Salvador Aragonés

Ada Colau reivindica el Ejército español

Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona de Podemos, ha conseguido afianzar las enseñanzas militares en el Salón de la Enseñanza de la Feria de Barcelona, precisamente al criticar la presencia de las enseñanzas militares en dicho espacio ferial.

Opinión

Ada Colau reivindica el Ejército español

Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona de Podemos, ha conseguido afianzar las enseñanzas militares en el Salón de la Enseñanza de la Feria de Barcelona, precisamente al criticar la presencia de las enseñanzas militares en dicho espacio ferial.

A la alcaldesa le ha salido el tiro por la culata. Su antimilitarismo no ha hecho más que favorecer a las Fuerzas Armadas españolas, presentes en la Feria para informar a los jóvenes de las titulaciones y estudios que se podían cursar en el Ejército.

En el Ejército no solo se aprende ciencia, tecnología, etc., sino también orden, disciplina, respeto a los profesores, patriotismo y toda una lista de virtudes castrenses que hoy brillan por su ausencia en las aulas universitarias.

Las Fuerzas Armadas, en España, son hoy ejemplo entre los ejércitos del mundo entero de su buen hacer con las poblaciones con las que trabaja en misiones de paz.

¿Qué no se quiere la guerra? Nadie la quiere, y tampoco los militares, pero si hoy no tienes unos tanques bien pertrechados y algunos aviones y navíos potentes, los otros te toman el primer el islote de Perejil que ecuentran, y después las Islas Baleares o la Bahía de Cádiz, y así vivimos otro Trafalgar.

No tener ejércitos sería lo ideal para todos, pero esto es vivir fuera de la realidad: hay contrabando, hay narcotráfico en las costas, hay yijadismo, hay piratería en el Mar Índico, y vivimos en el Mediterráneo, que es y ha sido a lo largo de la historia el mar más revuelto del mundo, entre el Islam y Occidente, entre Israel, Turquía, Rusia, Europa y el Mundo Árabe. Ahí es donde vive España… y Catalunya.

¿Es posible que haya ingenuos que piensan que la Península Ibérica bañada por el Mediterráneo y el Atlántico y lugar de paso hacia el Oriente por Gibraltar puede vivir sin ejército o con un ejército de mercenarios? El mundo hoy –y más en el Mediterráneo—no está para hacer poemas bucólicos. Me recuerda la época de la guerra fría cuando los comunistas pedían la paz y no la guerra, mientras la Rusia soviética estaba armada hasta los dientes y no tenía dinero para seguir armándose.

Contexto

    Más de este autor

    Adiós, Sharapova ¿para siempre?

    La tenista rusa, Maria Sharapova, ha dicho adiós al tenis por dopaje. ¿Será para siempre?

    A esta tenista de cuerpo estilizado y tacones de cigüeña y minifaldas al vuelo, que ganó cinco Grand Slam (dos Roland Garros), no la veremos en los torneos. Consumió “meldonium”, un medicamento que se usa para prevenir la diabetes y la escasez de magnesio. En consecuencia, fortalecen la musculatura.

    Opinión

    Un debate de investidura con las cartas marcadas

    El debate de Investidura de Pedro Sánchez, líder del PSOE, ha terminado su primer asalto sin éxito. No ha conseguido la mayoría absoluta y solo el apoyo de Ciudadanos de Albert Rivera. Sánchez, que decía durante el pasado mes que “voy en serio”, las fuerzas políticas del Congreso de los Diputados no se lo han tomado en serio y han votado en contra.

    Opinión

    Más en El Subjetivo

    José María Marco

    COVID-19. La tempestad

    Danme voces de Seir: Centinela, ¿qué queda de la noche? Centinela, ¿qué queda de la noche? / El centinela respondió: La mañana viene, y después la noche. Si queréis preguntar, preguntad, volved y venid. Isaías, 21: 11-12

    Zibaldone

    Compartiendo con Promoted

    Pablo de Lora

    All facts matter?

    «Es obvio que Estados Unidos sufre un problema de violencia, en general, y de violencia policial en particular. ¿Quién objetaría a tratar de solucionarlo en la mayor medida posible? Pero parece también que los datos evidencian un problema añadido de discriminación racial»

    Opinión