El PSOE castiga la desobediencia de sus diputadas expulsándolas de la dirección del partido

Política y Conflictos

El PSOE castiga la desobediencia de sus diputadas expulsándolas de la dirección del partido

El castigo también ha afectado a varias portavocías de las comisiones del Parlamento, entre las que se encuentra la diputada por Zaragoza Susana Sumelzo. El resto de socialistas que votaron en contra de Rajoy mantienen sus cargos en el partido. Margarita Robles conserva la presidencia de la Comisión de Justicia, mientras que los tres diputados del PSC -Manuel Cruz, Mercè Perea y Joan Ruiz- continúan con las suyas. La dirección del grupo parlamentario socialista queda de la siguiente manera: Antonio Hernando como presidente y portavoz; Miguel Ángel Heredia, secretario general; Isabel Rodríguez, Marisol Pérez y José Luis Ábalos, portavoces adjuntos. Pedro Muñoz releva a Sofía Hernanz en la cuarta portavocía y la quinta quedará vacante hasta una nueva decisión de la gestora.

Meritxell Batet y Sofía Hernanz, diputadas del PSOE que votaron ‘no’ en la investidura de Mariano Rajoy, han sido expulsadas de la dirección del grupo en el Congreso tras una reunión de la gestora de más de dos horas. El encargado de hacer pública la noticia ha sido Mario Jiménez (a la derecha de la fotografía), portavoz del órgano gestor socialista.

El castigo también ha afectado a varias portavocías de las comisiones del Parlamento, entre las que se encuentra la diputada por Zaragoza Susana Sumelzo. El resto de socialistas que votaron en contra de Rajoy mantienen sus cargos en el partido. Margarita Robles conserva la presidencia de la Comisión de Justicia, mientras que los tres diputados del PSC -Manuel Cruz, Mercè Perea y Joan Ruiz- continúan con las suyas. La dirección del grupo parlamentario socialista queda de la siguiente manera: Antonio Hernando como presidente y portavoz; Miguel Ángel Heredia, secretario general; Isabel Rodríguez, Marisol Pérez y José Luis Ábalos, portavoces adjuntos. Pedro Muñoz releva a Sofía Hernanz en la cuarta portavocía y la quinta quedará vacante hasta una nueva decisión de la gestora.