El temporal remite tras dejar cuatro muertos y aún afecta a 200 carreteras

Energía y Medioambiente

El temporal remite tras dejar cuatro muertos y aún afecta a 200 carreteras

Gloria, la séptima borrasca de la temporada y primera de 2020, ha azotado con especial virulencia al Mediterráneo

Doscientas carreteras afectadas, cortes de luz, inundaciones y miles de alumnos sin clase es el balance de este martes de un temporal que deja ya cuatro muertos y empieza a remitir tras anotar vientos de 144 kilómetros por hora, acumulaciones de lluvia de 200 litros por metro cuadrado, olas de 14 metros y temperaturas de 11 grados bajo cero.

Gloria, la séptima borrasca de la temporada y primera de 2020, ha azotado con especial virulencia al Mediterráneo, donde todavía se acusan los efectos del temporal marítimo y las intensas precipitaciones, que mantienen en alerta naranja los litorales de Baleares, Comunidad Valenciana y Cataluña.

Más de 200 carreteras de la península y Baleares tienen restringido el paso de vehículos por la nieve caída en las últimas horas, de las cuales ochenta son intransitables y en otras tantas es obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno.

En Cataluña, se han quedado sin clase más de 100.000 alumnos por el corte de carreteras o el cierre de sus centros educativos por razones de seguridad y el Instituto Isaac Albéniz de Badalona ha sido desalojado al caer un árbol sobre su fachada debido al fuerte viento mientras se desarrollaban las clases.

El servicio catalán de emergencias ha efectuado hasta el momento 25 asistencias a personas que han resultado heridas por los efectos del temporal de viento y que han requerido traslado hospitalario.

El Puerto de Barcelona mantiene su operativa marítima paralizada debido al fuerte oleaje y al viento y cinco líneas de Cercanías de Cataluña, trenes AVE y el servicio de larga distancia se han visto afectados por el temporal.

Los ríos Onyar, Daró, Ter y Tordera han aumentado su caudal considerablemente en las comarcas de Girona, por lo que Protección Civil ha pedido evitar riberas y puentes y no dejar aparcados coches en torrentes y rieras, donde esta mañana dos conductores fueron arrastrados por la fuerza del agua.

Un accidente entre tres camiones en la AP-7 en Figueres (Girona) ha dificultado a primeras horas de esta mañana la circulación por esa vía, ya muy afectada por la acumulación de nieve, aunque ha sido reabierta finalmente en sentido norte para todos los vehículos.

Unos 220.000 abonados se quedaron sin luz en la provincia de Girona a primera hora de la mañana, pero el servicio fue recuperado parcialmente hacia las 8.00 horas tras solventar los técnicos la avería que afectaba a la línea de alta tensión francesa.

En la Comunidad Valenciana, la borrasca Gloria, que afecta desde el domingo a la región, ha dejado en las últimas veinticuatro horas precipitaciones acumuladas de 567 litros por metro cuadrado en puntos de Valencia y rachas de viento de 120 kilómetros por hora.

Los bomberos trabajan intensamente desde primera hora de la mañana en las comarcas castellonenses de Els Ports y la Tinença de Benifassà, con 14 carreteras cortadas por la nieve, y la prioridad de abrir el acceso a los municipios que se encuentran aislados.

Un tornado ha recorrido parte del municipio valenciano de Vilamarxant, sin causar daños personales pero sí importantes desperfectos en instalaciones municipales y la caída de árboles, farolas y señales, y el desbordamiento de un barranco en la CV-41 entre la Pobla Llarga y Alzira ha obligado a cortar el tráfico en esa vía.

Mientras, el aeropuerto de Alicante-Elche, el quinto en pasajeros de España, recobra hoy progresivamente la actividad tras 40 horas cerrado.

En Murcia, la comarca del Mar Menor ha sufrido esta madrugada la tercera inundación en cuatro meses, que ha obligado a cortar decenas de calles y carreteras y a suspender las clases en los municipios de San Pedro del Pinatar, Los Alcázares y San Javier, así como a activar el Plan de Protección Civil ante el Riesgo de Inundaciones en el nivel 1 de su fase de emergencia.