Sandra Barneda

Canales Kleenex

Espero que la teoría del Kleenex –usar y tirar– no sea un mal extendido, una enfermedad contagiosa de medios públicos

No Category -

Canales Kleenex

Espero que la teoría del Kleenex –usar y tirar– no sea un mal extendido, una enfermedad contagiosa de medios públicos

Después de que el alto tribunal en Valencia invalidara el ERE que puso en la calle a mas de mil trabajadores del canal televisivo, el presidente de la Generalitat, feudo popular durante 18 años, Alberto Fabra se quedó “sin alternativa”: Cerrar Canal 9 o cerrar colegios y hospitales.  No se alarmen por esa putrefacta demagogia porque siempre hay otros que suben peldaño: Amenazan. Su homólogo en la Comunidad de Madrid, Ignacio González afirmando que «no tendrá otra alternativa» que cerrar Telemadrid si los sindicatos «lo hacen inviable» y el canal público madrileño «sigue siendo deficitario». Espero que la teoría del Kleenex –usar y tirar– no sea un mal extendido, una enfermedad contagiosa de medios públicos. Después de medio siglo de oscurantismo, este país se merecía algo más; unos dirigentes que al menos se hicieran responsables de sus torpezas, engaños y estafas. Canal 9 como Telemadrid son dos televisiones torturadas; desmembradas en pro del poder político. Dos televisiones que se alejaron de la objetividad, veracidad e imparcialidad de las informaciones; en la separación entre informaciones y opiniones, en el respeto; como rezaban sus respectivas Leyes de Radio y Televisión. Sus trabajadores –como hemos oído y vivido– fueron presionados a dejar de ser para sobrevivir en la agonía de ver como sus informativos se convertían en NO-DO,  el entretenimiento desaparecía de la parrilla y la fiel audiencia se esfumaba poco a poco. La mayoría de los que se quedaron, aguardando lo peor, no decidieron; acataron más allá de los límites de cualquier estilo de todo medio y de la propia libertad. Sólo unos privilegiados pudimos elegir entre libertad y trabajo. Ese que en dos meses, lo más probable, es que acaben perdiendo. Seguro que Aaron Sorkin –The Newsroom–tendría un final de altura preparado donde se demostrara que no siempre los poderosos pueden hacer y deshacer a sus anchas. 

 

 

Más de este autor

Bibi Asesinada

Me asustan algunas realidades, me hieren profundamente y, más allá de sacarme la ira, me cubren de estupefacción ante la impotencia de cambiar las cosas a ritmo de chasquido de dedos. Hay imágenes que te embriagan de belleza.

No Category -

Schumacher despierta

Cinco meses y medio pueden ser una eternidad o un chispazo en la vida. Para la mayoría se bascula entre esas dos realidades, pero para muy pocos, como para Michael Schumacher, un enorme blanco desde el pasado 29 de diciembre.

No Category -

Más en El Subjetivo

Item 1 of 4