialdemócratas que no se sabe muy bien cómo perdió por el camino de los cálculos electoralistas y el oportunismo mendaz.

Producido el pacto y sellada una guía de gobernabilidad estable, no estaría de más que los dos partidos reflexionaran sobre el imparable auge del independentismo en Cataluña y la irrupción de los herederos de Blas Piñar en el Congreso. Si verdaderamente tienen intención de mejorar este país, así deberían hacerlo. Veremos si así es.

Más de este autor

Vendrán años malos

La serie Years and Years "plantea los escenarios verosímiles que aguardan si frente a los problemas inmediatos se tomaran las peores de las soluciones"

Transformaciones

El debate de la investidura fallida de Sánchez dejó algunas imágenes que, si no para la posteridad, sirven como entretenimiento semanal de columna

Más en El Subjetivo

Academia virtual

"Este verano ocurrió el milagro, mis hijos se engancharon a estudiar matemáticas y las sesiones de veinte minutos se alargaban hasta la hora o la hora y media"

Es algo personal

"El peso del liderazgo dentro de los cuatro partidos se ha acrecentado de tal forma que, como señalaba el viejo dicho siciliano, nunca se hacen favores, se acumulan deudas"