The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Conjuro secreto para el año nuevo

Mientras el encantamiento se consume en el fuego, pedirá salud y suerte para todo un año. Y se le concederá si comparte este encantamiento en Facebook o Twitter”.

Como he contado en alguna ocasión, trabajé durante años sepultado en los depósitos subterráneos de un Archivo Histórico. Existe en ellos mucho material que no ha sido catalogado todavía: miles de legajos que no han sido abiertos desde hace siglos, desde el lejano día en que alguien los ató. 

En uno de ellos, encontré una carta de don Pedro Sarmiento de Gamboa, ilustre hombre de letras y armas, marino, explorador y cosmógrafo. Sarmiento fue hombre tentado siempre por saberes al límite de este mundo y sufrió procesos inquisitoriales por fabricar anillos con inscripciones extrañas que conferían poderes de invisibilidad a quien los llevase. 

La carta contenía un conjuro secreto, que Sarmiento había aprendido de un anciano sabio inca, y que ofrecía buena suerte y salud recia para todo un año. Por ser caso de utilidad pública he decidido compartirlo con los lectores del Subjetivo para así poder expandir la felicidad entre ellos. Atentos. 

“Consígase un trozo de turrón del tamaño de un terrón de azúcar. Pínchese con un palillo e introdúzcase dicho trozo en una copa de champán. Déjese reposar el tiempo que dura un Ave María y sáquese. Envuélvase todo en una tela roja sobre la cual habrá escrito el nombre suyo junto al año del que se trate. Enciérrese este encantamiento en una caja de forma triangular. Portará la persona la caja siempre consigo por siete días. Al amanecer del séptimo día abrirá la caja, comerá el turrón y arrojará al fuego la caja y la tela. Mientras el encantamiento se consume en el fuego, pedirá salud y suerte para todo un año. Y se le concederá si comparte este encantamiento en Facebook o Twitter”. 

Bueno, yo ya estoy buscando la caja esa triangular, que va a ser lo más difícil, junto con lograr llevarla encima todo ese tiempo. Ah, y creo que en lugar de champán, también es válido utilizar cava o sidra.Hay quien duda de que el conjuro sea original del siglo XVI por citar en él las redes sociales y el champán, pero olvidan los poderes mágicos de Sarmiento, que seguro le permitían conocer el futuro. 

¡Allá ellos, incrédulos! ¡oh, gente de poca fe y flacas esperanzas! Yo confío en don Pedro. Nos vemos en 365 días y nos contamos si ha funcionado. Feliz 2015. Amén.

Más de este autor

Eclipse de yo

Cada año, por estas fechas, me eclipso. No sé realmente por qué pero se me oscurece el ánimo, sopla un viento frío en ...

Hillary Piñeiro

Dicen que los servicios secretos manejan unos cuestionarios especiales mediante los cuales se puede detectar a los espías extranjeros. No me refiero a los ...


Notice: Trying to get property 'category_nicename' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 319

Notice: Trying to get property 'cat_name' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 320

Notice: Trying to get property 'cat_ID' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 321

Más en El Subjetivo

Nuestras plagas de Egipto

"La realidad que nos rodea empieza a ser como leer la Biblia y la gente se burla de Greta como se burlaban de Noé, empeñado en su barco porque en esta vida descreída, ni creemos en el dolor ajeno, ni creemos en las noticias que avisan de todas esas cosas más terribles por venir"

España, caja única

"La fragmentación de la gestión de la seguridad social –sobre todo en materia de pensiones- generará más costes y descoordinación en un servicio que ya funciona relativamente bien"