Trump veta la decisión del Senado de EEUU que rechaza la emergencia para construir el muro

Mundo Ethos

Trump veta la decisión del Senado de EEUU que rechaza la emergencia para construir el muro
Foto: Evan Vucci

El Senado de Estados Unidos ha rechazado el uso que Donald Trump dio a la declaración del estado de emergencia para construir el muro en la frontera con México. Esta decisión ha supuesto un duro golpe político para el presidente estadounidense, puesto que la cámara es de mayoría republicana. Trump no ha tardado en contestar a través de su cuenta de Twitter y ha anunciado el uso de su poder de veto para proteger el muro, una de sus grandes promesas electorales.

Durante la votación, una docena de senadores republicanos se ha puesto del lado de los demócratas y ha apoyado el rechazo al estado de emergencia. La propuesta ya fue aprobada en el Congreso. El resultado final ha sido de 59 votos a favor y 41 en contra.

El veto de Trump a esta decisión supondrá que la resolución deberá ser devuelta al Congreso. Y en esta ocasión, se necesitaría el apoyo de al menos dos tercios de las dos cámaras, algo que es poco probable que ocurra. El escenario más probable es que la propuesta sea aprobada en el Congreso pero que no logre la aprobación del Senado, ya que harían falta ochos votos más del Partido Republicano de los que se han registrado este martes.

El pasado 15 de febrero, el presidente estadounidense declaró la emergencia nacional, una medida extraordinaria que permite acceder de forma temporal a poderes especiales para hacer frente a una crisis. La justificación de Trump para esta decisión fue la supuesta «invasión» de drogas y criminales que se estaba produciendo en la frontera con México.

La resolución contra el estado de emergencia fue presentada en el Congreso por el presidente del Caucus Hispano del Congreso (CHC), Joaquín Castro, para denunciar que Trump había ignorado la autoridad de los congresistas, que no aprobaron el desvío de fondos para la construcción del muro fronterizo.

Bajo el estado de emergencia, el mandatario estadounidense pretende desviar 6.600 millones de dólares (más de 5.800 millones de euros) de los presupuestos aprobados por el Congreso, que se sumarían a los 1.375 millones de dólares (más de 1.200 millones de euros) que sí otorgó el poder legislativo, informa Efe.