The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Capitán España

Aunque pidiera 50 no iría a verle, que para oír a falsos profetas ya existe un substituto (y gratuito): el coletas.

Un Sr. González con chaqueta de pana, haciéndose pasar por currante mientras sus cuentas bancarias se hinchan de sueldos como asesor de esto y conferenciante de aquello. Inventor de la gran cultura del ‘pelotazo’, que animaría a los empresarios a reconvertirla bajo el PP en la del ‘ladrillazo’. Tremendo arquitecto de la mentira con lenguaje proletario.

Una vez ya ha vendido a su país y hundido la S y la O del partido, ahora quiere ser el ‘Capitán España’, salvando a otras naciones de los ‘Tiranos de Mordor’.

Y nada de mérito en la transición. Fue el Rey Juan Carlos el que tuvo el valor de desobedecer las órdenes del Caudillo y enfrentarse a la presión militar. De lo contrario se seguiría en el franquismo mientras el Sr. Gonzáléz viviría exiliado en Washington y trabajaría al servicio de la CIA. ¿Dónde? En la National Endowment for Democracy, que da premios y suculentas donaciones a aquellos terroristas que minan gobiernos respaldados por su pueblo, como el de Venezuela o Libia.

Venezuela tiene un gobierno que ha mostrado debilidad. No es posible que este señor haya sido declarado oficialmente ‘persona non grata’ y pueda entrar y campar a sus anchas. Los países deben ser soberanos, leales a la fuerza popular e impedir la intromisión de otros en asuntos internos tan importantes. Si el Sr. González quería publicidad, Venezuela también se la ha dado al permitirle su espectáculo.

¿De verdad cobra 80.000 euros por dar una charla? Tonto el que los paga. Aunque pidiera 50 no iría a verle, que para oír a falsos profetas ya existe un substituto (y gratuito): el coletas.

Más de este autor

A la carrera

Esta aparente relación amor-odio se trata de una simple negociación empresarial, donde EE.UU. tiene todas las de ganar, que para eso es ...

Más en El Subjetivo

Nuestras plagas de Egipto

"La realidad que nos rodea empieza a ser como leer la Biblia y la gente se burla de Greta como se burlaban de Noé, empeñado en su barco porque en esta vida descreída, ni creemos en el dolor ajeno, ni creemos en las noticias que avisan de todas esas cosas más terribles por venir"

España, caja única

"La fragmentación de la gestión de la seguridad social –sobre todo en materia de pensiones- generará más costes y descoordinación en un servicio que ya funciona relativamente bien"