The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Rusia

El primer ministro japonés pide la "máxima presión posible" contra Corea del Norte

Redacción TO
Última actualización: 7 Sep 2017, 8:49 am CET
Foto: Sergei Karpukhin | Reuters

El primer ministro japonés Shinzo Abe ha pedido este jueves en Rusia la “máxima presión posible” contra el régimen de Pyongyang para obligarle a abandonar su programa de misiles nucleares. Una petición que coincide con la noticia de que la Unión Europea planea aplicar nuevas sanciones sobre Corea del Norte.

“La comunidad internacional debe unirse para poner la máxima presión posible a Corea del Norte”, ha dicho Abe en un discurso en el marco de un foro económico en Vladivostok, donde participa junto a los presidentes rusos Vladimir Putin y surcoreano Moon Jae-in.

“Tenemos que forzar a Corea del Norte a aplicar inmediata y plenamente todas las resoluciones apropiadas del Consejo de Seguridad de la ONU y a abandonar su programa de misiles nucleares de manera completa, verificable e irreversible”, ha subrayado.

Corea del Norte anunció el domingo haber llevado a cabo con éxito un ensayo nuclear con una bomba H, la más potente probada hasta ahora por el régimen de Pyongyang, desatando una ola de condenas internacionales.

“Corea del Norte lanza un evidente desafío a la paz, a la prosperidad, a la ley y el orden en la región e incluso en el mundo entero”, ha indicado Abe.

La UE prepara nuevas sanciones

La máxima responsable de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, ha anunciado este jueves que está preparando nuevas sanciones contra Corea del Norte para completar las que ya impone la ONU.

“Hoy propondré a los ministros trabajar en los próximos días en aumentar las sanciones autónomas de la UE“, ha declarado a su llegada a una reunión de ministros de Defensa y de Exteriores del bloque que se celebra en Tallin.

Mogherini es partidaria de “reforzar la presión económica contra Corea del Norte, apoyando una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y adoptando medidas económicas más duras”, incluyendo sanciones propias de la Unión Europea.

“Nuestra línea europea es muy clara en este sentido: más presión económica, más presión diplomática y unidad con nuestros socios regionales et internacionales”, ha explicado.

También ha pedido “evitar una espiral de confrontación militar que podría ser extremadamente peligrosa, no sólo para la región sino para el mundo entero”.

La UE ya aplica una larga lista de sanciones dictadas por la ONU o por el propio bloque. Ahora los europeos quieren ampliar las sanciones a la economía norcoreana, contra sectores como el petróleo o la pesca, para evitar que Pyongyang siga financiado su programa nuclear, indicó a AFP una fuente diplomática europea.